AQUÍ ENCONTRARÁS, ARTÍCULOS FOTOS Y VÍDEOS SOBRE LA FE CATÓLICA APOSTÓLICA Y ROMANA, DOCTRINA SOCIAL DE LA IGLESIA, COMENTARIOS DE ENCÍCLICAS, PENSAMIENTOS Y TEXTOS DE SANTOS, DIGNIDAD HUMANA, DERECHOS HUMANOS, HISTORIA, EDUCACIÓN, VIDEOS MUSICALES CLÁSICOS Y DE TODAS LAS ÉPOCAS.

"Soy un hombre de armas, un guerrero, scout. Paradójicamente, al único de mi especie que admiro, empuñó solamente la palabra, su técnica fue la humildad, su táctica la paciencia y la estrategia que le dio su mayor victoria fue dejarse clavar en una cruz por aquellos que amaba".

“Espíritu Santo, inspírame lo que debo pensar, lo que debo decir, lo que debo callar, lo que debo escribir, lo que debo hacer, como debo obrar, para el bien de los hombres, de la iglesia y el triunfo de Jesucristo”.

Desde La Trinchera Del Buen Combate en Argentina. Un Abrazo en Dios y La Patria.

14 de diciembre de 2011

COMO REACCIONAS CUANDO ATACAN TU IGLESIA Y A LA FE?


No se cansa de repetir mi buen hermano Frank Morera (*1) que “un católico ignorante es un futuro protestante…”

En mis clases de Formación en la Fe Católica para adultos, he tenido la oportunidad confirmar la veracidad de tal afirmación en cerca del 100% de los participantes. En casi la totalidad llegan con un alto índice de lo que llamaría de “contaminación apostática”, contaminación esa  inseminada por los medios de comunicación, amigos y vecinos, evangélicos o miembros de otras religiones que golpean sus puertas  (*2) o la directa militancia ateísta. O sea, llegan casi a punto de apostatar.

En verdad muy pocos se apuntan a las clases por un sincero interés de progresar en la fe, por lo menos en la fase inicial. Lo se por el tipo de dudas y preguntas que presentan, cargadas de prejuicio y desinformación. Todo el conocimiento básico de la doctrina y de la Iglesia que tienen ha sido adquirido en la catequesis de su primera comunión, a los siete años de edad. Lo demás lo aprendieron en conversas con otras personas que estaban en una condición idéntica a la suya propia o a través de los medios de comunicación cuyos redactores también están igual que ellos.
Eso cuando no se trata de la desinformación intencionalmente provocada por medios abiertamente anticatólicos, como por ejemplo la BBC de Londres o el New York Times (*2). En los últimos tiempos se ha adherido a la legión un profesor que se vale del nombre de una prestigiosa universidad que le emplea y lidera un grupúsculo de militancia ateísta en sus furibundas campañas contra todas las religiones y, como no sería de menos, principalmente contra la fe cristiana. Simplemente, a esa gente que se dice feliz por no creer le hace infeliz que los demás crean. Y después afirman fundamentarse en el racionalismo. ¡Vaya uno a entenderles!
Los argumentos que presentan los que vienen a las clases pueden clasificarse en dos grandes grupos: los temas doctrinales y los temas enviciados. Los del primer grupo se quedan automáticamente aclarados y resueltos con las evidencias propuestas por el Magisterio, particularmente, con el Catecismo. Los del segundo ya requieren una labor más pacienzuda, de apologética. La naturaleza y carga de los temas permite distinguir claramente cuando a alguien se les ha instilando esa ponzoña para generarle dudas y torpedear su fe.
Me atendré aquí a lo que se relaciona al segundo grupo de cuestiones -de naturaleza esencialmente malévola y dañina- con el intento de propiciarle al lector algunos medios para ayudarle a hacer frente a los asedios anticatólicos a que nos vemos sometidos cotidianamente.
  
