AQUÍ ENCONTRARÁS, ARTÍCULOS FOTOS Y VÍDEOS SOBRE LA FE CATÓLICA APOSTÓLICA Y ROMANA, DOCTRINA SOCIAL DE LA IGLESIA, COMENTARIOS DE ENCÍCLICAS, PENSAMIENTOS Y TEXTOS DE SANTOS DIGNIDAD HUMANA, DERECHOS HUMANOS, HISTORIA, EDUCACIÓN VIDEOS MUSICALES CLÁSICOS Y DE TODAS LAS ÉPOCAS.

"Soy un hombre de armas, un guerrero, scout. Paradójicamente, al único de mi especie que admiro, empuñó solamente la palabra, su técnica fue la humildad, su táctica la paciencia y la estrategia que le dio su mayor victoria fue dejarse clavar en una cruz por aquellos que amaba".

“Espíritu Santo, inspírame lo que debo pensar, lo que debo decir, lo que debo callar, lo que debo escribir, lo que debo hacer, como debo obrar, para el bien de los hombres, de la iglesia y el triunfo de Jesucristo”.

Desde La Trinchera Del Buen Combate en Argentina. Un Abrazo en Dios y La Patria.

23 de julio de 2017

LA DECLARACIÓN UNIVERSAL DE LOS DERECHOS HUMANOS. UN DOCUMENTO QUE TODOS DEBEMOS CONOCER Y DEFENDER.

Eleanor Roosevelt y la Declaración Universal de los Derechos Humanos (Derechos del Hombre) en español.
La Declaración Universal de los Derechos Humanos es un documento que marca un hito en la historia de los derechos humanos. Elaborada por representantes de todas las regiones del mundo con diferentes antecedentes jurídicos y culturales, la Declaración fue proclamada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en París, el 10 de diciembre de 1948 en su Resolución 217 A (III), como un ideal común para todos los pueblos y naciones. La Declaración establece, por primera vez, los derechos humanos fundamentales que deben protegerse en el mundo entero y ha sido traducida en más de 500 idiomas.
Resolución 217 (A) de la Asamblea General de las Naciones Unidas
AsuntoCarta Internacional de los Derechos del Hombre
Fecha10 de diciembre de 1948
Sesión núm.3
CódigoA/RES/217(III)[A]
(A)(1948) Documento oficial[i]
VotaciónA favor: 48
En contra: 0
Abstenciones: 8
Ausentes: 2
ResultadoAprobada

DECLARACIÓN UNIVERSAL DE LOS DERECHOS HUMANOS.
La Declaración Universal de los Derechos Humanos (DUDH) es un documento declarativo adoptado por la Asamblea General de las Naciones Unidas en su Resolución 217 A (III), el 10 de diciembre de 1948 en París; en esta se recogen en sus 30 artículos los derechos humanos considerados básicos, a partir de la carta de San Francisco (26 de junio de 1945).
La unión de esta declaración y los Pactos Internacionales de Derechos Humanos y sus Protocolos comprende lo que se ha denominado la Carta Internacional de Derechos Humanos. Mientras que la Declaración constituye, generalmente, un documento orientativo, los Pactos son tratados internacionales que obligan a los Estados firmantes a cumplirlos.
En numerosas convenciones, declaraciones y resoluciones internacionales de derechos humanos se han reiterado los principios básicos de derechos humanos enunciados por primera vez en la Declaración Universal de Derechos Humanos, como su universalidad, interdependencia e indivisibilidad, la igualdad y la no discriminación, y el hecho de que los derechos humanos vienen acompañados de derechos y obligaciones por parte de los responsables y los titulares de estos. En la actualidad, todos los Estados Miembros de las Naciones Unidas han ratificado al menos uno de los nueve tratados internacionales básicos de derechos humanos, y el 80 % de ellos ha ratificado al menos cuatro de ellos, lo que constituye una expresión concreta de la universalidad de la DUDH y del conjunto de los derechos humanos internacionales. ONU: Fundamento de las normas internacionales de derechos humanos.1
Foto ONU
En 1950, en el segundo aniversario de la adopción de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, los estudiantes de la Escuela Infantil Internacional de la ONU en Nueva York vieron un cartel del documento histórico.
HISTORIA
En la lenta evolución de los Derechos Humanos en la historia, es a partir del siglo XVII cuando empiezan a contemplarse declaraciones explícitas con base en la idea contemporánea del “derecho natural”. Inglaterra incorpora en 1679 a su constitución la Habeas Corpus Act (Ley de hábeas corpus) y la Bill of Rights (Declaración de Derechos) en 1689. En Francia como consecuencia de la Revolución francesa, se hace pública, en 1789, la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano.
En 1927, entra en vigor la Convención sobre la Esclavitud de 1926, que prohíbe la esclavitud en todas sus formas. Los llamados “Códigos de Malinas” que abarcan la Moral Internacional (1937), Relaciones Sociales (1927), Relaciones Familiares (1951) y el Código de Moral Política (1957), son intentos parciales de la conciencia pública por regular una seguridad mínima de respeto al individuo, habitualmente ignorado por los Estados. Como consecuencia de la Primera Guerra Mundial la Sociedad de Naciones impulsó los Convenios de Ginebra sobre seguridad, respeto y derechos mínimos de los prisioneros de guerra, y en 1948 tras la Segunda Guerra Mundial, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó el documento titulado “Declaración Universal de los Derechos Humanos”, conjunto de normas y principios, garantía de la persona frente a los poderes públicos.
ESTRUCTURA Y CONTENIDOS
La DUDH (Declaración Universal de los Derechos Humanos) se compone de un preámbulo y treinta artículos, que recogen derechos de carácter civil, político, social, económico y cultural.
EXPLICACIÓN
Preámbulo
El preámbulo como parte expositiva que precede un documento legal, también llamado exposición de motivos o considerandos, no forma parte de la norma, ni es obligatoria, según se acepta habitualmente, pero se emplea para el análisis e interpretación de las intenciones de la misma. Constituye, por lo tanto, una importante fuente interpretativa y síntesis de la Declaración. Particularmente el Preámbulo de la DUDH fue redactado al final, cuando ya eran conocidos todos los derechos que serían incluidos en el texto definitivo.
El tercer considerando destaca un régimen de Derecho como esencial para la protección de los derechos humanos. Es tan importante la construcción de una sociedad donde los ciudadanos puedan disfrutar sus derechos, sin que sea necesario recurrir al supremo recurso de la rebelión si hay una situación extrema de tiranía u opresión que exige esta respuesta por parte de los ciudadanos:
Considerando esencial que los derechos humanos sean protegidos por un régimen de Derecho, a fin de que el hombre no se vea compelido al supremo recurso de la rebelión contra la tiranía y la opresión;

El cuarto considerando afirma la importancia de promover la amistad entre las naciones, sorprende su brevedad y falta de concreción, debido a que en el momento histórico de la redacción de la Declaración ya había comenzado la Guerra Fría, quedando esa cuestión relegada:
Considerando también esencial promover el desarrollo de relaciones amistosas entre las naciones;

El quinto considerando toma nota del compromiso que los pueblos asumieron al fundar las Naciones Unidas en San Francisco (Estados Unidos), en 1942 la Carta de las Naciones Unidas menciona los derechos humanos en siete lugares de su texto expresamente. Este considerando reconoce que el compromiso surge de los pueblos como tales:
Considerando que los pueblos de las Naciones Unidas han reafirmado en la Carta su fe en los derechos fundamentales del hombre, en la dignidad y el valor de la persona humana y en la igualdad de derechos de hombres y mujeres, y se han declarado resueltos a promover el progreso social y a elevar el nivel de vida dentro de un concepto más amplio de la libertad

El sexto considerando va dirigido a los Estados miembros de Naciones Unidas, a los gobiernos y su decisión de trabajar para lograr el respeto universal y efectivo de los derechos humanos.
Considerando que los Estados Miembros se han comprometido a asegurar, en cooperación con la Organización de las Naciones Unidas, el respeto universal y efectivo a los derechos y libertades fundamentales del hombre

Artículos 1 y 2
Toda persona tiene los derechos y libertades proclamados en esta Declaración, sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición.
Además, no se hará distinción alguna fundada en la condición política, jurídica o internacional del país o territorio de cuya jurisdicción dependa una persona, tanto si se trata de un país independiente, como de un territorio bajo administración fiduciaria, no autónomo o sometido a cualquier otra limitación de soberanía.

Artículo 2 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos
Artículos 3 al 27
Los derechos quedan enunciados en los artículos del 3 al 27, y pueden clasificarse, según René Cassin, como sigue:
Los artículos del 3 al 11 recogen derechos de carácter personal;
Nadie estará sometido a esclavitud ni a servidumbre, la esclavitud y la trata de esclavos están prohibidas en todas sus formas.
Nadie será sometido a torturas ni a penas o tratos crueles, inhumanos o degradantes.
Toda persona acusada de delito tiene derecho a que se presuma su inocencia mientras no se pruebe su culpabilidad[...]

