AQUÍ ENCONTRARÁS, ARTÍCULOS FOTOS Y VÍDEOS SOBRE LA FE CATÓLICA APOSTÓLICA Y ROMANA, DOCTRINA SOCIAL DE LA IGLESIA, COMENTARIOS DE ENCÍCLICAS, PENSAMIENTOS Y TEXTOS DE SANTOS DIGNIDAD HUMANA, DERECHOS HUMANOS, HISTORIA, EDUCACIÓN VIDEOS MUSICALES CLÁSICOS Y DE TODAS LAS ÉPOCAS.

"Soy un hombre de armas, un guerrero, scout. Paradójicamente, al único de mi especie que admiro, empuñó solamente la palabra, su técnica fue la humildad, su táctica la paciencia y la estrategia que le dio su mayor victoria fue dejarse clavar en una cruz por aquellos que amaba".

“Espíritu Santo, inspírame lo que debo pensar, lo que debo decir, lo que debo callar, lo que debo escribir, lo que debo hacer, como debo obrar, para el bien de los hombres, de la iglesia y el triunfo de Jesucristo”.

Desde La Trinchera Del Buen Combate en Argentina. Un Abrazo en Dios y La Patria.

21 de marzo de 2014

FE COMO FORTALECERLA - SU RELACIÓN CON EL AMOR - FACULTADES DE LA PERSONA HUMANA - DIFERENCIAS DEL SER HUMANO CON LOS ANIMALES

El amor como sabemos..., es el pilar básico de nuestra vida espiritual.
  • Dios es amor y sólo amor, el amor es la esencia de la naturaleza divina. 
No se trata de que el amor sea un atributo o cualidad de Dios como lo puede ser la omnisciencia o la omnipotencia de Dios, no,
  • El amor es la propia esencia de Dios. 
El amor en nosotros es una cualidad humana. 
Pero en el caso de Dios, Él es el amor mismo.
Pero escrito lo anterior, y a pesar de la importancia que tiene el amor, es de ver, que al enunciarse las tres virtudes teologales o básicas para el desarrollo de nuestra vida espiritual, el amor va en segundo lugar no decimos Amor, Fe y Esperanza sino que decimos: 
. Fe
. Esperanza
. Caridad (siendo la caridad el amor). Pues indistintamente caridad es amor y amor es caridad. 
Es decir ponemos en primer lugar la fe por que sí no hay fe, si no creemos en la existencia de Dios difícilmente podremos amarlo o esperar algo de Él.
Pero la fe no es una categoría absoluta, en el sentido de que podemos decir tajante mente, tengo fe o no tengo fe. La fe tiene un sin fin de categorías, casi se diría que tantas como seres creyentes existen.
Porque la fe, al ser una de las tres virtudes teologales
  • Aumenta y disminuye al unísono con el amor y la esperanza.
Dicho en otras palabras:
  • El crecimiento del amor en un alma implica el fortalecimiento de la fe de esa alma, (sin que esta alma sea consciente de ello).
Y en sentido contrario
  • El aumento de la fe en esa misma alma también implica un aumento de su amor y de su esperanza en las promesas del Señor.
Pero nunca nadie en este mundo puede tener una fe total y absoluta, porque ello sería tener evidencia de la existencia de Dios y eso solo nos es posible cuando abandonemos este mundo y veamos el Rostro de Dios. 
Para alcanzar la gloria y llegar a contemplar el Rostro de Dios, es necesario vivir y morir en Cristo. Solo nos es posible, alcanzar la gloria del Resucitado, viviendo y muriendo con el Resucitado. Nadie que no haya pasado por el trance de la muerte puede contemplar el Rostro de Dios y solo así, es cuando nuestra fe se convertirá en evidencia absoluta.
Mientras tanto, mientras estemos en esta vida, nosotros podemos escoger, entre vivir con Cristo Jesús, o como se dice hoy en día, pasar de Él.
Pero en todo caso, tanto para vivir con Él amándole e imitándole, es necesario tener fe, y si la tenemos y la usamos la fortaleceremos, pero si no la usamos es como si no la tuviésemos. 
  • Si la fe no se practica esta acaba por fenecer

