AQUÍ ENCONTRARÁS, ARTÍCULOS FOTOS Y VÍDEOS SOBRE LA FE CATÓLICA APOSTÓLICA Y ROMANA, DOCTRINA SOCIAL DE LA IGLESIA, COMENTARIOS DE ENCÍCLICAS, PENSAMIENTOS Y TEXTOS DE SANTOS DIGNIDAD HUMANA, DERECHOS HUMANOS, HISTORIA, EDUCACIÓN VIDEOS MUSICALES CLÁSICOS Y DE TODAS LAS ÉPOCAS.

"Soy un hombre de armas, un guerrero, scout. Paradójicamente, al único de mi especie que admiro, empuñó solamente la palabra, su técnica fue la humildad, su táctica la paciencia y la estrategia que le dio su mayor victoria fue dejarse clavar en una cruz por aquellos que amaba".

“Espíritu Santo, inspírame lo que debo pensar, lo que debo decir, lo que debo callar, lo que debo escribir, lo que debo hacer, como debo obrar, para el bien de los hombres, de la iglesia y el triunfo de Jesucristo”.

Desde La Trinchera Del Buen Combate en Argentina. Un Abrazo en Dios y La Patria.

16 de julio de 2017

SÍNDROME DE BURNOUT: EL MAL QUE SUFREN LAS MAMÁS DE HOY. CONSIDERACIONES PARA AMBOS SEXOS.

LAS MAMÁS DE HOY NO LA TIENEN NADA FÁCIL. COMPAGINAR EL TRABAJO ON LA FAMILIA, LOS QUEHACERES DE LA CASA, EL MARIDO Y LOS RETOS PERSONALES, PRODUCEN UN RITMO DE VIDA EXIGENTE Y ESTRESANTE, LO QUE PUEDE CAUSAR EN ELLAS EL SÍNDROME DE BURNOUT. Y LA “PRESIÓN SOCIAL” EMPEORA LAS COSAS.
Ellas quieren ser muy buenas en su trabajo y también anhelan ser unas madres de primera: quieren llevar los niños al cole, preparar su comida para que sea más sana, hacerles actividades en su tiempo libre y ser expertas en crianza; ah y también quieren ser ¡unas esposas de película!. Las mujeres de hoy se exigen demasiado a sí mismas -en parte por la presión social que las rodea-, pero esta situación les está pasando factura. 
A este fenómeno le han llamado "el Síndrome de Burnout", lo que en español traduce “agotamiento”
Foto: Freepik
QUE ES EL SÍNDROME DE BURNOUT
“El Síndrome de Burnout es una respuesta del organismo cuando ha estado sometido a un periodo de estrés intenso y prolongado, tanto desde el punto de vista físico como emocional” (1).
El término nació originalmente para describir un estrés crónico de tipo laboral, pero también se ha aplicado a la paternidad. La psicóloga Violaine Guéritault (2), autora del libro “El cansancio emocional y físico de las madres” , en el que estudia el “Burnout materno” y quien declara haberlo vivido ella misma, establece algunos de los generadores de estrés más frecuentes:
- El trabajo materno implica volver a hacer mil veces las mismas tareas. Tiene que lavar y limpiar. Todo vuelve a estar sucio algunos minutos más tarde, privando a la mujer de ese sentimiento de tarea hecha que da sentido y energía al trabajo.
- Una madre vive numerosas situaciones sobre las que no tiene ningún control. Le gustaría ser capaz de proteger a su hijo de todo, pero a menudo se ve impotente.
- Si hay algo que caracterice a los niños pequeños ese algo es la imprevisibilidad. Por mucho que la madre se planifique el día, lo más seguro es que sus previsiones acaben patas arriba. No es nada raro que, al llegar la noche, algunas madres, sintiéndose abatidas, lleguen a pensar que «no he hecho nada en todo el día».
- A todo ello hay que añadir que una madre no tiene derecho a cometer errores. Ella misma se pone el listón muy alto, y se desespera al comprobar la diferencia existente entre el modelo de lo que querría ser y lo que vive cada día.

