AQUÍ ENCONTRARÁS, ARTÍCULOS FOTOS Y VÍDEOS SOBRE LA FE CATÓLICA APOSTÓLICA Y ROMANA, DOCTRINA SOCIAL DE LA IGLESIA, COMENTARIOS DE ENCÍCLICAS, PENSAMIENTOS Y TEXTOS DE SANTOS DIGNIDAD HUMANA, DERECHOS HUMANOS, HISTORIA, EDUCACIÓN VIDEOS MUSICALES CLÁSICOS Y DE TODAS LAS ÉPOCAS.

"Soy un hombre de armas, un guerrero, scout. Paradójicamente, al único de mi especie que admiro, empuñó solamente la palabra, su técnica fue la humildad, su táctica la paciencia y la estrategia que le dio su mayor victoria fue dejarse clavar en una cruz por aquellos que amaba".

“Espíritu Santo, inspírame lo que debo pensar, lo que debo decir, lo que debo callar, lo que debo escribir, lo que debo hacer, como debo obrar, para el bien de los hombres, de la iglesia y el triunfo de Jesucristo”.

Desde La Trinchera Del Buen Combate en Argentina. Un Abrazo en Dios y La Patria.

24 de diciembre de 2016

LOS ORÍGENES DE LA NAVIDAD y DEL ÁRBOL DE NAVIDAD. POR QUÉ SE CELEBRA EL NACIMIENTO DE JESÚS EL 25 DE DICIEMBRE. LA GRUTA DE BELÉN.

Natividad

Natividad

SOBRE LOS ORÍGENES DE LA CELEBRACIÓN DE LA NAVIDAD

Los cristianos de la primera generación, es decir, aquellos que escucharon directamente la predicación de los Apóstoles, conocían bien y meditaban con frecuencia la vida de Jesús. Especialmente los momentos decisivos: su pasión, muerte redentora y resurrección gloriosa.
Imagen que representa la adoración de los Magos de Oriente y los pastores. Los cristianos ortodoxos celebran la Navidad y la Epifanía de forma integrada.
La difusión de la celebración litúrgica de la navidad fue rápida. en la segunda mitad del siglo iv se va extendiendo por todo el mundo cristiano: por el norte de africa (año 360), por constantinopla (año 380), por españa (año 384) o por antioquía (año 386). en el siglo v la navidad es una fiesta casi universal.
Natividad

NACIMIENTO

También recordaban sus milagros, sus parábolas y muchos detalles de su predicación. Era lo que habían oído contar a aquellos que habían seguido al Maestro durante su vida pública, que habían sido testigos directos de todos aquellos acontecimientos.
Natividad
Acerca de su infancia sólo conocían algunos detalles que tal vez narrara el propio Jesús o su Madre, aunque la mayor parte de ellos María los conservaba en su corazón.
Cuando se escriben los evangelios sólo se deja constancia en ellos de lo más significativo acerca del nacimiento de Jesús. 
Navidad
Mural - Birth of Christ.jpg
Mural de la Iglesia de San Juan Bautista en el río Jordán que muestra el nacimiento de Jesucristo.
Origen de la celebraciónCristianismo
Día de celebración25 de diciembre
Celebrado desdeSiglo IV
Lugar de celebraciónInternacional
Desde perspectivas diferentes, Mateo y Lucas recuerdan los mismos hechos esenciales: queJesús nació en Belén de Judá, de la Virgen María, desposada con José, pero sin que Ella hubiese conocido varón. Además, hacia el final de los relatos sobre la infancia de Jesús, ambos señalan que después fueron a vivir a Nazaret.
Natividad
Mateo subraya que Jesús es el Mesías descendiente de David, el Salvador en el que se han cumplido las promesas de Dios al antiguo pueblo de Israel. Por eso, como la pertenencia de Jesús al linaje de David viene dada por ser hijo legal de José, Mateo narra los hechos fijándose especialmente en el cometido del Santo Patriarca.
Natividad
Por su parte, Lucas, centrándose en la Virgen —que representa también a la humanidad fiel a Dios—, enseña que el Niño que nace en Belén es el Salvador prometido, el Mesías y Señor, que ha venido al mundo para salvar a todos los hombres.
Natividad

LOS PRIMEROS CRISTIANOS NO CELEBRABAN EL CUMPLEAÑOS

El Greco. Natividad

¿POR QUÉ SE CELEBRA EL NACIMIENTO DE JESÚS EL 25 DE DICIEMBRE?