Artículos 4, 5 y 11.1 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos
Los artículos 12 a 17 recogen derechos del individuo en relación con la comunidad;
Toda persona tiene derecho a salir de cualquier país, incluso del propio, y a regresar a su país.Toda persona tiene derecho a la propiedad, individual y colectivamente.Artículos 13.2 y 17.1 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos
Los artículos 18 a 21 recogen derechos de pensamiento, de conciencia, de religión y libertades políticas.
Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión; este derecho incluye la libertad de cambiar de religión o de Creencia, así como la libertad de manifestar su religión o su creencia, individual y colectivamente, tanto en público como en privado, por la enseñanza, la práctica, el culto y la observancia. Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión. 
Artículos 18 y 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos
Y los artículos 22 a 27 recogen derechos económicos, sociales y culturales.
Toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, así como a su familia, la salud, el bienestar, y en especial la alimentación, el vestido, la vivienda, la asistencia médica [...]
Artículo 25 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos
Toda persona tiene derecho a la educación. La educación debe ser gratuita, al menos en lo concerniente a la instrucción elemental y fundamental. La instrucción elemental será obligatoria [...]
Artículo 26 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos
Artículos del 28 al 30 Recogen las condiciones y límites con que estos derechos deben ejercerse.
Toda persona tiene derecho a que se establezca un orden social e internacional en el que los derechos y libertades proclamados en esta Declaración se hagan plenamente efectivos.
Artículo 28 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos
Sello conmemorativo de los 5 años de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.
DECLARACIÓN UNIVERSAL DE LOS DERECHOS HUMANOS. De la Organización de las Naciones Unidas
Asamblea General de las Naciones Unidas. Resolución 217 A (III) del 10 de diciembre de 1948. París.
PREAMBULO
Considerando que la libertad, la justicia y la paz en el mundo tienen por base el reconocimiento de la dignidad intrínseca y de los derechos iguales e inalienables de todos los miembros de la familia humana;
Considerando que el desconocimiento y el menosprecio de los derechos humanos han originado actos de barbarie ultrajantes para la conciencia de la humanidad, y que se ha proclamado, como la aspiración más elevada del hombre, el advenimiento de un mundo en que los seres humanos, liberados del temor y de la miseria, disfruten de la libertad de palabra y de la libertad de creencias;
Considerando esencial que los derechos humanos sean protegidos por un régimen de Derecho, a fin de que el hombre no se vea compelido al supremo recurso de la rebelión contra la tiranía y la opresión;
Considerando también esencial promover el desarrollo de relaciones amistosas entre las naciones;
Considerando que los pueblos de las Naciones Unidas han reafirmado en la Carta su fe en los derechos fundamentales del hombre, en la dignidad y el valor de la persona humana y en la igualdad de derechos de hombres y mujeres, y se han declarado resueltos a promover el progreso social y a elevar el nivel de vida dentro de un concepto más amplio de la libertad;
Considerando que los Estados Miembros se han comprometido a asegurar, en cooperación con la Organización de las Naciones Unidas, el respeto universal y efectivo a los derechos y libertades fundamentales del hombre, y
Considerando que una concepción común de estos derechos y libertades es de la mayor importancia para el pleno cumplimiento de dicho compromiso;
LA ASAMBLEA GENERAL proclama la presente DECLARACIÓN UNIVERSAL DE DERECHOS HUMANOS como ideal común por el que todos los pueblos y naciones deben esforzarse, a fin de que tanto los individuos como las instituciones, inspirándose constantemente en ella, promuevan, mediante la enseñanza y la educación, el respeto a estos derechos y libertades, y aseguren, por medidas progresivas de carácter nacional e internacional, su reconocimiento y aplicación universales y efectivos, tanto entre los pueblos de los Estados Miembros como entre los de los territorios colocados bajo su jurisdicción.
Artículo 1
Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros.
Artículo 2
Toda persona tiene todos los derechos y libertades proclamados en esta Declaración, sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición.
Además, no se hará distinción alguna fundada en la condición política, jurídica o internacional del país o territorio de cuya jurisdicción dependa una persona, tanto si se trata de un país independiente, como de un territorio bajo administración fiduciaria, no autónomo o sometido a cualquier otra limitación de soberanía.
Artículo 3
Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona.
Artículo 4
Nadie estará sometido a esclavitud ni a servidumbre, la esclavitud y la trata de esclavos están prohibidas en todas sus formas.
Artículo 5
Nadie será sometido a torturas ni a penas o tratos crueles, inhumanos o degradantes.
Artículo 6
Todo ser humano tiene derecho, en todas partes, al reconocimiento de su personalidad jurídica.
Artículo 7
Todos son iguales ante la ley y tienen, sin distinción, derecho a igual protección de la ley. Todos tienen derecho a igual protección contra toda discriminación que infrinja esta Declaración y contra toda provocación a tal discriminación.
Artículo 8
Toda persona tiene derecho a un recurso efectivo ante los tribunales nacionales competentes, que la ampare contra actos que violen sus derechos fundamentales reconocidos por la constitución o por la ley.
Artículo 9
Nadie podrá ser arbitrariamente detenido, preso ni desterrado.
Artículo 10
Toda persona tiene derecho, en condiciones de plena igualdad, a ser oída públicamente y con justicia por un tribunal independiente e imparcial, para la determinación de sus derechos y obligaciones o para el examen de cualquier acusación contra ella en materia penal.
Artículo 11
1. Toda persona acusada de delito tiene derecho a que se presuma su inocencia mientras no se pruebe su culpabilidad, conforme a la ley y en juicio público en el que se le hayan asegurado todas las garantías necesarias para su defensa.
2. Nadie será condenado por actos u omisiones que en el momento de cometerse no fueron delictivos según el Derecho nacional o internacional. Tampoco se impondrá pena más grave que la aplicable en el momento de la comisión del delito.
Artículo 12
Nadie será objeto de injerencias arbitrarias en su vida privada, su familia, su domicilio o su correspondencia, ni de ataques a su honra o a su reputación. Toda persona tiene derecho a la protección de la ley contra tales injerencias o ataques.
Artículo 13
1. Toda persona tiene derecho a circular libremente y a elegir su residencia en el territorio de un Estado.
2. Toda persona tiene derecho a salir de cualquier país, incluso del propio, y a regresar a su país.
Artículo 14
1. En caso de persecución, toda persona tiene derecho a buscar asilo, y a disfrutar de él, en cualquier país.
2. Este derecho no podrá ser invocado contra una acción judicial realmente originada por delitos comunes o por actos opuestos a los propósitos y principios de las Naciones Unidas.
Artículo 15
1. Toda persona tiene derecho a una nacionalidad.
2. A nadie se privará arbitrariamente de su nacionalidad ni del derecho a cambiar de nacionalidad.
Artículo 16
1. Los hombres y las mujeres, a partir de la edad núbil, tienen derecho, sin restricción alguna por motivos de raza, nacionalidad o religión, a casarse y fundar una familia, y disfrutarán de iguales derechos en cuanto al matrimonio, durante el matrimonio y en caso de disolución del matrimonio.
2. Sólo mediante libre y pleno consentimiento de los futuros esposos podrá contraerse el matrimonio.
3. La familia es el elemento natural y fundamental de la sociedad y tiene derecho a la protección de la sociedad y del Estado.
Artículo 17
1. Toda persona tiene derecho a la propiedad, individual y colectivamente.