Si la practicamos amando al Señor, cada día poco a poco ella se irá fortaleciendo e irá creciendo y en la medida en que se fortalezca y crezca, nos crecerá también, nuestra esperanza y nuestro amor al Señor.
El fortalecimiento de nuestra fe nunca será gratuito, porque tendremos que estar continuamente luchando contra nuestro enemigo el demonio, en una continua lucha ascética. 
La destrucción de nuestra fe es para demonio su medio de actuación más querido y utilizado, es un efectivo medio de ataque, porque el muy bien sabe, que si logra quitarle la fe a su víctima esta está ya está sus manos. 
Sus ataques para robarles la fe a sus víctimas, nunca son frontales, sino que siempre comienzan por la creación de las llamadas dudas de fe.
En la debilidad de nuestra fe, indudablemente las dudas son un factor muy importante en cuanto debilitan nuestra fe, pero si se lucha contra ellas y pedimos la ayuda del Señor, siempre saldremos adelante, porque:
  • La fe es un don divino, y como tal don, es un bien espiritual, que se lo podemos demandar al Señor y nunca nos faltará esa ayuda si se la solicitamos. 
Nuestra defensa frente a las actuaciones demoníacas, está, en las gracias divinas. Aquellas personas que no atiendan las demandas de su alma y se vuelquen en los deseos de su cuerpo, llevan todas las de perder. 
Las gracias divinas siempre están a disposición de aquellos que las aprecian
Sin embargo, las dudas de fe tienen una parte positiva, muy positiva si son desechadas, pues si con la ayuda divina vencemos, obtendremos unos grandes méritos y el demonio, cuando sale derrotado, siempre vuelve a la carga atacando nuevamente, pero nunca ataca por el mismo flanco, en el que ya ha sido derrotado, porque su soberbia no le permite soportar otra nueva humillación
El sistema de actuación del demonio varía mucho de acuerdo con las circunstancias, que rodean a su víctima. Para que un ataque, sea lo más efectivo posible, el demonio estudia perfectamente a sus víctimas, él no puede entrar plenamente en las potencias de nuestras almas
y por supuesto ni muchísimo menos en nuestra voluntad, en la que el Señor si puede entrar, pero jamás lo hace porque si lo hiciera dejaría de respetar nuestro libre albedrío. 
Si el demonio pudiese entrar en nuestra voluntad, a estas horas estaríamos ya todos en el infierno.
La inteligencia del demonio, es muy superior a la nuestra, el demonio antes de su caída, tenía un grado de querubín dentro del primero de los coros angélicos. 
De nosotros, el demonio sabe mucho más que nosotros mismos, porque aunque tenga impedida por el Señor, su libre circulación por las potencias de nuestras almas, el recuerda perfectamente cuales han sido nuestras debilidades y ofensas al Señor, sabe mejor que nosotros cual es nuestro nivel de desarrollo de nuestra vida espiritual y cuáles son, nuestros vicios y virtudes, pues tiene la memoria de cuál es nuestra conducta y comportamiento en la vida.
Por ello, como todos somos diferentes en nuestro comportamiento humano, a cada uno le aplica un tratamiento individualizado.
En los evangelios podemos leer como reiteradamente el Señor, nos ha advertido de la debilidad de nuestra fe:
  • “En verdad os digo que, si tuviereis fe y no dudareis, no solo haréis lo que la higuera, sino que si dijereis a ese monte: “Quítate y échate en el mar”, se haría, y todo cuanto con fe pidiereis en la oración lo recibiríais”. (Mt 21, 21-22). 
También tenemos el pasaje en el lago de Genesaret: 
Orazio Farinati Cristo caminando sobre las aguas
  • "28 Tomando Pedro la palabra, dijo: Señor, si eres tú, mándame ir a ti sobre las aguas. 
  • 29 Él dijo: Ven. Bajando de la barca, anduvo Pedro sobre las aguas y vino hacia Jesús. 
  • 30 Pero, viendo el viento fuerte, temió, y comenzando a hundirse, grito: Señor, sálvame. 
  • 31 Al instante Jesús le tendió la mano, le agarro, diciéndole: Hombre de poca fe, ¿porque has dudado? 
  • 32 Y subiendo a la barca, se calmó el viento. 
  • 33 Los que en ella estaban se postraron ante El, diciendo: Verdaderamente, tu eres Hijo de Dios”. (Mt 14, 28-33). 
Los apóstoles eran conscientes de la debilidad de su fe y por ello un día le dijeron al Señor:
  • "5 Dijeron los apóstoles al Señor; Auméntanos la fe”. (Lc 17,5-6).
Nuestra fe siempre se fortalecerá en la medida en que avance el desarrollo de nuestra vida espiritual. Y este desarrollo siempre aumentará cuanto mayor sea nuestra entrega al amor de Dios.
LAS CUALIDADES DE LA PERSONA HUMANA
Muchas veces no tenemos tiempo de ponernos a reflexionar en lo que somos y tenemos, pero es importante hacerlo de vez en cuando, pues si no conocemos los dones que Dios nos ha dado, ¿cómo vamos a poder usarlos, aprovecharlos y, entonces, vivir mejor?
Tenemos que conocer todo lo que Dios nos ha dado como personas, para poder aprovecharlo positivamente.
La Iglesia nos enseña...
Dios le dio a la persona humana cuatro cualidades que lo hacen semejante a Él y superior al resto de las criaturas:
  • Inteligencia
  • Voluntad
  • Libertad
  • Capacidad de amar
INTELIGENCIA
La inteligencia es la capacidad que tiene el hombre para: 
  • Pensar
  • Buscar y hallar la verdad 
a través de la mente y la razón.
Gracias a esta capacidad, el hombre puede:
  • Entender y aprender
  • Imaginar y memorizar
  • Hacer grandes descubrimientos e inventar cosas maravillosas
  • Mejorar el mundo
pero lo más importante es que, gracias a su inteligencia
  • El hombre puede llegar a conocer la verdad.
Conocer la verdad significa:
  • Que aquello que pensamos coincide con lo que realmente es o sucede.
EJEMPLO
Si vemos un burro y pensamos: "aquello que veo es un burro", estamos en la verdad. Pero si somos medio miopes y, viendo un burro, pensamos que lo que vemos es un caballo, entonces nuestra miopía engaña a nuestra inteligencia y la aleja de la verdad.
La verdad de si era burro o caballo, puede ser intrascendente en nuestra vida (a nadie van a matar por confundir un burro por un caballo), pero hay verdades que son muy importantes de conocer porque afectan a toda nuestra vida. 
Son las verdades que llamamos "trascendentes" y que responden a las preguntas: 
  • ¿Por qué estoy vivo?
  • ¿Quién me dio la vida?
  • ¿por qué me la dio?
  • ¿Qué quiere de mí?
  • ¿Por qué voy a morir si deseo vivir?
  • ¿Por qué existe el mal en el mundo?
  • ¿Por qué existe el sufrimiento, si yo quiero ser feliz? 