Los primeros cristianos no parece que celebrasen su cumpleaños (cf., por ej., Orígenes, PG XII, 495). Celebraban su dies natalis, el día de su entrada en la patria definitiva (por ej.,Martirio de Policarpo18,3), como participación en la salvación obrada por Jesús al vencer a la muerte con su pasión gloriosa. Recuerdan con precisión el día de la glorificación de Jesús, el 14/15 de Nisán, pero no la fecha de su nacimiento, de la que nada nos dicen los datos evangélicos. No celebraban el cumpleaños
Frontispicio y página con el título A Christmas Carol (Un cuento de Navidad) correspondiente a su primera edición de 1843, con ilustraciones de John Leech. Este libro contribuyó a la rehabilitación de la Navidad en países de habla inglesa.
En el siglo II el deseo de saber más sobre el nacimiento de Jesús y su infancia hizo que algunas personas piadosas, pero sin una información histórica precisa,inventaran relatos fantásticos y llenos de imaginación. Se conocen algunos a través de los evangelios apócrifos. Uno de los relatos más desarrollados sobre el nacimiento de Jesús contenido en los apócrifos es el que se presenta en el llamado Protoevangelio de Santiago, según otros manuscritos, Natividad de María, escrito a mediados del siglo II.
Adoración de los pastores, obra de Gerard van Honthorst que escenifica la Navidad. Fue presentada el 25 de diciembre de 1622.
En las primeras generaciones de cristianos la fiesta por excelencia era la Pascua, conmemoración de la Resurrección del Señor. Todos sabían bien en qué fechas había sido crucificado Jesús y cuándo había resucitado: en los días centrales de la celebración de la fiesta judía de la Pascua, en torno al día 15 de Nisán, es decir, el día de luna llena del primer mes de primavera.
Natividad
Sin embargo, posiblemente no conocían con la misma certeza el momento de su nacimiento. No formaba parte de las costumbres de los primeros cristianos la celebración del cumpleaños, y no se había instituido una fiesta particular para conmemorar el cumpleaños de Jesús.
Gruta de Belén
Hasta el siglo III no tenemos noticias sobre la fecha del nacimiento de Jesús. Los primeros testimonios de Padres y escritores eclesiásticos señalan diversas fechas. El primer testimonio indirecto de que la natividad de Cristo fuese el 25 de diciembre lo ofrece Sexto Julio Africano el año 221.
Gruta de la Natividad. Belén
La primera referencia directa de su celebración es la del calendario litúrgico filocaliano del año 354 (MGH, IX,I, 13-196): VIII kal. Ian. natus Christus in Betleem Iudeae (“el 25 de diciembre nació Cristo en Belén de Judea”).
Icono de la Natividad de Jesús. Interior de la gruta de la natividad, Belén