El “Complejo de Inferioridad” del Católico
¿Que respondes cuando te cuentan que tu Iglesia quemó brujas, protestantes y herejes a los miles durante la Inquisición?  ¿Que los cristianos desencadenaron esa cosa horrible que fueron las Cruzadas para perseguir y matar musulmanes? ¿Que la Iglesia persiguió, condenó, torturó y mató en la hoguera a Galileo?  ¿Que la “retrasada” Iglesia no sabía que el mundo era redondo y enseñaba que el mundo era plano?  ¿Que la Edad Media vivió en una tremenda oscuridad por culpa de la Iglesia y eso fue lo que motivó el movimiento llamado  “la Iluminación” francesa?  ¿Que la Iglesia es la gran ramera de Babilonia?  ¿Que la Iglesia fue una invención de Constantino y que él la impuso como religión oficial del estado? Etc. etc. etc.
Un católico que desconozca la realidad de cada una de esas cuestiones puede ser fácilmente atraído (o empujado) hacia la apostasía, que es el único propósito por el cual esas historias han sido ingeniadas y siguen siendo difundidas por los colectivos anticatólicos.
Para quien no conozca la historia, los hechos y las respuestas para esas y otras tantas mamarrachadas que escuchamos a diario, esos cuentos les parecerán intimidatorios y les dejarán en jaque mate, y en cierta forma avergonzados de ser católicos.
Pierden con eso la supremacía que la pose de esa información les propiciaría para rebatir, aclarar y hasta pierden una oportunidad de oro para evangelizar su contrincante, si es que este actúa in bona fide pese a su ignorancia garrafal. Pero si en cambio no es por ignorancia que actúa el inquisidor sino que por insidia, se pierde la ocasión de ponerlo en su sitio y callarlo de una vez.
Como había dicho anteriormente, pocos han sido los que buscaron por primera vez mis clases por una iniciativa e interés propios para su progreso en la fe. La gran mayoría atiende más porque sus hijos, sobrinos o nietos van hacer la primera comunión o confirmación, o atienden ellos mismos porque van a contraer matrimonio o por alguna otra razón circunstancial.  
Lo bueno es que luego estas personas –ya con una nueva óptica y un entendimiento adulto- al revisar lo que anteriormente habían aprendido de una forma infantil o displicente adquirieron una percepción totalmente novedosa de lo que su religión realmente es (y lo que no es).  Por lo general estas personas pasaron a interesarse en saber cada vez más. Algunas de ellas siguen ahora con un verdadero entusiasmo.  A veces prácticamente hay que “echarlas” para que quieran irse a casa después de que la clase se termine.
Es maravilloso escuchar las narrativas de cómo han dominado cada situación cuando alguien ha intentado persuadirles para abandonar la fe católica. Pues como bien dice Frank, ningún católico se hará protestante (o ateo)… a menos que sea ignorante(de su fe.).
¿Qué es lo que les habría pasado a esas personas; qué es lo que han descubierto y les ha producido ese cambio? A parte de la acción del Espíritu Santo, que es lo primero, estas personas se abrieron al conocimiento y pudieron derrumbar ellas mismas los tabúes que les empantanaba vivir su fe. A las explicaciones dadas por la doctrina oficial de la Iglesia (y no por la que los evangélicos dicen ser la doctrina de la Iglesia) a cada punto que tenían obscuro o equivocado solían exclamar cosas como“¿Pero es solo eso? ¡Eso yo no lo sabia, porque no me lo dijeron antes!”  “¿Por qué no se lo dicen eso a la gente?”.
Ahí está el chi de la cuestión: Sí que se le dice todo eso a la gente. Basta con que la gente se interese y quiera venir a la Iglesia a preguntar, nunca faltarán quienes estén dispuestos a ayudarle. Hay gente que se cree que la iglesia es solo para ir a Misa, y hay otros que ni a Misa se dan el trabajo de ir.
El problema son la comodidad, la indiferencia, el conformismo, la cobardía, el inmovilismo de nuestra sociedad actual. Diría mismo que se trata de los efectos del “Síndrome del Cuarto Grupo Cristiano” (*4).
A estos hermanos solo les faltaba información. Información seria y segura que pudiese ser contrastada frente a las calumnias y blasfemias contra nosotros.
Mientras tanto otros rehúsan hasta comprar el Catecismo de la Iglesia” (el “manual de usuario” del católico). O la Biblia. Si fuere por dinero, les indico las páginas web en donde descargarlos gratis (*5).
No sorprende que tanta gente sea pillada de sorpresa y se quede sin reacción cuando ve la Iglesia de nuestro Señor Jesucristo ser difamada, criticada y atacada. Que se sienta avergonzada, intimidada y paralizada, terminando por creer en cualquier cosa y tragándose las acusaciones difamatorias echadas sobre los católicos, eso debido solamente a su triste ignorancia de los hechos.
  