2. Nadie será privado arbitrariamente de su propiedad.
Artículo 18
Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión; este derecho incluye la libertad de cambiar de religión o de creencia, así como la libertad de manifestar su religión o su creencia, individual y colectivamente, tanto en público como en privado, por la enseñanza, la práctica, el culto y la observancia.
Artículo 19
Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.
Artículo 20
1. Toda persona tiene derecho a la libertad de reunión y de asociación pacíficas.
2. Nadie podrá ser obligado a pertenecer a una asociación.
Artículo 21
1. Toda persona tiene derecho a participar en el gobierno de su país, directamente o por medio de representantes libremente escogidos.
2. Toda persona tiene el derecho de acceso, en condiciones de igualdad, a las funciones públicas de su país.
3. La voluntad del pueblo es la base de la autoridad del poder público; esta voluntad se expresará mediante elecciones auténticas que habrán de celebrarse periódicamente, por sufragio universal e igual y por voto secreto u otro procedimiento equivalente que garantice la libertad del voto.
Artículo 22
Toda persona, como miembro de la sociedad, tiene derecho a la seguridad social, y a obtener, mediante el esfuerzo nacional y la cooperación internacional, habida cuenta de la organización y los recursos de cada Estado, la satisfacción de los derechos económicos, sociales y culturales, indispensables a su dignidad y al libre desarrollo de su personalidad.
Artículo 23
1. Toda persona tiene derecho al trabajo, a la libre elección de su trabajo, a condiciones equitativas y satisfactorias de trabajo y a la protección contra el desempleo.
2. Toda persona tiene derecho, sin discriminación alguna, a igual salario por trabajo igual.
3. Toda persona que trabaja tiene derecho a una remuneración equitativa y satisfactoria, que le asegure, así como a su familia, una existencia conforme a la dignidad humana y que será completada, en caso necesario, por cualesquiera otros medios de protección social.
4. Toda persona tiene derecho a fundar sindicatos y a sindicarse para la defensa de sus intereses.
Artículo 24
Toda persona tiene derecho al descanso, al disfrute del tiempo libre, a una limitación razonable de la duración del trabajo y a vacaciones periódicas pagadas.
Artículo 25
1. Toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, así como a su familia, la salud y el bienestar, y en especial la alimentación, el vestido, la vivienda, la asistencia médica y los servicios sociales necesarios; tiene asimismo derecho a los seguros en caso de desempleo, enfermedad, invalidez, viudez, vejez u otros casos de pérdida de sus medios de subsistencia por circunstancias independientes de su voluntad.
2. La maternidad y la infancia tienen derecho a cuidados y asistencia especiales. Todos los niños, nacidos de matrimonio o fuera de matrimonio, tienen derecho a igual protección social.
Artículo 26
1. Toda persona tiene derecho a la educación. La educación debe ser gratuita, al menos en lo concerniente a la instrucción elemental y fundamental. La instrucción elemental será obligatoria. La instrucción técnica y profesional habrá de ser generalizada; el acceso a los estudios superiores será igual para todos, en función de los méritos respectivos.
2. La educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana y el fortalecimiento del respeto a los derechos humanos y a las libertades fundamentales; favorecerá la comprensión, la tolerancia y la amistad entre todas las naciones y todos los grupos étnicos o religiosos, y promoverá el desarrollo de las actividades de las Naciones Unidas para el mantenimiento de la paz.
3. Los padres tendrán derecho preferente a escoger el tipo de educación que habrá de darse a sus hijos.
Artículo 27
1. Toda persona tiene derecho a tomar parte libremente en la vida cultural de la comunidad, a gozar de las artes y a participar en el progreso científico y en los beneficios que de él resulten.
2. Toda persona tiene derecho a la protección de los intereses morales y materiales que le correspondan por razón de las producciones científicas, literarias o artísticas de que sea autora.
Artículo 28
Toda persona tiene derecho a que se establezca un orden social e internacional en el que los derechos y libertades proclamados en esta Declaración se hagan plenamente efectivos.
Artículo 29
1. Toda persona tiene deberes respecto a la comunidad, puesto que sólo en ella puede desarrollar libre y plenamente su personalidad.
2. En el ejercicio de sus derechos y en el disfrute de sus libertades, toda persona estará solamente sujeta a las limitaciones establecidas por la ley con el único fin de asegurar el reconocimiento y el respeto de los derechos y libertades de los demás, y de satisfacer las justas exigencias de la moral, del orden público y del bienestar general en una sociedad democrática.
3. Estos derechos y libertades no podrán, en ningún caso, ser ejercidos en oposición a los propósitos y principios de las Naciones Unidas.
Artículo 30
Nada en esta Declaración podrá interpretarse en el sentido de que confiere derecho alguno al Estado, a un grupo o a una persona, para emprender y desarrollar actividades o realizar actos tendientes a la supresión de cualquiera de los derechos y libertades proclamados en esta Declaración.
IMPORTANCIA DE LA DECLARACIÓN
Aunque no es un documento obligatorio o vinculante para los Estados, sirvió como base para la creación de las dos convenciones internacionales de la ONU, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, pactos que fueron adoptados por la Asamblea General de Naciones Unidas en su resolución 2200 A (XXI), de 16 de diciembre de 1966.4​ Sigue siendo citada ampliamente por profesores universitarios, abogados defensores y por tribunales constitucionales. Así mismo el texto adquiere rango constitucional en algunos países, como es el caso de Argentina:
Aprobar o desechar tratados concluidos con las demás naciones y con las organizaciones internacionales y los concordatos con la Santa Sede. Los tratados y concordatos tienen jerarquía superior a las leyes.
La Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre; la Declaración Universal de Derechos Humanos; (...); en las condiciones de su vigencia, tienen jerarquía constitucional, no derogan artículo alguno de la primera parte de esta Constitución y deben entenderse complementarios de los derechos y garantías por ella reconocidos. Sólo podrán ser denunciados, en su caso, por el Poder Ejecutivo Nacional, previa aprobación de las dos terceras partes de la totalidad de los miembros de cada Cámara.
Los demás tratados y convenciones sobre derechos humanos, luego de ser aprobados por el Congreso, requerirán el voto de las dos terceras partes de la totalidad de los miembros de cada Cámara para gozar de la jerarquía constitucional.
Artículo 75, inciso 22 de la Constitución de la Nación Argentina (1994)
También la Constitución Española de 1978 reconoce la Declaración:
Las normas relativas a los derechos fundamentales y a las libertades que la Constitución reconoce se interpretarán de conformidad con la Declaración Universal de Derechos Humanos y los tratados y acuerdos internacionales sobre las materias ratificados por España
Artículo 10, apartado 2, de la Constitución Española (1978)
Abogados internacionalistas continuamente debaten cuáles de sus estipulaciones se pueden decir que constituyen derecho internacional consuetudinario. Las opiniones varían mucho en cuanto a esto y se cuestionan desde algunas estipulaciones hasta todo el documento.
Según el Libro Guinness de los récords, la DUDH es el documento traducido a más idiomas en el mundo (en el 2004 había sido traducido a más de 330 idiomas).
Fuente:
http://www.un.org/es/universal-declaration-human-rights/
https://es.wikipedia.org/wiki/Declaraci%C3%B3n_Universal_de_los_Derechos_Humanos
https://es.wikisource.org/wiki/Declaraci%C3%B3n_Universal_de_los_Derechos_Humanos
https://es.wikipedia.org/wiki/Declaraci%C3%B3n_Universal_de_los_Derechos_Humanos
http://www.un.org/es/universal-declaration-human-rights/?utm_content=buffer0e2e3&utm_medium=social&utm_source=facebook.com&utm_campaign=buffer