LA FECHA DEL 25 DE DICIEMBRE

Hasta el siglo III no tenemos noticias sobre el día del nacimiento de Jesús. Los primeros testimonios de Padres y escritores eclesiásticos señalan diversas fechas. El primer testimonio indirecto de que la natividad de Cristo fuese el 25 de diciembre lo ofrece Sexto Julio Africano el año 221. 
Sexto Julio Africano (latín:Sextus Julius Africanus) (c. 160 - c. 240) fue un historiador y apologista helenista de influencia cristiano-africana. Se le considera el «padre» de la cronología cristiana.
La primera referencia directa de su celebración es la delcalendario litúrgico filocaliano del año 354 (MGH, IX,I, 13-196): VIII kal. Ian. natus Christus in Betleem Iudeae (“el 25 de diciembre nació Cristo en Belén de Judea”). 
A partir del siglo IV los testimonios de este día como fecha del nacimiento de Cristo son comunes en la tradición occidental, mientras que en la oriental prevalece la fecha del 6 de enero.
Gruta de la Natividad. Belén
Una explicación bastante difundida es que los cristianos optaron por ese día porque, a partir del año 274, el 25 de diciembre se celebraba en Roma el dies natalis Solis invicti, el día del nacimiento del Sol invicto, la victoria de la luz sobre la noche más larga del año.
Icono en la parte superior del ingreso a la antesala de la Gruta de Belén. Basílica de la Natividad
Esta explicación se apoya en que la liturgia de Navidad y los Padres de la época establecen un paralelismo entre el nacimiento de Jesucristo y expresiones bíblicas como «sol de justicia» (Ma 4,2) y «luz del mundo» (Jn 1,4ss.).
Sin embargo, no hay pruebas de que esto fuera así y parece difícil imaginarse que los cristianos de aquel entonces quisieran adaptar fiestas paganas al calendario litúrgico, especialmente cuando acababan de experimentar la persecución.
Alegoría de Cristo en forma del dios solar Helios o Sol Invictoconduciendo su carroza. Mosaico del siglo III d. C. de las grutas vaticanasen la Basílica de San Pedro en el techo de la tumba del Papa Julio I.

LA RELACIÓN ENTRE PASIÓN Y ENCARNACIÓN

Otra explicación más plausible hace depender la fecha del nacimiento de Jesús de la fecha de su encarnación, que a su vez se relacionaba con la fecha de su muerte. 
En un tratado anónimo sobre solsticios y equinoccios se afirma que 
  • “Nuestro Señor fue concebido el 8 de las kalendas de Abril en el mes de marzo (25 de marzo), que es el día de la pasión del Señor y de su concepción, pues fue concebido el mismo día que murió” (B. Botte, Les Origenes de la Noël et de l’Epiphanie, Louvain 1932, l. 230-33). 
En la tradición oriental, apoyándose en otro calendario, la pasión y la encarnación del Señor se celebraban el 6 de abril, fecha que concuerda con la celebración de la Navidad el 6 de enero.
Gruta de la Natividad. Belén
La relación entre pasión y encarnación es una idea que está en consonancia con la mentalidad antigua y medieval, que admiraba la perfección del universo como un todo, donde las grandes intervenciones de Dios estaban vinculadas entre sí.
Se trata de una concepción que también encuentra sus raíces en el judaísmo, donde creación y salvación se relacionaban con el mes de Nisán.
Natividad
El arte cristiano ha reflejado esta misma idea a lo largo de la historia al pintar en la Anunciación de la Virgen al niño Jesús descendiendo del cielo con una cruz.
Así pues, es posible que los cristianos vincularan la redención obrada por Cristo con su concepción, y ésta determinara la fecha del nacimiento. 
  • “Lo más decisivo fue la relación existente entre la creación y la cruz, entre la creación y la concepción de Cristo” (J. Ratzinger, El espíritu de la liturgia, 131).
Natividad
La difusión de la celebración litúrgica de la Navidad fue rápida. 
En la segunda mitad delsiglo IV se va extendiendo por todo el mundo cristiano: por el norte de Africa (año 360), por Constantinopla (año 380), por España (año 384) o por Antioquía (año 386). En el siglo V la Navidad es una fiesta casi universal.
Una cruz, dejada cerca de Ypresen Bélgica en 1999, para conmemorar el sitio de la tregua de Navidad de 1914. El texto dice 1914
La tregua de Navidad de Khaki Chum - 1999 - 85 años - No olvidar.