La inteligencia nos hace capaces de conocer estas verdades trascendentes, pero sólo las descubriremos si empleamos tiempo y nuestra inteligencia en ello: 
  • Pensando
  • Estudiando
  • Preguntando. 
En cambio, si nos pasamos la vida pensando en si fue burro o caballo lo que vimos, no descubriremos nada que sea trascendente para nuestra vida.
VOLUNTAD
El hombre no sólo piensa, sino también "quiere". Es decir, el hombre busca aquello que le atrae.
  • La voluntad es la capacidad que tiene el hombre para "moverse" hacia un bien que desea.
La voluntad busca siempre un bien que ha sido pensado anteriormente por la inteligencia. 
La voluntad se mueve para alcanzar la felicidad que la inteligencia piensa que le dará tener el bien deseado.
Y así como hay verdades y Verdades, también hay quereres y Quereres: el "querer comer un chocolate en este momento" es un querer intrascendente, pero:
  •  "El Querer ser feliz eternamente", es un querer que puede afectar todos nuestros pensamientos y acciones.

LIBERTAD

  • La libertad es la capacidad que tiene el hombre para actuar o no actuar, para hacer eso o aquello, de acuerdo con su inteligencia y voluntad.
  • Es la capacidad que tiene el hombre para escoger, para decidir entre dos o más bienes.
Al ser el hombre libre, se convierte en responsable de sus acciones; es decir, él tiene que responder por lo que hace o dice y se le pueden pedir cuentas de lo que hace o dice. 
La justicia se representa por una mujer con los ojos vendados, con una balanza en una mano y una espada en la otra.
A un animal no se le puede exigir lo mismo. 
EJEMPLO
Un lobo no se da cuenta de lo que hace cuando mata una oveja, simplemente tiene hambre y actúa. 
En cambio, el hombre puede tener hambre y escoger libremente comer o no comer.
Y volvemos a lo mismo... Así como hay verdades y Verdades, y así como hay quereres y Quereres, también hay decisiones y Decisiones...
EJEMPLO
No me afectará en nada si decidí libremente ponerme la camisa blanca en lugar de la azul para venir a esta reunión, pero puedo
  • "Dar al traste" toda mi vida si decido libremente casarme con la persona equivocada.
 Y puedo 
  • Estropear toda mi eternidad si decido libremente buscar el mal en lugar del bien...
Una decisión importante tomada "sin pensar", "al aventón", al "a ver qué sale", nos puede acarrear muchos problemas en esta vida y en la futura. 
Una decisión importante necesita que se piense bien y que sea revisado lo que la voluntad quiere.
Podemos hablar de tres áreas en las que actúa la libertad del hombre:
  • Libertad física o de movimiento
Es la libertad para moverse de un lugar a otro. Te puedes cambiar de silla, levantarte e ir y venir por todo el salón, puedes rascarte la cabeza o mantener cruzados los brazos. No hay nada ni nadie que te lo impida. Tienes libertad física.
  • Libertad de acción
Es la libertad de querer o elegir cualquier cosa o acto. Puedes, saliendo de aquí, decidir comprarte un dulce, o puedes ahorrar ese dinero para los útiles de la escuela. Puedes despedirte de nosotros o salir en silencio. Puedes...
  • Libertad moral
Es la que elige entre el bien y el mal.
EJEMPLO
Decidí no tomar más alcohol porque quiero dejar de sentirme mal y de hacer daño a mi familia.
  • La libertad no es "hacer lo que uno quiera", porque existen leyes (naturales y humanas) que deben respetarse para poder vivir en paz con nosotros mismos y con todos los demás.
Imagínense qué sucedería si tratáramos de no respetar la ley natural de la gravedad (que es la que hace que se caigan los objetos), y decidiéramos lanzarnos desde un quinto piso...¡Moriríamos estrellados contra el suelo!
De la misma manera, imagínense que no quisiéramos obedecer las leyes humanas del respeto a la propiedad privada... Yo, por lo pronto, agarraría la pluma de este señor y me quedaría con la camisa de este otro y con los zapatos de aquél, "porque me gustaron". La vida en comunidad sería un desastre!