20 de julio de 2017

DÍA DEL AMIGO en la República Argentina, 20 de Julio. ¿Porqué se celebra este día?. Su Historia. LA AMISTAD DEL GENERAL MANUEL BELGRANO Y EL GENERAL JOSÉ DE SAN MARTÍN.

🔼No debe confundirse con Día Internacional de la Amistad
El día del amigo es un día propuesto para celebrar la amistad. Tiene como antecedente la Cruzada mundial de la amistad que se había instaurado en Paraguay el 30 de julio de 1958.1 Es festejado en otros países latinoamericanos en diferente fecha. En Brasil, Uruguay y Argentina la propuesta más difundida es la del día que el hombre llegó a la Luna (20 de julio de 1969).

El 27 de abril de 2011, la Asamblea General de las Naciones Unidas resolvió finalmente invitar a todos los países miembros a celebrar el Día Internacional de la Amistad el 30 de julio de cada año, siguiendo la propuesta original promovida por la Cruzada mundial de la amistad.
El "Día del Amigo” es un invento argentino, que encontró la inspiración en un ignoto odontólogo, músico y profesor de psicología, filosofía e historia, de una manera muy especial.
El 20 de julio de 1969, un hombre pisó la Luna por primera vez. Ese día Enrique Ernesto Febbraro tuvo una idea repentina: conectarse con el resto del mundo a través del envío de cartas.
Fueron 1.000 mensajes los que envió. Todas a diferentes personas de diversos países. La respuesta no tardó en llegar: 700 individuos le respondieron su misiva y, de esta forma, quedó instalada esta fecha como el “Día Internacional del Amigo”.
Enrique Ernesto Febbraro
LA ELECCIÓN DE ESTE DÍA ESPECÍFICO NO FUE AL AZAR
Febbraro, alto miembro de la masonería argentina, tenía una empatía muy grande con Edwin Aldrin, coronel de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, quien descendió de la nave espacial Apolo XI y se unió junto a su compañero Neil Armstrong en el aterrizaje del hombre en la Luna. Aldrin también era masón.
Enrique Ernesto Febbraro murió el 4 de noviembre de 2008. En su última entrevista, dada al diario la “Voz del Interior”, aseguró que 
"la amistad es la virtud más sobresaliente porque es desinteresada de todas maneras". Además agregó que la idea "fue una vieja ocurrencia de cuando era locutor en Radio Argentina con Juan Monti".
"El Gobierno nos daba una lista con las celebraciones que había que evocar todos los días. Era una cantidad enorme de fechas patrióticas, militares, políticas, pero no había ninguna virtud que se festejara. Le conté a Monti (Uno de los fundadores de la Sociedad Argentina de Locutores) mi idea de festejar el Día del Amigo. “Y bueno, hágalo. Yo lo voy a apoyar, me dijo".
Con el paso de los años se comprobó que su iniciativa tuvo éxito: cada 20 de julio los amigos que viven en la Argentina, Brasil, Uruguay y España se reúnen en casas, bares y restaurantes para brindar por su amistad.
"Comencé a hacer unas tarjetas postales muy expresivas en las que le contaba a toda la gente que había conocido en el mundo mi idea para que el 21 de julio fuera el Día del Amigo. Pero resulta que los estadounidenses se adelantaron, así que tuve que ir al correo a corregirlas y cambiar 21 por 20″, sostuvo el odontólogo argentino.
Hace algunos años, la "Gran Logia de la Argentina de Libres y Aceptados Masones" celebró en un comunicado "este gesto profundo de amor por el género humano. Con perseverancia y coraje han colocado la bandera progresista de la masonería en la Luna y en los corazones de toda la humanidad".
La tripulación del Apolo XI: Armstrong, Collins y Aldrin Jr en mayo de 1969. (EFE)
EL PORQUÉ DE LAS IMÁGENES QUE ACOMPAÑAN ESTA EFEMÉRIDE
  • La Pirámide de Chacabuco en Tucumán (Foto de Ángel Paganelli, de 1872)
  • El Bergantín “Belgrano” (Sello “Día de la Armada”; Argentina - Año 1974)
LOS BELGRANIANOS NOS HONRAMOS DE CELEBRAR ESTE DÍA, EN LA AMISTAD ADMIRADA Y NOBLE QUE CULTIVARON LOS PADRES FUNDADORES DE NUESTRA INDEPENDENCIA, EL GENERAL MANUEL BELGRANO Y EL GENERAL JOSÉ DE SAN MARTIN.
La Pirámide de Chacabuco en Tucumán, (Arquitectónicamente un obelisco), es un tributo que el General Manuel Belgrano hizo levantar para celebrar el triunfo de Chacabuco (12 de febrero de 1817).
La victoria de Chacabuco en 1817, según las memorias del general José María Paz
“Fue celebrada en Tucumán con locura”
y el general Belgrano 
“Hizo levantar un monumento para perpetuar su memoria”, en la zona de La Ciudadela. Es la pirámide que se conserva en la hoy plaza Belgrano.
Al levantarla, Belgrano – narra Bartolomé Mitre - manifestó a San Martín que
“los pueblos y ejército de mi mando, llenos de júbilo, ven en V.E. al libertador de Chile, y le dan las gracias por el beneficio que deben a sus nobles esfuerzos, felicitándolo conmigo, igualmente que a sus compañeros de armas, que han sabido seguir sus huellas para cubrir de gloria las armas de la Nación”.
En 2012, con motivo del bicentenario de la Batalla de Tucumán, se llevó a cabo un arreglo a fondo de la plaza Belgrano y de su ajuar. Quedó notablemente embellecida. Los mármoles de la pirámide fueron pulidos sin modificar las leyendas.
Es de esperar que se siga respetando y cuidando este obelisco que constituye, no sólo un homenaje de Belgrano a la primera victoria sanmartiniana en Chile, sino que es también el 
  • Primer monumento público con que contó la ciudad de Tucumán
  • Primer monumento nacional a la Victoria de Chacabuco.
La Pirámide de Chacabuco en Tucumán
🔺La batalla de Chacabuco fue una decisiva contienda de la Independencia de Chile en la cual combatieron el Ejército de los Andes, formado por tropas de las Provincias Unidas del Río de la Plata y chilenas exiliadas en Mendoza, y el Ejército Realista, resultando en una firme victoria para el bando independentista comandado por el general José de San Martín. La batalla tuvo lugar el 12 de febrero de 1817, en la hacienda de Chacabuco (Colina), a 55 km al norte de la ciudad de Santiago (contados desde el centro de la antigua pequeña ciudad).
Tropas chilenas y argentinas rumbo a la Batalla de Chacabuco (12 de febrero de 1817), lideradas por el general José de San Martín.
A SU TIEMPO, EL GENERAL JOSÉ DE SAN MARTÍN TUVO LA OPORTUNIDAD DE DEVOLVER LA GENTILEZA.
El 20 de agosto de 1820, partió de Valparaíso (Chile), con destino al Perú, la Expedición Libertadora del Perú al mando del General José de San Martín.
El desembarco se produjo en la mañana del 8 de septiembre de 1820, en la Bahía de Paracas, próxima a la Ciudad de Pisco, que fue tomada durante la tarde.
Con la caída de este puerto y ciudad, también fue capturada parta de la flota Realista que desde allí operaba.
El Libertador de Chile y Perú rebautizó con el nombre de “General Manuel Belgrano”, o simplemente “Belgrano”, como acostumbraba la tradición naval de la época, a uno de los bergantines requisados.
Fue en este mismo bergantín – “Belgrano” –, que el 20 de setiembre de 1822, el General San Martín, habiendo renunciado al gobierno del Perú, se embarca en Ancón, con destino a Chile.
Para la historia fue un acto de magnanimidad entre ambos Próceres, para ellos, sencillamente, el tributo de un amigo a otro amigo.
“No se encontraban atados a intereses políticos su único horizonte era lograr la libertad del país. Por eso Belgrano entregó el mando tan sencillamente y por eso también San Martín fue su primer admirador. Ambos se complementaban; el segundo conocía la táctica militar y el primero el país donde actuaban”.
Bergantín – “Belgrano” 
DE UNA ENTREVISTA A LA PRENSA DEL ROTARY
El día internacional del amigo tiene origen en Argentina, sí, en nuestro país; y se lo debemos a Enrique Ernesto Febbraro, profesor de psicología, filosofía, historia músico y odontólogo. Vivía en Lomas de Zamora, fue socio fundador del Rotary Club de San Cristóbal de Buenos Aires, barrio en donde nació por el año 1924 y en el que vive actualmente. Es socio fundador y ahora honorario del Rotary Club de Once, de dicha ciudad.
“Un amigo no da consejos, ayuda, acompaña”, define Enrique Ernesto Febbraro, el hombre que el 20 de junio de 1969 inventó el “Día del Amigo”. Y completa: “la amistad es casta: si se mezcla con sexo, ya es otra cosa. Y tanto con un hombre, como con una mujer, tiene que estar fundada en el respeto”.
“Un padre que da consejos es un padre, ¡pero jamás un amigo!”, retruca desde su casa del barrio porteño de San Cristóbal al mismísimo Martín Fierro de José Hernández.
Casi como al pasar, asegura que Hernández pifió el renglón cuando puso en boca de Martín Fierro la imagen de un padre consejero y camarada.
Los únicos consejos válidos para Febbraro son aquellos que ayudan a conservar y mejorar la amistad y en el deber humano de tener amigos, empezando uno mismo por ser amigo”, señala.
EL 20 DE JULIO DE 1969 MIENTRAS MIRABA POR TEVÉ LA LLEGADA DEL HOMBRE A LA LUNA, SE PROMETIÓ A SÍ MISMO QUE ESE SERÍA PARA SIEMPRE EL DÍA DEL AMIGO.
Antes de que la Apolo 11 regresara a la Tierra, desde su consultorio de Lomas de Zamora, donde vivía entonces, envió mil cartas a cien países y, a vuelta de correo con 700 respuestas, había quedado fundado el Día del Amigo.
Cuando Neil Armstrong pisó la Luna y dio 
“un pequeño paso para el hombre y un gran salto para la humanidad”
consideró que había madurado su idea de dedicarle un día al amigo.. 
“Escuché que el alunizaje del módulo era un gesto de amistad, desde la humanidad hacía el universo. ¡Ya está, es el día elegido!, dije. Hoy se celebra en unos cien países y esta en la agenda del corazón de los argentinos”.
Febbraro enviudó dos veces de mujeres que empezaron siendo sus amigas y le dejaron lo que él llama su tesoro: dos hijos y cuatro nietos.
El profesor señala que 
“entre un hombre y una mujer siempre subyace el deseo, pero si se lo supera, la amistad prospera. El matrimonio –aunque es una institución que une intereses diversos— siempre llega al minuto donde surge la amistad”.
En conversación con el director de Prensa Rotaria, Néstor C. Sarandria, el Dr. Febbraro, enfatizaba: 
"Mi amigo es mi maestro, mi discípulo y mi condiscípulo. Él me enseña, yo le enseño. Ambos aprendemos y juntos vamos recorriendo el camino de la vida, creciendo. Sólo el que te ama te ayuda a crecer".
Su tarea se llevaba a cabo con un lema: 
"Un pueblo de amigos es una Nación imbatible"
a la vez que destacaban que sería una celebración ética, sin fines de lucro ni de fomento al consumo.
VISITÓ ORGANISMOS NACIONALES, GUBERNAMENTALES, MUNICIPALES, POLÍTICOS, RELIGIOSOS, PERSONAS NOTABLES Y AMIGOS PARA QUE ADOPTARAN LA IDEA Y LUEGO LA DIFUNDIERAN EN SUS ÁREAS DE INFLUENCIA.
Poco a poco fue logrando su cometido, primero fue el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires que con su decreto Nº 235/79 autorizó la celebración y le dio un marco legal. Luego se fueron sumando distintas entidades y extendiéndose por toda la Argentina y por algunos países de América Latina.
Para el Dr. Febraro, con el día del alunizaje se amplió el horizonte, conquista ésta de la humanidad toda, con la consiguiente posibilidad de estrechar nuevos lazos de amistad.
Su iniciativa tuvo éxito, ya que cada 20 de julio, en muchos países, los amigos esperan reunirse y dedican un día a la Amistad. Pero es importante recordar que la Amistad es vivida cotidianamente, durante los 365 días del año.
Dicha cotidianeidad es expresada claramente por Cunninghan: 
"Amigos son aquellos extraños seres que nos preguntan cómo estamos y esperan a oír la contestación ".
El Dr. Enrique Ernesto Febbraro fue candidato dos veces al premio Nobel de la Paz.
PARA CONSERVAR LA AMISTAD
  • De su experiencia saca un listado para conservar la amistad:
  • Un amigo no aconseja, se mete en el problema, se embrolla, y ayuda al otro.
  • Mi amigo es mi maestro, mi discípulo y mi condiscípulo.
  • Los sacramentos de la amistad son: simpatía, ternura, respeto, reciprocidad, lealtad, comprensión, desinterés, solidaridad, perseverancia y alegría.
  • Hace falta callar, aunque se tenga razón, porque dos no pelean si uno no quiere.
  • No hacer o decir nada que lastime u ofenda al otro.
  • Acompañar siempre: en la soledad, el dolor o la alegría.
  • Aceptar a las personas como son y querer hasta en el mínimo detalle, sin esperar recompensa.
  • Olvidar los propios problemas y escuchar con oído y corazón de amigos.
De todo su anecdotario, Febbraro desnuda una pena: 
“Escribí a la NASA, pero nunca me contestaron”.
Al celebrar el Día del Amigo honramos a su creador, el doctor Enrique Febbraro, ilustre personalidad que dedicó su vida a promover y realizar fundamentales obras de solidaridad, cultura y altos ideales de progreso.
Al servicio de la creación del “Día del Amigo”, el 20 de julio y el de “Día Internacional del Amigo”, en octubre, “hice enormes inversiones de tiempo, esfuerzo y dinero, para que la gente conozca mis cantos de vida y esperanza; también es cierto que no se me ofrecieron muchas oportunidades para que explique el verdadero porqué de esa monumental tarea –dice en una nota que recibimos.”
Su “curri” incluye más de veinte páginas donde se informa de premios, distinciones y reconocimiento de todas partes del mundo. Pero la realidad señala que la creación de estos días memorables, que honran a la amistad, la llevó a cabo Febbraro solo, poniendo al servicio del ideal su tiempo y sus bienes. Saludamos con profundo afecto y veneración a este gran argentino, que bien merece ser ejemplo de honestidad, ética y virtuosa vida.
Fuente:
http://www.infobae.com/tendencias/2017/07/19/por-que-el-dia-del-amigo-se-festeja-el-20-de-julio/
http://www.prensarotaria.com.ar/es/diadelamigo.htm