POR QUÉ EL ÁRBOL DE NAVIDAD ES CRISTIANO UNA VIEJA HISTORIA DE INGLATERRA Y ALEMANIA.

La Navidad es el periodo más oscuro del año en el Norte de Europa y en Norteamérica. En estas heladas tierras, el árbol de Navidad es un potente símbolo cristiano, una luz que brilla en la oscuridad invernal. Su follaje siempre verde hace revivir nuestros sombríos y estériles paisajes invernales en un momento del año en que los árboles sin hojas se yerguen desnudos, desolados y esqueléticos.
Pero, ¿cómo se convirtieron las coníferas, pinos y abetos, en tales símbolos reconocibles de la Fiesta de la Natividad de Cristo?

UN PRÍNCIPE ALEMÁN EN EL SIGLO XIX

  • "Hoy tengo dos hijos míos felizmente asombrados ante el árbol de Navidad de Alemania y sus velas radiantes”.
Alberto
Príncipe consorte del Reino Unido
Prince Albert 405130.jpg
El príncipe Alberto en 1859.
Información personal
Reinado10 de febrero de 1840 –
14 de diciembre de 1861
Coronación25 de junio de 1857
(como príncipe consorte del Reino Unido)
Nacimiento26 de agosto de 1819
Schloss RosenauCoburgo,Sajonia-Coburgo-Saalfeld
Fallecimiento14 de diciembre de 1861
(42 años)
Castillo de WindsorBerkshireInglaterra
EntierroFrogmoreWindsor (Inglaterra)
Himno realGod Save the Queen
PredecesorPrincesa Adelaida de Sajonia-Meiningen
SucesorPrincesa Alexandra de Dinamarca 
(En 1901)
Familia
Casa realCasa de Sajonia-Coburgo-Gotha
PadreErnesto I, Duque de Sajonia-Coburgo-Gotha
MadrePrincesa Luisa de Sajonia-Gotha-Altenburgo
ConsorteVictoria, Reina del Reino Unido y Emperatriz de la India
Descendenciavéase Descendientes
Coat of Arms of Albert of Saxe-Coburg and Gotha.svg
Escudo de Alberto
Los árboles navideños se hicieron populares en Gran Bretaña después de que el esposo alemán y consorte de la reina Victoria, el príncipe Alberto, los introdujera en 1841. Y lo que familia real trajera, era seguro que se convertiría en una moda social a seguir. Pronto los árboles de Navidad se convirtió en una parte esencial de la Navidad británica.
Mural de la Iglesia de San Juan Bautista en el río Jordán que muestra el nacimiento de Jesucristo
Sin embargo, es interesante notar que el príncipe Alberto, de hecho, estaba cerrando el círculo de la historia real del árbol de Navidad. Porque fue un inglés el que una vez le dio al pueblo alemán el regalo del árbol de Navidad.
Alberto, príncipe consorte del Reino Unido, príncipe de Sajonia-Coburgo y Gotha, por Franz Xaver Winterhalter.