SÍNTOMAS DEL SÍNDROME DE BURNOUT

Los síntomas se pueden confundir fácilmente con otras enfermedades, sin embargo un especialista puede detectarlo una vez estudie el caso a profundidad. 
SÍNTOMAS FÍSICOS MÁS COMUNES
  • dolores de cabeza, 
  • problemas gastrointestinales, 
  • cambios en el apetito, 
  • en el peso 
  • y en los patrones del sueño. 
SÍNTOMAS EMOCIONALES MÁS COMUNES
  • ansiedad, 
  • irritabilidad, 
  • depresión, 
  • apatía, 
  • aislamiento, 
  • ganas de llorar, 
  • nerviosismo constante, 
  • negativismo, 
  • dificultad para concentrarse, 
  • pérdida del interés, 
  • sentimientos de fracaso y de impotencia. 
La persona con Síndrome de Burnout se siente agotada y cansada la mayor parte del tiempo, y si el problema no se trata a tiempo, puede perder la capacidad de disfrutar. 
COMO EVITARLO
1. Reconoce que no eres perfecta: eres normal y real 
Antes que nada, hay que reconocer que no eres perfecta y no hay nada de malo en eso. Está bien en hacer todo lo mejor posible, ¡pero tampoco debes exigirte tanto! No te compares con otras madres, no anheles la vida de las mujeres que se muestran en las redes sociales porque en realidad “nadie sabe la lucha de nadie”. Así que mejor vive tu vida, ama a tu familia y confía en tus capacidades y en tu instinto materno. 
2. Aprende a delegar
Libérate de la necesidad de querer controlarlo todo, aprende a delegar y a confiar en otras personas (esposo, madre, familiares, nana o niñera, guardería, etc.) así no lo hagan tal cual como tú quisieras. 
3. ¡La practicidad ante todo!
Sé un poco flexible, sé práctica y relájate un poco; si la casa no está tan reluciente como acostumbrabas pero al menos está presentable, no te preocupes, eso puede esperar. 
4. Organiza bien el tiempo
Son tantas cosas para hacer que muchas veces no sabemos ni por dónde empezar. Así que lo mejor es escribir la lista de tareas y asignarle fecha y hora. Esto te ayuda a esclarecer un poco la mente y a ser más eficaz. 
5. Busca un momento para ti
¡Saca tiempo para ti o te terminarás quemando! Aunque parezca imposible, hay formas de lograrlo. Una de ellas es pidiendo ayuda a familiares, a personas de confianza o al esposo para que por unos minutos a la semana, cuiden a los niños y así puedas dedicarte a realizar alguna actividad que disfrutas. ¡Recuerda que si la mamá está bien los hijos estarán bien!.
Vale aclarar que todas las mamás hemos tenido días difíciles, en el que nos sentimos agotadas y algo irritables, lo que es completamente normal. Sin embargo, cuando una persona padece el Síndrome de Burnout, estos síntomas se vuelven en el estado constante durante un tiempo prologado. En este caso se aconseja consultar a un experto. 
Referencias
(1) etapainfantil.com (Mamás agotadas que padecen el Síndrome de Burnout)
(2) espanol.babycenter.com (¡Mamás agotadas! El Síndrome del Burnout)
AMPLIACIÓN DEL TEMA SOBRE DEL SÍNDROME DE BURNOUT Y CONSIDERACIONES PARA MABOS SEXOS.
El síndrome de Burnout o de cabeza quemada, tiene que ver con el estrés laboral, el desgaste ocupacional, también se refiere a la fatiga crónica del trabajador o empleado, por factores estresantes emocionales, situaciones interpersonales o físicas.
El agobio al extremo en una persona, bien sea por trabajar en exceso o por la dificultad de manejar el estrés laboral, causa malestar físico, mental y emocional y en su estado crónico se le conoce como Síndrome de Burnout. A nivel empresarial, la productividad se afecta con el estado de ánimo fluctuante y la baja energía de quienes lo padecen.
ESTE ESTADO PATOLÓGICO FUE DESCRITO POR PRIMERA VEZ EN 1969 POR EL CIENTÍFICO H.B. BRADLEY COMO METÁFORA DE UN FENÓMENO PSICOSOCIAL PRESENTE EN OFICIALES DE POLICÍA DE LIBERTAD CONDICIONAL, UTILIZANDO EL TÉRMINO STAFF BURNOUT.
Posteriormente sería desarrollado extensamente en 1974 por el psicólogo estadounidense Herbert Freudenberger a través de un estudio de campo al personal sanitario. Este autor utilizó dicho término basándose presumiblemente en la novela de Grahan Greene de nombre A Burnt-Out Case de 1960, donde se describe al protagonista como un sujeto que sufre de Burnout. En su libro detalla aquellos estados físicos y psicológicos que tanto él como otros colegas sufrían al trabajar con una gran cantidad de jóvenes drogadictos.
LOS MAS VULNERABLES
Las mujeres y las personas menores de 35 años, sobre todos los solteros, son las más vulnerables a padecer de este síndrome. Los ‘workaholic’ o adictos al trabajo, que no cuentan con una dinámica extra oficina, también suelen estar afectados, pues en su búsqueda por sobresalir en una empresa o de lograr sus metas profesionales, ponen en riesgo la salud.