17 de julio de 2017

SACRAMENTALES. ¿QUE SON? ¿CUÁNTOS HAY Y DE QUÉ TIPO? ¿PROTEGEN DEL DEMONIO?.

Sacramentales - Agua Bendita

Sacramentales
LAS BENDICIONES Y LOS SACRAMENTALES
https://www.youtube.com/watch?v=pRpHpnuhinw
JESUCRISTO INSTITUYÓ LA IGLESIA PARA CONFERIRNOS LA GRACIA NECESARIA PARA NUESTRA SALVACIÓN Y SANTIFICACIÓN. LOS PRINCIPALES CANALES DE GRACIA SON:
LA SANTA MISA
LOS SACRAMENTOS
LA ORACIÓN.
LOS SACRAMENTALES SON
"Signos sagrados con los que, imitando de alguna manera a los sacramentos, se expresan efectos, sobre todo espirituales, obtenidos por la intercesión de la Iglesia. Por ellos, los hombres se disponen a recibir el efecto principal de los sacramentos y se santifican las diversas circunstancias de la vida" -Catecismo #1667; Cf. Ley Canónica (Canon 1166).
Los sacramentales santifican una gran variedad de momentos en la vida de las familias, personas y comunidades. Se pueden celebrar cada vez que hay necesidad de la oración de la Iglesia y la bendición de Dios. 
Los Sacramentales son las múltiples ceremonias de bendiciones y consagraciones que figuran en el Ritual y en el Pontifical Romano. Para citar algunas:

.
Bendición de las personas, de cosas (medallas, casas, automóviles, alimentos, etc.), el agua bendita, los exorcismos, la consagración de vírgenes, dedicación del altar, del templo, de las campanas, etc.

EL PODER DEL AGUA BENDITA
https://www.youtube.com/watch?v=jkranL3HkhM
DIVERSAS FORMAS DE SACRAMENTALES
Catecismo:
#1671 Entre los sacramentales figuran en primer lugar las bendiciones (de personas, de la mesa, de objetos, de lugares). Toda bendición es alabanza de Dios y oración para obtener sus dones. En Cristo, los cristianos son bendecidos por Dios Padre "con toda clase de bendiciones espirituales" (Ef. 1:3). Por eso la Iglesia da la bendición invocando el nombre de Jesús y haciendo habitualmente la señal santa de la cruz de Cristo.
#1672 Ciertas bendiciones tienen un alcance permanente: su efecto es consagrar personas a Dios y reservar para el uso litúrgico objetos y lugares. Entre las que están destinadas a personas -que no se han de confundir con la ordenación sacramental- figuran la bendición del abad o de la abadesa de un monasterio, la consagración de vírgenes, el rito de la profesión religiosa y las bendiciones para ciertos ministerios de la Iglesia (lectores, acólitos, catequistas, etc.). Como ejemplo de las que se refieren a objetos, se puede señalar la dedicación o bendición de una iglesia o de un altar, la bendición de los santos óleos, de los vasos y ornamentos sagrados, de las campanas, etc.
#1673 Cuando la Iglesia pide públicamente y con autoridad, en nombre de Jesucristo, que una persona o un objeto sea protegido contra las asechanzas del maligno y sustraída a su dominio, se habla de exorcismo. Jesús lo practicó (Cf. Mc 1:25s), de El tiene la Iglesia el poder y el oficio de exorcizar. (Cf. Mc 3:15; 6:7.13; 16:17). En forma simple, el exorcismo tiene lugar en la celebración del Bautismo. El exorcismo solemne sólo puede ser practicado por un sacerdote y con el permiso del obispo. En estos casos es preciso proceder con prudencia, observando estrictamente las reglas establecidas por la Iglesia. El exorcismo intenta expulsar a los demonios o liberar del dominio demoníaco gracias a la autoridad espiritual que Jesús ha confiado a su Iglesia.
Muy distinto es el caso de las enfermedades, sobre todo psíquicas, cuyo cuidado pertenece a la ciencia médica. Por tanto, es importante asegurarse, antes de celebrar el exorcismo, de que se trata de una presencia del Maligno y no de una enfermedad. (Cf. CIC can. 1172).
ENTRE LOS SACRAMENTALES HAY UNA GRAN VARIEDAD DE ORACIONES
Los sacramentales aparecen en el catecismo bajo "Otras Celebraciones Litúrgicas" Incluyen
funerales
exorcismos
bendiciones de personas
consagración y bendición de objetos.
TAMBIÉN LA RELIGIOSIDAD POPULAR (Catecismo 1674)
  • veneración de reliquias
  • visita a santuarios
  • peregrinaciones 
  • procesiones 
  • el vía crucis
  • las danzas religiosas 
  • el rosario
  • las medallas 
  • etc 
OTROS SACRAMENTALES SON
la señal de la cruz
el escapulario
y las velas