UN MONJE EN LA EDAD OSCURA

Fue un monje benedictino del siglo octavo, san Bonifacio de Crediton, del reino anglosajón de Wessex, quien primero llevó el Evangelio a las tribus germánicas del norte de Europa.
A diferencia de los germanos anglosajones de Inglaterra, las tribus germánicas del norte de la Europa continental todavía eran paganos. Adoraban a Odín y a Thor – dioses nórdicos feroces y antiguos. Uno de los aspectos más salvajes de la cultura religiosa nórdica germánica era el sacrificio humano para aplacar a sus dioses – especialmente a Odín, el rey de los dioses y a Thor, el dios del trueno.
San Bonifacio
Saint Boniface by Cornelis Bloemaert.jpg
Apóstol de Alemania
NombreWynfrith, Winfrith o Winfrid
Nacimiento14 de mayo de 680
Fallecimiento5 de junio de 754 o 755
Dokkum (Frisia), o Dunkerque(Francia)
Venerado enIglesia católica
Festividad5 de junioy 14 de mayo
AtributosBáculo, espada atravesando un libro,palma, espada
Patronazgo
Bonifacio (680-754), santo y mártir inglés. Llamado en latín Bonifacius, 'aquel que hace el bien', su verdadero nombre era Wynfrith, Winfrith o Winfrid (con el mismo significado en anglosajón); también era conocido como Bonifacius Moguntinus o de Maguncia; por esta denominación aparecen sus obras en la Patrología Latina.
Es conocido como el «apóstol de los germanos». Su fiesta se celebra el 5 de junio para los católicos, y el 19 de diciembre para los ortodoxos.
En Inglaterra, Bonifacio sabía que la conversión al cristianismo había sometido los aspectos más violentos de la cultura guerrera anglosajona. También sabía que lo había hecho apelando a lo mejor de su naturaleza. Bonifacio creía que lo mismo podría decirse de sus primos germanos, y estaba decidido a poner fin a esta práctica bárbara cuando se embarcó para su misión con las tribus germánicas.
Familia germana representada en una reconstrucción historicista.

UN ANTIGUO ROBLE LLENO DE SANGRE

Según la leyenda, Bonifacio se hizo informar por las tribus cuando se había planeado el próximo sacrificio, para él impedirlo personalmente. Reunió a un grupo de sus monjes junto a un viejo roble considerado sagrado en la mitología nórdica. Éste era el lugar del derramamiento de sangre, donde los alemanes realizan sus sacrificios humanos.
Estatua de San Bonifacio enFritzlar que representa al santo con un hacha tras talar el roble de Thor.
La víctima del sacrificio, una niña, estaba ya preparada, atada al roble, pero antes de que le fuera asestado el golpe fatal, Bonifacio arrancó el hacha de las manos del verdugo.
El monje benedictino cortó las cadenas que ataban a la niña, cuyos eslabones se rompieron bajo el golpe de la hoja afilada. Bonifacio liberó a la chica, y luego volvió su hacha contra el roble sagrado.
Cuando Bonifacio comenzó a dar hachazos al tronco, los espectadores se quedaron atónitos, demasiado aturdidos para moverse mientras que el benedictino continuaba los golpes. El roble cayó al suelo sin causar daño, en medio de un silencio que no auguraba nada bueno.
Sin embargo, para asombro de los desarmados monjes, los feroces alemanes cayeron de rodillas llenos de terror. Anticipándose a la ira de sus dioses por este sacrilegio, los miembros de la tribu estaban seguros de que Bonifacio sería fulminado por un rayo del martillo de Thor, llamado "Mjolnir".
Bonifacio supervisando el talado del Roble de Thor, en una pintura de 1737 en la iglesia de san Martín de Westenhofen, en Schliersee,Alemania.

UN NUEVO ÁRBOL

Sin inmutarse, Bonifacio rompió el silencio. En voz alta, ordenó a miembros de la tribu arrodillados que miraran de cerca la base del roble talado. Allí, brotando de la tierra de entre las raíces del árbol de roble, había un tierno y joven abeto, alto hasta la rodilla.
Bonifacio explicó Que Odín, Thor y sus otros dioses habían caído con el roble, pero que el Dios de Bonifacio venía a traerles este pequeño árbol que nunca pierde sus hojas y está lleno de vida, incluso en pleno invierno. Les explicó que las hojas de árboles de abeto siempre apuntan hacia el cielo. Les dijo que la hoja perenne de este árbol tenía que recordarles que el amor del Dios Trino cristiano para ellos era eterno.
"Bonifacius" (1905), por Emil Doepler.
En la primera Navidad después de este evento, Bonifacio colocó un abeto en el interior de la iglesia, como símbolo del amor eterno de Cristo. Gracias a los esfuerzos de Bonifacio, las tribus germánicas se convirtieron al cristianismo. Bonifacio, que se había convertido en Obispo de Mainz, más tarde fundó el monasterio benedictino de Fulda. 
Abies procera, comúnmente llamado abeto noble, abeto prócer o abeto azul del Oregón,2 es un abeto del oeste de Norteamérica, nativo de las montañas Cascade Range y Coast Range del extremo noroeste de California, oeste de Oregón y Washington en EE. UU.
Vivió la mayor parte de su larga vida en Alemania, estableciendo el cristianismo allí. 