Pero no sólo se ve en el trabajo. El estrés entre balancear las labores de la casa con el trabajo, para muchas madres representa demasiado. Igual sucede con quienes cuidan de personas enfermas o seres queridos con discapacidad.
El síndrome de Burnout es muy frecuente en personal sanitario como médicos, nutriólogos, enfermeras/os, psicólogas/os, psiquiatras, terapeutas ocupacionales, trabajadores sociales, terapeutas familiares y consejeros matrimoniales, así como personal administrativo y docente. Deportistas de élite, operadores de centros de llamadas, ingenieros, personal de las fuerzas armadas y policías, y hasta en áreas muy diversas como en el campo industrial, son muchas profesiones en las que actualmente, se observa un creciente repunte del síndrome.
Una forma de prevenirlo está asociada con un buen ambiente donde las personas se sientan valoradas, tanto como para tener ganas de ir a trabajar. Una cultura positiva de salud y bienestar en el trabajo donde la gente se sienta a gusto, tomada en cuenta, donde pueda compartir inquietudes, ayuda a mejorar la productividad y la reputación de la empresa.
COMO AFRONTARLO Y EVITAR QUEMARSE
Son básicas las recomendaciones para afrontar este síndrome, seguro le son familiares: 
  • mantener un estilo de vida saludable, 
  • con buena alimentación, 
  • ejercicio 
  • y dormir bien. 
Todo lo que ayude a estar feliz, centrado y en bienestar, aplica. También es importante poner límites, decir no cuando ya no se pueda asumir más responsabilidad. Aprovechar cualquier opción para el manejo del estrés: yoga, meditación o cualquier práctica al aire libre, como ir a caminar, o simplemente descansar, apartarse de las labores cotidianas y tomarse un rato para un té, un café o una infusión, sin pensar en nada más.
SOBRE EL CANSANCIO EMOCIONAL
Aprenda a no tomarse las cosas a pecho, ni asumir que todo es personal. Ayuda mucho consultar con un especialista, bien sea un terapeuta, un psicólogo, alguien que le oriente si siente que tiene demasiada presión encima y no puede manejarla adecuadamente. Un consejo a tiempo le evitará luego una enfermedad física o mental.
Si ve que las situaciones laborales no tienen una solución viable, busque otro empleo, quizás sea el mejor momento para alzar vuelo. Seguro hay empresas donde el equilibrio entre lo profesional y la vida personal sea un tema de interés y allí sí pueda echar raíces. 
CUANDO ESTÁS QUEMADO?
SÍNTOMAS FÍSICOS DEL BOURNOT
  • Si estás demasiado fatigado, cansado o agotado, 
  • si constantemente te resfrías o te enfermas porque tu sistema de defensa está debilitado, 
  • si sientes cambios en tu apetito o en los hábitos de sueño (más presencia de insomnio), dolores de cabeza o espalda y problemas musculares, 
  • trastornos digestivos, 
  • afecciones de la piel, 
  • problemas respiratorios o circulatorios, 
SÍNTOMAS EMOCIONALES DEL BOURNOT
  • si te sientes aislado, 
  • con sensación de derrota, 
  • fracaso o acorralado y sin opciones, 
  • si tienes muchas dudas o impotencia, 
  • pérdida de interés y motivación, 
  • negatividad, 
  • ira, 
  • hostilidad y cinismo
Estados de insatisfacción continua, ansiedad, angustia, tristeza y depresión están muy relacionados a este síndrome.
LAS CAUSAS DE ESTE SÍNDROME
Son muchas las causas del síndrome Burnout. Quienes están en áreas de trabajo y son expuestos a más de 8 horas diarias de trabajo o tienen horarios excesivos, tienden a presentar sus síntomas. Igual que los que están mucho tiempo en el mismo puesto de trabajo y además tienen una remuneración económica inadecuada. Igual desgaste ocupacional produce el estar inconforme con los compañeros y superiores por un trato incorrecto, un pésimo clima laboral o porque se trabaja en condiciones inhumanas.
Estudios con profesionales de la salud revelaron que en España y América Latina había mayor prevalencia de Burnout en España, Argentina, Uruguay, México, Ecuador, Perú, Colombia, Guatemala y El Salvador. Otro estudio realizado entre docentes latinoamericanos, estableció que en México hay mayor tendencia entre estos profesionales a estar afectados por Burnout que en Chile.
Fuente:
http://lafamilia.info/educacion-de-los-hijos/sindrome-de-burnout-el-mal-que-sufren-las-mamas-de-hoy
http://www.lanota-latina.com/que-es-el-sindrome-de-burnout/

No hay comentarios.:

Publicar un comentario