DIFERENCIA ENTRE SACRAMENTOS Y SACRAMENTALES - Institución.
Los sacramentos 
Instituidos por Cristo para otorgar gracia.
Los sacramentales
Instituidos por la Iglesia con la autoridad investida a ella por Cristo para cumplir su misión.
Forma en que la gracia se recibe
Los sacramentos confieren la gracia ex opere operato (por la misma acción del sacramento). 
Un sacramento no puede dejar de comunicar la gracia prometida por Cristo siempre que se administre válidamente. El sacramento confiere gracia mientras la persona que lo recibe no ponga un obstáculo en el camino. La gracia del sacramento no depende de los méritos ni la santidad del ministro. 
Los sacramentales comunican la gracia ex opere operantis ecclesiae. Literalmente del latín: "por la acción de la Iglesia que obra". 
Los sacramentales reciben su eficacia de los méritos de la persona que reza y de los méritos y oraciones de La Iglesia como Cuerpo Místico de Cristo.
Los sacramentales no confieren la gracia del Espíritu Santo a la manera de los sacramentos, pero por la oración de la Iglesia preparan a recibirla y disponen a cooperar con ella.
"La liturgia de los sacramentos y de los sacramentales hace que, en los fieles bien dispuestos, casi todos los acontecimientos de la vida sean santificados por la gracia divina que emana del misterio pascual de la pasión, muerte y resurrección de Cristo, de quien reciben su poder todos los sacramentos y sacramentales, y que todo uso honesto de las cosas materiales pueda estar ordenado a la santificación del hombre y a la alabanza de Dios" (SC 61). -Catecismo #1670
CARACTERÍSTICAS DE LOS SACRAMENTALES
Catecismo #1668:
Los sacramentales "han sido instituidos por la Iglesia en orden a la santificación de ciertos ministerios eclesiales, de ciertos estados de vida, de circunstancias muy variadas de la vida cristiana, así como del uso de cosas útiles al hombre. Según las decisiones pastorales de los obispos pueden también responder a las necesidades, a la cultura, y a la historia propias del pueblo cristiano de una región o de una época. Comprenden siempre una oración, con frecuencia acompañada de un signo determinado, como la imposición de la mano, la señal de la cruz, la aspersión con agua bendita (que recuerda el Bautismo)". Los laicos pueden ministrar algunos sacramentales según las provisiones en los libros litúrgicos. Ejemplos: Padres bendicen a sus hijos.
Catecismo #1669 
Los sacramentales proceden del sacerdocio bautismal: todo bautizado es llamado a ser una "bendición" (Cf. Gn 12:2) y a bendecir. (Cf. Lc 6:28; Rm 12:14; 1P3:9) Por eso los laicos pueden presidir ciertas bendiciones; (Cf. SC 79; CIC can. 1168); la presidencia de una bendición se reserva al ministerio ordenado (Obispos, presbíteros o diáconos Cf. Ben 16;18), en la medida en que dicha bendición afecte más a la vida eclesial y sacramental.
ES IMPORTANTE ENTENDER QUE LOS SACRAMENTALES NO SON LO MISMO QUE LOS SACRAMENTOS.
Los primeros fueron creados e instituidos por nuestra Santa Madre Iglesia y operan por medio de su intercesión (i.e. son signos de la oración de la Iglesia) para disponernos a recibir el efecto de los sacramentos tal a como nos dice el Concilio. Y más importante aún es saber que los sacramentos son necesarios para alcanzar la salvación, a diferencia de los sacramentales.
QUE SON LOS SACRAMENTALES?
De manera más sencilla, los sacramentales son los ritos de bendición y consagración que se encuentran en el Ritual y en el Pontifical Romano.
A pesar de que tienen raíces bíblicas, muchos se sorprenden al saber que el número de sacramentales ha cambiado a lo largo de los siglos.
La Iglesia, en su sabiduría, puede cambiar, modificar, añadir o sustraer sacramentales de acuerdo a las circunstancias culturales.
¿CUÁNTOS SACRAMENTALES EXISTEN?
Así que, ¿Cuántos sacramentales existen? ¿Hay alguna lista donde podamos ir y consultar los sacramentales disponibles? Antes de discutir cualquier lista de sacramentales, debemos conocer brevemente la historia detrás de la compilación de sacramentales de la Iglesia.
Aunque los sacramentales han estado presentes desde el inicio de la Iglesia misma, no tenemos ninguna compilación sino hasta el siglo V.
En ese tiempo, la Iglesia Romana comenzó a juntar los textos litúrgicos de los sacerdotes en un volumen único llamado "Sacramentario". Éste incluía, además del texto para celebrar la Misa, "las oraciones [que los obispos] quieren al consagrar una iglesia y muchos exorcismos, bendiciones y consagraciones que se encuentran ahora en el Pontifical Romano y el Ritual".
Este tipo de libro litúrgico fue generalmente usado hasta la Edad Media, cuando el Rituale Romanum fue introducido para separar las oraciones de la Misa de las diversas bendiciones sacramentales.
Durante la Edad Media, cada diócesis tenía su propio Ritual de forma que hacía falta uniformidad. Es por tal razón, que el Papa Pablo V instituyó el Rituale Romanum en 1614 para ser utilizado ampliamente en la Iglesia.
Este libro fue revisado en 1752 y contenía una larga colección de bendiciones para varios objetos.
Desde ese momento, el Ritual ha sido revisado en múltiples ocasiones y refinado hasta el día de hoy.
La lista de bendiciones sacramentales se ha reducido a lo largo de los siglos y se han brindado instrucciones más directas.
Sin embargo, cada diócesis (y orden religiosa) está aún autorizada a elaborar su propio suplemento para el Ritual y puede instituir sus propios sacramentales con la aprobación del Papa.
Dado que los sacramentales son instituidos por la Iglesia y son adaptados a la cultura, el número de sacramentales ha fluctuado y nunca ha habido un número permanente.
Los sacramentales están destinados a santificar nuestra vida cotidiana y dependen grandemente en la situación actual. Lo que era aplicable en el siglo V puede que no necesariamente aplique hoy en día. Ellos no tenían computadoras, por ejemplo, y una bendición para el Internet hubiese sido algo extraño para ellos.
Es por esto, además, que es casi imposible elaborar una lista completa de todos los sacramentales actualmente en uso. Se debería contactar a cada diócesis y orden religiosa en el mundo para determinar qué sacramentales han instituido.
TIPOS DE SACRAMENTALES
Sin embargo, al menos podemos categorizarlos para tener una idea de lo que son y cuántos hay. Primero que todo, la Iglesia define bendiciones sacramentales (de personas, comidas, objetos y lugares) así como exorcismos, que están destinados a alejar la presencia del maligno de lugares, personas y objetos.
LAS BENDICIONES DE PERSONAS INCLUYEN, ENTRE OTROS:
"Bendición del abad o abadesa de un monasterio, consagración de vírgenes y viudas, el rito de profesión religiosa y la bendición de ciertos ministerios de la Iglesia (lectores, catequistas, acólitos, etc.)”.
LAS BENDICIONES DE OBJETOS DISEÑADOS PARA USO SAGRADO INCLUYEN:
"La dedicación o bendición de una iglesia o altar, la bendición de los óleos santos, recipientes, vestimentas, campanas, etc.”.
Las bendiciones sacramentales incluyen también aquellas cosas que rodean la “piedad popular” tales como las estaciones de la cruz, rosarios, medallas, etc.
Hay además, numerosas bendiciones de objetos usados cotidianamente como campos de deportes, escuelas, bibliotecas, equipos de pesca, máquinas de comunicación, hornos, etc. Para una lista mucho más amplia de sacramentales, pueden revisar el Ritual Romano o el Bendicional. 
EFECTOS DE LOS SACRAMENTALES. Leclercq menciona tres efectos:
EFECTO 1Uno de los efectos más sorprendentes de los sacramentales es su virtud de ahuyentar los espíritus malignos cuyas misteriosas y siniestras operaciones afectan a veces la actividad física del hombre.
Para combatir este poder oculto, la Iglesia tiene como recursos el exorcismo y los sacramentales.
EFECTO 2Otro efecto es la protección del alma contra el pecado y las penas debidas por éste.
Por lo tanto, en la bendición de un crucifijo, la Iglesia, pide que este signo sagrado pueda recibir la bendición celestial a fin de que todos aquellos que se arrodillen ante él e imploren a la Majestad Divina puedan recibir una mayor contrición y un perdón general de las faltas cometidas.
EFECTO 3Los sacramentales pueden utilizarse para obtener favores temporales, puesto que la Iglesia misma bendice objetos que se utilizan en la vida diaria, por ejemplo,
-la bendición de una casa, en la que se pide la abundancia del rocío celestial y la riqueza de la fructificación de la tierra;
-la bendición de los campos, en la que se le pide a Dios que derrame sus bendiciones sobre las cosechas para que la tierra fértil supla las necesidades y carencias de los desposeídos.
FUERZAS DE LOS SACRAMENTALES

1 – Con los Sacramentales obtenemos el poder pascual

Debemos tener cuidado de no pensar en los sacramentales como una protección mágica.
Las prácticas ocultistas, de la Nueva Era y satánicas hacen uso de signos externos tales como cristales y pentagramas pero son burlas de los signos sagrados de la cristiandad.
Dice el Catecismo:
1670 Los sacramentales no confieren la gracia del Espíritu Santo a la manera de los sacramentos, pero por la oración de la Iglesia preparan a recibirla y disponen a cooperar con a ella.
La liturgia de los sacramentos y de los sacramentales hace que, en los fieles bien dispuestos, casi todos los acontecimientos de la vida […] sean santificados por la gracia divina que emana del misterio Pascual de la pasión, muerte y resurrección de Cristo.
De quien reciben su poder todos los sacramentos y sacramentales, y que todo uso honesto de las cosas materiales pueda estar ordenado a la santificación del hombre y a la alabanza de Dios.

Los sacramentales son signos externos, bendiciones y consagraciones que son recibidos y ofrecidos con una disposición interior de auténtico discipulado en Cristo.

Como leemos en el Catecismo, el poder espiritual de los sacramentos y sacramentales deriva del Misterio Pascual de Cristo.

Al recordar la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo atraemos la gracia y nos ayuda a resistir las asechanzas del enemigo.
.
Esta es la razón por la que la temporada de Cuaresma es odiada por el mundo de los demonios.

2 – El exorcismo se realiza mediante sacramentales

El rito del exorcismo es un sacramental reservado para los casos raros (pero cada vez mayores) de la posesión demoníaca completo con marcadores espirituales específicos.
La explicación de “solemne exorcismo” en el Catecismo ayuda a desmitificar el exorcismo.
La desmistificación del exorcismo es útil para frenar la fascinación desordenada, la sospecha y / o compulsión de pensar que el exorcismo es la cura para diversas enfermedades espirituales o mentales.