Abeto 
Fue martirizado ya anciano, cuando intentaba llevar a Cristo a las islas de Frisia, en los Países Bajos, el 5 de junio del año 754.
Abeto 
El deseo de Bonifacio fue que su cuerpo fuera enterrado en Alemania, país cuyo pueblo había llegado a amar. Así que fue enterrado en la abadía de Fulda. Es conocido como el apóstol de los alemanes.
Granja de árboles de Navidad en Estados Unidos.

UN REGALO ENTRE LOS PUEBLOS

Desde que el Príncipe Alberto estableciera por primera vez la tradición de los árboles de Navidad en Gran Bretaña, un gran árbol se erige cada año en la londinense Plaza Trafalgar cada año. 
Desde 1945, el árbol es un regalo de Noruega en agradecimiento por el apoyo recibido del Reino Unido durante la Segunda Guerra Mundial.
En la base del árbol se puede ver una placa, con las siguientes palabras:
This tree is given by the city of Oslo as a token of Norwegian gratitude to the people of London for their assistance during the years 1940-45. - A tree has been given annually since 1947.
Es evidente que los británicos han tomado esta idea alemana en sus corazones, pero la mayoría no son conscientes de que fue un inglés el que dio la idea a los alemanes muchos siglos antes, y de que fue un alemán el que les devolvió el regalo.
Arbol de navidad trafalgar square

POR QUÉ SE CELEBRA EL NACIMIENTO DE JESÚS EL 25 DE DICIEMBRE.

Los primeros cristianos no parece que celebrasen su cumpleaños (cf., por ej., Orígenes, PG XII, 495). Celebraban su dies natalis, el día de su entrada en la patria definitiva (por ej.,Martirio de Policarpo18,3), como participación en la salvación obrada por Jesús al vencer a la muerte con su pasión gloriosa. Recuerdan con precisión el día de la glorificación de Jesús, el 14/15 de Nisán, pero no la fecha de su nacimiento, de la que nada nos dicen los datos evangélicos.

Natividad

NO CELEBRABAN EL CUMPLEAÑOS

Hasta el siglo III no tenemos noticias sobre la fecha del nacimiento de Jesús. Los primeros testimonios de Padres y escritores eclesiásticos señalan diversas fechas. El primer testimonio indirecto de que la natividad de Cristo fuese el 25 de diciembre lo ofrece Sexto Julio Africano el año 221.
Bartolomé Esteban Murillo - La adoración de los pastores - 1668
La primera referencia directa de su celebración es la del calendario litúrgico filocaliano del año 354 (MGH, IX,I, 13-196): VIII kal. Ian. natus Christus in Betleem Iudeae (“el 25 de diciembre nació Cristo en Belén de Judea”).
Mural de la iglesia de San Juan Bautista en el río Jordán que muestra el nacimiento de Jesucristo.