Por lo tanto
  • Aunque seamos libres, totalmente libres, esto no nos da el derecho de hacer cuanto nos venga en gana.
El Papa Juan Pablo II, en su "Mensaje a los Universitarios" que pronuncio en México en enero de 1979, exhortó a todos los jóvenes del mundo:

  • "Hagan buen uso de su libertad, para que con base en la verdad, puedan lograr realmente cosas buenas".
RELACIONES ENTRE LAS FACULTADES DE LA PERSONA HUMANA
  • La inteligencia
  • La voluntad
  • La libertad

actúan siempre juntas

  • La inteligencia hace que el hombre descubra un bien (algo bueno o que parece bueno).
  • La voluntad mueve al hombre para que busque y consiga ese bien descubierto por la inteligencia.
  • La libertad le permite al hombre decidir si se mueve o no se mueve con su voluntad para alcanzar el bien que ha descubierto la inteligencia, pues hay que tener presente que la voluntad del ser humano, como el libre, puede elegir actuar en contra de algunos datos ofrecidos por la inteligencia. 
EJEMPLO
¿No hemos bebido agua alguna vez sin la seguridad de que sea potable al estar presionados por una fuerte sed? 
Ó 
¿No hemos renunciado a un dinero que nos atraía para fines razonables para dárselo a quien lo necesitaba?
EJEMPLO ACLARANDO LA ACTUACIÓN CONJUNTA DE ESAS TRES FACULTADES
Imaginemos que paseando por la calle, ve a una muchacha muy hermosa.
La observa y descubre que parece una chica simpática y decente.
  • La inteligencia descubre un bien
  • Al descubrir, a esa joven como posible bien siente deseos de conocerla mejor.
  • La voluntad quiere conseguir ese bien.
  • Duda un momento, pero al final se acerca a ella y la invita a tomar un helado.
La libertad decide alcanzar ese bien.
Hablando de decisiones importantes...
¿Sabes cuál es uno de los actos libres más bellos e importantes que se ha dado en la Religión católica?
El "sí" de la Virgen María, el "sí" con el que aceptó ser la Madre de Cristo y, por lo tanto, colaborar en la salvación de todos los hombres.
Dios siempre ha respetado la voluntad libre de la persona humana.
La Virgen María hubiera podido decir que "no" aceptaba y rechazar así ser la Madre de nuestro Salvador y... ¡¡¡Jesucristo no hubiera nacido!!!
CAPACIDAD DE AMAR
Algo más que nos hace diferentes y superiores al resto de los seres la Creación (animales, aves, etc.) es nuestra capacidad de amar que es debido a nuestra libertad, pues una criatura que no es libre no puede amar, ni pecar (que es falta de amor).
La capacidad de amar es la capacidad inteligente, voluntaria y libre de darse uno mismo al prójimo, de entregarse totalmente a los demás sin poner condiciones.
Los animales no pueden amar; sólo se da en ellos la atracción sexual, pero ésta no es amor.
El amor del ser humano puede ser de diferentes tipos: 
  • Filial (a los padres y a Dios)
  • Fraternal (a los amigos o hermanos)
  • Esponsal (al cónyuge)
  • Humanitario (a todos los hombres).
Cada uno de estos amores tiene diferentes manifestaciones, pero se caracterizan todos por la entrega total y desinteresada de la persona al otro.
El amor no es un sentimiento, sino un acto de la:
  • Inteligencia
  • Voluntad
  • Libertad. 
No se ama porque se siente amor hacia una persona, sino que se ama porque se quiere amar a esa persona.
Amar es desear para el amado lo mejor de todo, no para su satisfacción personal sino para la de él y ayudarle a conseguirlo.
  • Amar, pues, es darse al otro sin esperar nada a cambio.
EJEMPLO
El amor de Dios por nosotros: Él se entrega todo por nosotros en cada momento.
  • Nos da la vida
  • La Creación maravillosa
  • Su vida divina en los sacramentos
  • Hasta a su propio Hijo nos lo entregó por amor. 