El Catecismo enseña sobre exorcismo:
1673 Cuando la Iglesia pide públicamente y con autoridad, en nombre de Jesucristo, que una persona o un objeto sea protegido contra las asechanzas del Maligno y sustraída a su dominio, se habla de exorcismo.
  • Jesús lo practicó de Él tiene la Iglesia el poder y el oficio de exorcizar.
  • En forma simple, el exorcismo tiene lugar en la celebración del Bautismo.
  • El exorcismo solemne llamado «el gran exorcismo» sólo puede ser practicado por un sacerdote y con el permiso del obispo.
  • En estos casos es preciso proceder con prudencia, observando estrictamente las reglas establecidas por la Iglesia.
  • El exorcismo intenta expulsar a los demonios o liberar del dominio demoníaco gracias a la autoridad espiritual que Jesús ha confiado a su Iglesia.
  • Muy distinto es el caso de las enfermedades, sobre todo psíquicas, cuyo cuidado pertenece a la ciencia médica.
  • Por tanto, es importante, asegurarse, antes de celebrar el exorcismo, de que se trata de una presencia del Maligno y no de una enfermedad.
  • La cita anterior explica por qué es necesario un proceso de discernimiento y pruebas médicas, psicológicas antes de conceder permiso para que un “gran exorcismo”.
  • La Iglesia esta involucrada con la curación de la persona entera. Piensa en el proceso que seguimos en el cuidado de un médico.
  • Hay una historia clínica, se hacen exámenes, se hacen, son consultados expertos, se recomiendan terapias, puede considerarse cirugía y si es así, puede que haya un seguimiento de terapia física.
  • Así, la curación física y espiritual es un proceso destinado a una recuperación permanente.

Cuando la gente pregunta sobre el rito del exorcismo, y qué herramientas son necesarias para derrotar a lo demoníaco, es necesario tener claro que los laicos católicos tienen el recurso de todas las herramientas sacramentales que tiene un exorcista y emplea su equipo, excepto el libro que contiene el rito de exorcismo.

El Exorcismo Mayor es una oración que normalmente tiene lugar en un espacio sagrado, en presencia del Santísimo Sacramento, con una serie de reliquias de santos presentes.

El agua bendita (igual que la sal bendita), el crucifijo, el Santo Rosario, la Biblia, son parte del arsenal espiritual de la Iglesia para liberar a un alma que sufre de lo demoníaco, y son sacramentales.

Es bastante evidente que los sacramentales de la Iglesia producen una gran violencia a los espíritus demoníacos y los encamina a expulsarlos.

¿POR QUÉ EL AGUA, LA SAL Y EL ACEITE BENDECIDOS?
El sentido de estar exorcizados cada elemento antes de ser bendecidos le agrega el efecto de su eficacia en la lucha contra el maligno, donde cada elemento tiene un fin específico.

El Agua bendita nos recuerda el bautismo y se usa en casi todos los ritos de bendición.
.
La oración de exorcismo sobre el agua agrega en ella muchos efectos, el principal es hacer perder al Demonio todo poder y hacerlo huir.
.
Como así también luchar contra las enfermedades y otras influencias
 que éste ejerce en las personas directamente o indirectamente a través de cosas o lugares afectados.

El Aceite se utiliza en el área de la salud física y mental, alma y cuerpo para librarlo de las adversidades.
.
Recuerda el uso antiguo de ungir con el aceite las heridas y el poder que Jesús dio a los Apóstoles de curar a los enfermos con la imposición de las manos y ungiéndolos con el aceite.
.
Nos prepara para el sacramento de la Confesión y la Unción de los enfermos.

La Sal exorcizada protege los lugares de presencias malignas.
.
Se suele colocar saquitos de sal o sal directamente, en las cuatro esquinas del lugar.



3 – Los sacramentales más eficaces son el Nombre de Jesús y el signo de la Cruz

Dos de los sacramentales más eficaces utilizados durante el ministerio de liberación y exorcismo son el signo de la cruz y el santo nombre de Jesús.
En relación con el santo nombre de Jesucristo, una escritura que se lee a menudo durante los exorcismos menores y mayores es Filipenses 2: 9-11:
“Debido a esto, Dios lo exaltó y le otorgó el Nombre que está sobre todo nombre.
Para que al nombre de Jesús toda rodilla se doble en los cielos, en la tierra y en los abismos, y toda lengua confiese que Jesucristo es Señor, para gloria del Padre”
Esta es una escritura maravillosa para memorizar como parte de su armadura espiritual, ya que ayuda a vencer al enemigo.

El crucifijo y la señal de la cruz son odiados por lo demoníaco, ya que representan la victoria de Cristo en el Calvario, donde fue derrotado satanás.
Mira lo que dice el Catecismo:
1671 Entre los sacramentales figuran en primer lugar las bendiciones (de personas, de la mesa, de objetos, de lugares).
Toda bendición es alabanza de Dios y oración para obtener sus dones.
En Cristo, los cristianos son bendecidos por Dios Padre “con toda clase de bendiciones espirituales”.
Por eso la Iglesia da la bendición invocando el nombre de Jesús y haciendo habitualmente la señal santa de la cruz de Cristo.

4 – Los sacramentales son impuestos por una oración

Las bendiciones son sacramentales, no sacramentos porque no son instituidos por Dios. Por lo tanto, no confieren la gracia santificante, sino que se llevan a cabo para producir los siguientes buenos efectos espirituales.
Estimulan las emociones piadosas y afectos del corazón
Liberan del poder de los malos espíritus
Conservan y restauran la salud corporal
Varios otros beneficios, temporales o espirituales
La bendición de las casas, la consagración de la familia al Sagrado Corazón de Jesús, el crucifijo en las habitaciones de nuestras casas son prácticas que muchos sacerdotes exorcistas recomiendan.

La oración en si misma y para la bendición, la imposición de las manos, el signo de la cruz, y la aspersión de agua bendita son característicos de los sacramentales.

Como enseña el Catecismo:
1668 Han sido instituidos por la Iglesia en orden a la santificación de ciertos ministerios eclesiales, de ciertos estados de vida, de circunstancias muy variadas de la vida cristiana, así como del uso de cosas útiles al hombre.Según las decisiones pastorales de los obispos, pueden también responder a las necesidades, a la cultura, y a la historia propia del pueblo cristiano de una región o de una época.Comprenden siempre una oración, con frecuencia acompañada de un signo determinado, como la imposición de la mano, la señal de la cruz, la aspersión con agua bendita (que recuerda el Bautismo).

5 – Los Objetos usados por la piedad popular son sacramentales

El Catecismo menciona la piedad popular en la sección sobre los sacramentales e incluye:
la veneración de las reliquias, las visitas a santuarios, las peregrinaciones, las Estaciones de la Cruz, el Santo Rosario, medallas de santos, porque tales devociones pueden ser poderosos catalizadores de la gracia.

El escapulario de la Virgen o la Medalla Milagrosa y otros objetos testeados por el tiempo, y otras devociones aprobadas por la Iglesia, pueden ser parte de tu armadura espiritual.

La pureza de intención es fundamental para que la superstición no jueguen un papel en ellos.
Es central en la construcción de una defensa espiritual el santo sacrificio de la Misa. La piedad popular debe fluir hacia y desde la Eucaristía.
1679 Además de la liturgia, la vida cristiana se nutre de formas variadas de piedad popular, enraizadas en las distintas culturas.
Esclareciéndolas a la luz de la fe, la Iglesia favorece aquellas formas de religiosidad popular que expresan mejor un sentido evangélico y una sabiduría humana, y que enriquecen la vida cristiana.
Aunque esto no se menciona en el Catecismo, también hay que considerar que el esposo y la esposa se vuelven como sacramentales para sí y para la familia.
Las buenas amistades cristianas también ofrecen cierta protección espiritual y esto suena a verdad, porque el amor, porque su naturaleza es comunitaria y de protección del otro.
Escapulario de la Virgen del Carmen
CONCLUSIÓN
En conclusión, los sacramentales recogen una gran variedad de bendiciones y han permanecido como una parte de la vida de la Iglesia a lo largo de los siglos.
La Iglesia instituye estas bendiciones no para complicar nuestras vidas o para hacerla menos bíblica, sino para infundir nuestras vidas diarias con gracias espirituales adicionales que nos ayudarán a ser Cristianos virtuosos.
A medida que avanzamos, mantengamos siempre en mente ese fin y no hagamos estos rituales sólo por hacerlos.
La peor cosa que podemos hacer es utilizar estas bendiciones sacramentales como una especie de libro de “hechizos” o “encantamientos” que trabajan de forma “mágica” para alcanzar un objetivo deseado.
A Satanás le gusta burlarse de Dios y por eso ha influenciado las artes negras de tal forma y es por esto que magos y brujos tienen algo similar al Ritual, pero de una manera mucho más perversa y maligna.
El demonio busca controlar y poseer el mundo, mientras Dios busca santificar el mundo y nos anima a volver siempre a Él.