El “Complejo de Culpa” del Católico
 Sorprende mucho ver la cantidad de intelectuales agnósticos y ateos que tienen que levantarse en defensa de la Iglesia mientras la mayoría católica se deja someter callada a los ataques y maniobras laicistas.
Ya había mencionado en otros artículos algunos de esos pensadores (el filosofo e historiador español Gustavo Bueno (*6), el británico Brendan O’Neill, el italiano Giuliano Ferrara) que se han sentido impelidos a levantar la voz en defensa de la Iglesia y de la fe católica.
Profesor Gustavo Bueno, el "ateo católico"

De esta vez quien ha querido salir a la luz ha sido Leo Moulin, pensador, historiador y profesor de Historia y Sociología en la Universidad de Bruselas, quien es uno de los más prestigiosos intelectuales de Europa en la actualidad.
Prof. Leo Moulin
Aquí está su amonestación dirigida a nosotros católicos, recogida por Vittorio Messori (*7) en su magnifico libro “LEYENDAS NEGRAS DE LA IGLESIA” :
«Haced caso a este viejo incrédulo que sabe lo que se dice: la obra maestra de la propaganda anticristiana es haber logrado crear en los cristianos, sobre todo en los católicos, una mala conciencia, infundiéndoles la inquietud, cuando no la vergüenza, por su propia historia. A fuerza de insistir, desde la Reforma hasta nuestros días, han conseguido convenceros de que sois los responsables de todos o casi todos los males del mundo. Os han paralizado en la autocrítica masoquista para neutralizar la crítica de lo que ha ocupado vuestro lugar.»
Feministas, homosexuales, tercermundialistas y tercermundistas, pacifistas, representantes de todas las minorías, contestatarios y descontentos de cualquier ralea, científicos, humanistas, filósofos, ecologistas, defensores de los animales, moralistas laicos: «Habéis permitido que todos os pasaran cuentas, a menudo falseadas, casi sin discutir. No ha habido problema, error o sufrimiento histórico que no se os haya imputado.
Y vosotros, casi siempre ignorantes de vuestro pasado, habéis acabado por creerlo, hasta el punto de respaldarlos. En cambio, yo (agnóstico, pero también un historiador que trata de ser objetivo) os digo que debéis reaccionar en nombre de la verdad. De hecho, a menudo no es cierto. Pero si en algún caso lo es, también es cierto que, tras un balance de veinte siglos de cristianismo, las luces prevalecen ampliamente sobre las tinieblas.
Luego, ¿por qué no pedís cuentas a quienes os las piden a vosotros? ¿Acaso han sido mejores los resultados de lo que ha venido después? ¿Desde qué púlpitos escucháis, contritos, ciertos sermones?» Me habla de aquella Edad Media que ha estudiado desde siempre: «¡Aquella vergonzosa mentira de los "siglos oscuros", por estar inspirados en la fe del Evangelio! ¿Por qué, entonces, todo lo que nos queda de aquellos tiempos es de una belleza y sabiduría tan fascinantes? También en la historia sirve la ley de causa y efecto...»
Aquí se siguen algunos links en que se puede bajar gratis el libro completo. Su lectura es apasionante, significativamente instructiva:
http://www.4shared.com/file/16858433/aaaa3886/32069.html(aparecerá como un archivo .ZIP No. 32069 y después de descomprimido tomará su titulo correcto)
  
Licenciado Messori
  
El periodista Alejandro Bermúdez (*8)., director de ACI Prensa, comentarista y presentador de la cadena EWTN nos brinda un brillante análisis sobre la situación que se vive, el libro, el mensaje y la realidad contextual que ha motivado al Prof. Moulin a pronunciarse.