Y no tiene por qué hacerlo Él es 

  • Perfecto
  • Infinito
  • Omnipotente... 
¿Qué interés puede tener para ti, su amor por mí, por cada uno?
Él ama a todos con igual amor. Si alguno de nosotros se siente poco amado por Dios, el problema no está en Dios sino en uno.
EJEMPLO
El amor de Dios es como la luz del sol. El sol brilla siempre, pero si yo me volteo de espaldas o cierro la persiana, no entra la luz del sol, pero por mi culpa, no por la del sol (corro la cortina), que siga brillando.
¿Aún hay más?
La persona humana tiene muchas características más, pero hemos examinado las que le permiten que sea el ser más importante de la Creación y, por lo tanto, muy diferente de los demás seres vivos.
Para visualizar esta realidad vamos a comparar en un cuadro lo que los animales y personas humanas tienen en común y en lo que se diferencian.                                           
                                PERSONAS                                               ANIMALES
AMOR                           SÍ                                                                NO
LIBERTAD                    SÍ                                                                NO
VOLUNTAD                  SÍ                                                                NO
INTELIGENCIA            SÍ                                                                NO
EMOCIONES                SÍ                                                                SI
SENTIMIENTOS           SÍ                                                                SI
INSTINTOS                   SÍ                                                                SI
SENSACIONES             SÍ                                                                SI
                                                                                                                         
En resumen...
De acuerdo con los contenidos de esta sesión y de la anterior, concluimos que la persona humana:
  • Es un ser vivo
  • Creado por Dios
  • Creado hombre o mujer, con características especiales cada quien
  • Es unión de cuerpo y alma
  • Su cuerpo es mortal y su alma es inmortal porque es espiritual
  • Todos tenemos igual dignidad por ser persona humana
  • Pero cada persona es única e irrepetible
  • Con cualidades que Dios le da para que los haga crecer
  • Con inteligencia para conocer el bien
  • Con voluntad para querer alcanzar ese bien
  • Con libertad para escoger alcanzarlo
  • Con capacidad de amar para darse a sí misma a los demás
¡Somos realmente algo muy bueno que Dios creó!
¿QUÉ DEBO RECORDAR?
La persona humana tiene cuatro cualidades que Dios le ha dado y que lo hacen semejante a Él:
. INTELIGENCIA Capacidad para buscar la verdad, para conocer, aprender y entender.
VOLUNTAD Capacidad para buscar el bien o algo bueno
LIBERTAD Capacidad para decidir escogiendo el bien mejor a alcanzar.
CAPACIDAD DE AMAR Capacidad de darse uno mismo a los demás, sin esperar recompensa.
* El uso adecuado de estos regalos o dones nos ayuda a ser mejores personas.
* Sólo podemos hacer crecer estas cualidades ejercitándolas diariamente:
* Debemos estudiar lo más que podamos, para aprender;
* Debemos buscar seguir los mandamientos de Dios en general, cosas buenas, para ser mejores;
* Debemos decidir escoger siempre el camino del bien, para llegar a Dios; y
* Debemos amar a Dios y a todos los que nos rodean, para ser más felices.
PARA LA REFLEXIÓN PERSONAL
  • ¿Por qué, si Dios me ha dado capacidades mucho más poderosas que las capacidades de los animales, no las uso y las aprovecho para bien de mi persona y de mis semejantes y, sobre todo, para tener contento a Dios, mi Creador, Salvador y Santificador?
http://www.religionenlibertad.com/articulo.asp?idarticulo=32920
http://es.catholic.net/biblioteca/libro.phtml?consecutivo=8&capitulo=47

No hay comentarios.:

Publicar un comentario