RESUMEN DEL TEMA DE LOS SACRAMENTALES DE LA ENCICLOPEDIA CATÓLICA.
Al instituir los sacramentos, Cristo no determinó la materia y la forma hasta el más mínimo detalle, sino que dejó esta tarea a la Iglesia, que debería determinar qué ritos eran los adecuados para la administración de los sacramentos. Estos ritos se denominan con el término Sacramentalia, cuyo objeto es manifestar el respeto debido al sacramento y asegurar la santificación de los fieles. Pertenecen a categorías muy distintas; por ejemplo: la sustancia, en la mezcla del agua con el vino Eucarístico; la cantidad, en la triple efusión del bautismo; la calidad, en la condición del pan ácimo; la relación, en la capacidad del ministro; el tiempo y el lugar, en los días de fiesta y las iglesias; el hábito, en los ornamentos litúrgicos; la postura, la genuflexión, las postraciones; la acción, en los cantos, etc. por lo tanto, muchas condiciones externas relacionan a los sacramentales con la virtud de la religión, mientras que su objeto ha quedado indicado por el Concilio de Trento (Sess. XXII, 15), que sostiene que, fuera del origen antiguo y la práctica tradicional de las ceremonias, bendiciones, luces, incienso, etc., todos estos objetos destacan la dignidad del Santo Sacrificio y despiertan la piedad de los fieles. Además, los sacramentales ayudan a diferenciar los miembros de la Iglesia de los herejes, que los han eliminado, o los usan en forma arbitraria, con poca inteligencia.

Los ritos sacramentales dependen de la Iglesia que los estableció y que, por lo tanto, mantiene el derecho de conservarlos, desarrollarlos, modificarlos o abrogarlos. El reglamento ceremonial de los sacramentos en la época de los Apóstoles queda suficientemente confirmado por las palabras de San Pablo a los Corintios en relación con la Eucaristía: "Cetera autem, cum venero, disponam" [las demás cosas, yendo yo ahí, las arreglaré (I Cor., xi, 34)], que San Agustín, sobre una base que desconocemos, supone que se refiere a la obligación del ayuno Eucarístico (Ep. liv, "Ad Januarium", c. 6, n. 8, en P. L., XXXIII, 203). Los Padres de la Iglesia enumeran ceremonias y ritos, algunos de ellos instituidos por los Apóstoles, otros por los primeros cristianos (cf. Justino Martir en "Apol. I", n. 61, 65 en P.G., VI, 419, 427; Tertuliano, "De baptismo:, vii en P. L., I, 1206; St. Basil, "De Spiritu Sancto", I, xxvii, n. 67 en P.G., XXXII, 191). La Iglesia Católica, heredera de los Apóstoles, siempre ha utilizado y mantenido este poder sobre los sacramentales en contra de los heréticos. Sólo a ella corresponde el derecho de determinar la materia, la forma y el ministro de los sacramentales. La Iglesia, es decir, la autoridad suprema representada por su cabeza visible, es la única que legisla en esta materia, porque los obispos ya no tienen, en la práctica, la facultad de modificar o abolir por una legislación particular, lo que impone la Iglesia universal. Lo que se refiere a la administración de los sacramentos se encuentra detallado en el Ritual Romano y el Ceremonial Episcopal.

Fuera de las ceremonias relacionadas con la administración de los sacramentos, la Iglesia ha instituido otras destinadas a la devoción privada. A fin de diferenciarlas, estas últimas se conocen con el término de sacramentales por la similitud entre sus ritos y los de los sacramentos propiamente dichos. Antiguamente, se utilizaba sólo el término sacramento, pero esto dio lugar a numerosas confusiones y la similitud de los ritos y los términos llevó a muchos cristianos a considerarlos ambos sacramentos. Después de Peter Lombard, el uso y la definición del término "sacramental" adquirió un carácter específico y se aplicó exclusivamente a los ritos que presentaban una similitud externa con los sacramentos pero que no eran aplicables a los signos sensibles de la institución Divina. Santo Tomás de Aquino utiliza los términos sacra y sacramentalia (Summa I-II, Q. cviii, a. 2 ad 2um; III, Q. lxv, a. 1 ad 8um), que los teólogos de períodos posteriores adoptaron también, de manera que, ahora, el término sacramentalia se reserva exclusivamente para aquellos ritos que se practican fuera de la administración de los siete sacramentos, para la cual se utiliza la palabra ceremonial.

Aunque el número de sacramentales puede no estar limitado; se ha intentado determinar sus principios generales o, en otras palabras, sus aplicaciones, en el verso: "Orans, tinctus, edens, confessus, dans, benedicens".

Orans indica oración pública, ya sea litúrgica o privada; tinctus, el uso del agua bendita y de las unciones que se utilizan en diversas consagraciones; edens, el consumo de los alimentos benditos; confessus, la confesión general de las faltas que se hace durante la recitación del Confiteor durante la Misa, durante la Comunión y en el Oficio Divino; dans, limosna; benedicens, las bendiciones papales, episcopales, etc., la bendición de las velas, la ceniza, las palmas, etc.

Otra distinción clasifica los sacramentales según sean actos, por ejemplo, el Confiteor, antes mencionado, o cosas, como medallas, agua bendita, etc. Los sacramentales no confieren gracia santificante ex opere operato, por virtud del rito o de la sustancia empleada, en eso consiste básicamente su diferencia con los sacramentos. La Iglesia no tiene la facultad de incrementar ni reducir el número de sacramentos instituidos por Cristo, pero los sacramentales no poseen su misma dignidad ni privilegios. Los teólogos no han llegado a un acuerdo acerca de si los sacramentales pueden o no conferir cualquier otra gracia ex opere operantis a través de la acción de la persona que los utiliza, pero la opinión negativa es la que se acepta en forma más general, dado que la Iglesia no puede conferir gracia santificante ni instituir signos de la misma, y, por lo tanto, tampoco puede instituir signos eficaces de otras gracias que sólo Dios puede dar. Además, como lo enseña la experiencia, los sacramentales no producen su efecto de forma infalible. Por último, las fórmulas eucológicas de los sacramentales que la Iglesia utiliza, de expresiones no afirmativas sino deprecatorias, indican que sólo confía en la misericordia divina para que los sacramentales surtan su efecto.

Además de la eficacia que poseen los sacramentales en común con otras buenas obras, tienen una especial eficacia propia. Si todo su valor procediera del opus operantis, todas las obras buenas de carácter externo se llamarían sacramentales. La virtud especial que la Iglesia reconoce y que los cristianos experimentan en los sacramentales debería consistir en las oraciones oficiales por las cuales imploramos a Dios que vierta gracias especiales sobre quienes hacen uso de los sacramentales. Estas oraciones mueven a Dios a conceder gracias que de otra forma no concedería y que cuando no se reciben infaliblemente es por razón de Su Sabiduría. Dios es consciente del grado hasta el cual debe conceder Sus dones. No todos los sacramentales tienen el mismo efecto; este depende de la oración de la Iglesia que no hace uso de la misma urgencia ni tiene recurso a las mismas fuentes divinas de mérito. Algunos sacramentales no derivan eficacia especial de la oración de la Iglesia; son, por ejemplo, los que se utilizan en el culto, sin una bendición, o aún con una bendición que no especifica ningún fruto particular. Este es el caso de la bendición de los recipientes destinados a guardar los aceites benditos: "Escucha nuestras oraciones, Padre misericordioso y dígnate a bendecir y santificar estos vasos purificados preparados para el uso del sagrado ministerio de Tu Iglesia". Por otra parte, algunos sacramentales, entre ellos uno de los utilizados con mayor frecuencia, el agua bendita, son objeto de una bendición que detalla sus efectos específicos.

Uno de los efectos más sorprendentes de los sacramentales es su virtud de ahuyentar los espíritus malignos cuyas misteriosas y siniestras operaciones afectan a veces la actividad física del hombre. Para combatir este poder oculto, la Iglesia tiene como recursos el exorcismo y los sacramentales. Otro efecto es la protección del alma contra el pecado y las penas debidas por éste. Por lo tanto, en la bendición de un crucifijo, la Iglesia, pide que este signo sagrado pueda recibir la bendición celestial a fin de que todos aquellos que se arrodillen ante él e imploren a la Majestad Divina puedan recibir una mayor contrición y un perdón general de las faltas cometidas. Estos significa la remisión de los pecados veniales; porque sólo los sacramentos, con una contrición perfecta, tienen la capacidad de perdonar los pecados mortales y de liberar de las penas merecidas por los mismos. Santo Tomás es explícito en este punto: "La bendición episcopal, la aspersión del agua bendita, toda unción sacramental, la oración en una Iglesia consagrada, y otros cultos similares, obtienen la remisión implícita o explícita de los pecados veniales" (Summa III, Q. lxxxvii, a. 3, ad 1um). Por último, los sacramentales pueden utilizarse para obtener favores temporales, puesto que la Iglesia misma bendice objetos que se utilizan en la vida diaria; por ejemplo, la bendición de una casa, en la que se pide la abundancia del rocío celestial y la riqueza de la fructificación de la tierra; Igualmente, en la bendición de los campos, en la que se le pide a Dios que derramee sus bendiciones sobre las cosechas para que la tierra fértil supla las necesidades y carencias de los desposeídos.

H. LECLERCQ Transcrito por Patricia VanderLaan Traducido por Rosario Camacho-Koppel www.catholicmedia.net

Fuente:
http://www.corazones.org/diccionario/sacramentales.htm
https://www.pildorasdefe.net/aprender/fe/sacramentales-de-la-iglesia-catolica-que-son-cuantos-tipos-existen