NACIMIENTO DEL SOL INVICTO

A partir del siglo IV los testimonios de este día como fecha del nacimiento de Cristo son comunes en la tradición occidental, mientras que en la oriental prevalece la fecha del 6 de enero. Una explicación bastante difundida es que los cristianos optaron por ese día porque, a partir del año 274, el 25 de diciembre se celebraba en Roma el dies natalis Solis invicti, el día del nacimiento del Sol invicto, la victoria de la luz sobre la noche más larga del año.
Natividad
Esta explicación se apoya en que la liturgia de Navidad y los Padres de la época establecen un paralelismo entre el nacimiento de Jesucristo y expresiones bíblicas como «sol de justicia» (Ma 4,2) y «luz del mundo» (Jn 1,4ss.). Sin embargo, no hay pruebas de que esto fuera así y parece difícil imaginarse que los cristianos de aquel entonces quisieran adaptar fiestas paganas al calendario litúrgico, especialmente cuando acababan de experimentar la persecución. Es posible, no obstante, que con el transcurso del tiempo la fiesta cristiana fuera asimilando la fiesta pagana.
Natividad
Otra explicación más plausible hace depender la fecha del nacimiento de Jesús de la fecha de su encarnación, que a su vez se relacionaba con la fecha de su muerte. En un tratado anónimo sobre solsticios y equinoccios se afirma que “nuestro Señor fue concebido el 8 de las kalendas de Abril en el mes de marzo (25 de marzo), que es el día de la pasión del Señor y de su concepción, pues fue concebido el mismo día que murió” (B. Botte,Les Origenes de la Noël et de l’Epiphanie, Louvain 1932, l. 230-33).
Alegoría de Cristo en forma del dios solar Helios o Sol Invicto conduciendo su carroza. Mosaico del siglo III d. C. de las grutas vaticanas en la Basílica de San Pedro en el techo de la tumba del Papa Julio I.

TRADICIÓN ORIENTAL

En la tradición oriental, apoyándose en otro calendario, la pasión y la encarnación del Señor se celebraban el 6 de abril, fecha que concuerda con la celebración de la Navidad el 6 de enero. La relación entre pasión y encarnación es una idea que está en consonancia con la mentalidad antigua y medieval, que admiraba la perfección del universo como un todo, donde las grandes intervenciones de Dios estaban vinculadas entre sí.
C. LeBrun, Natividad, 1689
Se trata de una concepción que también encuentra sus raíces en el judaísmo, donde creación y salvación se relacionaban con el mes de Nisán. El arte cristiano ha reflejado esta misma idea a lo largo de la historia al pintar en la Anunciación de la Virgen al niño Jesús descendiendo del cielo con una cruz. Así pues, es posible que los cristianos vincularan la redención obrada por Cristo con su concepción, y ésta determinara la fecha del nacimiento. “Lo más decisivo fue la relación existente entre la creación y la cruz, entre la creación y la concepción de Cristo” (J. Ratzinger,El espíritu de la liturgia, 131).
Juan Chapa
Bibliografía: Josef Ratzinger,El espíritu de la liturgia. Una introducción(Cristiandad, Madrid, 2001); Thomas J. Tolley,The origins of the liturgical year, 2nd ed., Liturgical Press, Collegeville, MN, 1991). Existe edición en italiano,Le origini dell’anno liturgico, Queriniana, Brescia 1991.
Adoración de los pastores, obra de Gerard van Honthorst que escenifica la Navidad. Fue presentada el 25 de diciembre de 1622.

¿QUÉ SABEMOS DE LA GRUTA DE BELÉN?

José tuvo tiempo y modo para arreglar todo bien, incluso el pesebre. El Evangelio de Lucas señala que María, después de dar a luz a su hijo, “lo recostó en un pesebre, porque no había lugar para ellos en el aposento” (Lc 2,7). El “pesebre” indica que en el sitio donde nació Jesús se guardaba el ganado. Lucas señala también que el niño en el pesebre será la señal para los pastores de que allí ha nacido el Salvador (Lc 2,12.16).

Gruta de Belén
La palabra griega que emplea para “aposento” es katályma. Designa la habitación espaciosa de las casas, que podía servir de salón o cuarto de huéspedes. En el Nuevo Testamento se utiliza otras dos veces (Lc 22,11 y Mc 14,14) para indicar la sala donde Jesús celebró la última cena con sus discípulos. Posiblemente, el evangelista quiera señalar con sus palabras que el lugar no permitía preservar la intimidad del acontecimiento. Justino (Diálogo con Trifón 78) afirma que nació en una cueva y Orígenes (Contra Celso 1,51) y los evangelios apócrifos refieren lo mismo (Protoevangelio de Santiago 20; Evangelio árabe de la infancia 2; Pseudo-Mateo 13).
Gruta de Belén
De todas estas menciones, la más antigua y autorizada documentación de la Gruta - Pesebre de Belén es la del apologista, filósofo y mártir S. Justino de Nablús, que escribía poco después del año 150. Su testimonio tiene un valor extraordinario, aún cuando no hubiera estado personalmente en Belén en aquel tiempo de ocupación pagana, porque, era palestino de nacimiento, cercano a la época de Cristo, portavoz de la tradición local, profundo conocedor de la lengua griega, comprometido en la lucha contra la clase docta judía (Celso). La mención se encuentra en el Diálogo con Trifón, 78:
"Habiendo nacido entonces el Niño en Belén, porque José no tenía en aquella aldea (kóme) donde alojarse, se alojó en una cierta gruta (spélaio) cercana a la aldea, y entonces, estando ellos allí, María dio a luz a Cristo y lo puso en un Pesebre, donde fue encontrado por los Magos provenientes de Arabia".
Gruta de Belén
La forma y la descripción son muy concisas, de estilo clásico, pero es testimonio seguro de la "tradición palestina", quizá también local, donde los judeo-cristianos permanecieron también después de la paganización del año 135.
José y María, dándose cuenta de la situación local y después de haber renunciado por elección y por la fuerza de las circunstancias a la habitación superior (= Katályma) de la casa, se retiraron a una de las "grutas-almacenes" de la habitación, precisamente a aquella que, teniendo el acceso externo independiente y dando al este, estaba destinada y adaptada para el animalito de casa.
Gruta de Belén
En las dilaciones del censo y en espera del alegre suceso, José tuvo tiempo y modo para arreglar todo bien, incluso el pesebre; que no era una simple cueva, sino un sistema de grutas, que, queriendo, podían comunicar con la habitación superior.
Por tanto hay trabajo para José: limpieza y arreglos, algún madero para formar un ángulo reservado, primero para María y luego para él, un lugar seco y fresco para conservar las provisiones alimenticias; el agua de la cisterna estaba allí cerca; en suma, un arreglo decente, en una típica gruta palestina, pero junto a una casa, donde quedarse sin problemas aquel par de meses de la "separación ritual" requeridos para la perfecta observancia de la Ley judía.
Gruta de Belén
San José hizo todo este trabajo con habilidad de artesano, propia de él y con la mente fija en el doble Misterio que él, cabeza de familia investido expresamente por el Cielo para tan grave misión, no sólo debía guardar, sino también defender de toda curiosidad humana, con la discreción del justo y el tacto del descendiente real.
Gruta de Belén
Fuente:
FRANCISCO VARO
Profesor de Sagrada Escritura en la
Facultad Teología de laUniversidad de Navarra. 
http://www.primeroscristianos.com/index.php/noticias/item/1503-por-que-se-celebra-el-nacimiento-de-jesus-el-25-de-diciembre
http://www.aleteia.org/es/estilo-de-vida/articulo/por-que-el-arbol-de-navidad-es-cristiano-4951123140018176
Por Michael Durnan, originalmente publicado por Regina Magazine
http://www.primeroscristianos.com/index.php/origenes/item/790-los-origenes-de-la-navidad
http://www.primeroscristianos.com/index.php/noticias/item/1503-por-que-se-celebra-el-nacimiento-de-jesus-el-25-de-diciembre
http://www.primeroscristianos.com/index.php/blogs/francisco-varo-pineda/item/3138-que-sabemos-de-la-gruta-de-belen

No hay comentarios.:

Publicar un comentario