 Católicos sin Miedos y… ¡Sin Complejos! 

 El “tirón de oreja” del Prof. Moulin deja un mensaje bien claro: si estudiamos nuestra fe y nuestra historia encontraremos razones para sentirnos muy enaltecidos en lugar de avergonzados de nuestra Iglesia, catolicidad e historia.  Contamos con muchos más medios de lo que pensamos para reaccionar como conviene, sin razón para avergonzarse, sin miedos, sin hesitación.
Como él nos recomienda, solo tenemos que dejar de ser ignorantes de nuestra propia historia, lo que además es fácil. Basta con substituir un poco del tiempo gasto viendo películas con historias ficticias hundidos en al sillón por buscar conocer un poquito más sobre una historia verdadera, esa sí real, y de la cual tú y yo somos protagonistas en su estadio actual.
Después de nosotros vendrán otros y la continuidad de esa misma historia iniciada por el Señor en persona, por los apóstoles y evangelistas, por los padres de la Iglesia, por los Mártires, por los Doctores de la Iglesia y por los Santos esa es nuestra historia real, la cual continuará hasta la Parusía  y cuyo momento presente lo estamos construyendo (bien o mal; mejor sería bien que mal) nosotros, los cristianos de la actualidad.
Pero no solo con información venceremos. También hace falta acción.
  
Católicos Llamados a la Acción
SS. Benedicto XVI ha declarado recientemente que “Ser cristiano no es un traje para usar en privado”. Eso es una llamada a la responsabilidad de todo católico.
Somos todos en gran medida los responsables por no haber impedido los avances desenfrenados del relativismo, por aceptar la demagogia de lo “políticamente correcto” que somete las mayorías a unas pocas minorías concertadas, por permitir la perversión política de lo ético y lo moral que afecta directamente a nuestros niños, y por aguantar pasivamente la suplantación de los valores cristianos occidentales por otros, extraños a nuestra civilización.
El vergonzoso episodio de pasividad y omisión de la comunidad cristiana frente a la maniobra de la militancia del lobby gay practicada en 2004 en el Parlamento Europeo contra Rocco Buttiglione (*9) es la prueba flagrante de la dormición de nuestra comunidad.
El Prof. Rocco Buttiglione es un erudito en toda regla. Tiene una experiencia y trayectoria política sin mácula (cosa no muy profusa entre nuestros políticos actuales). Ha sido ministro de cultura y es doctorado y profesor universitario de Ciencias Políticas. Domina el italiano, inglés, alemán, francés, portugués, español y polaco. Es miembro de la Academia de Ciencias Políticas. Es Doctor Honoris Causa en Ciencias Sociales justamente por su reconocida contribución a la causa de la libertad.
La cuestión y el veto del Prof. Buttiglione no se ha dado con relación a temas significativos para el Parlamento Europeo, sustentado con el impuesto de todos los países de un continente. No se relacionó en absoluto con cosas como planes estratégicos a largo plazo para Europa, la seguridad, derechos humanos, la energía, la salud, la economía,  la inmigración etc. No. La más importante preocupación de Europa en ese momento parecía ser ¡cómo es que el señor Buttiglione, siendo católico, veía la homosexualidad!
Todo lo que hizo fue responder a algunas preguntas-trampa exactamente lo que le ha enseñado su religión, habiendo dejado claro que esas son sus creencias personales y que nada tenían que ver con las funciones del cargo a que era candidato.
Lo que hemos asistido a seguir fue una pasividad general frente al linchamiento de un hombre con una dimensión humana gigante por los representantes de un grupúsculo enano jugando sucio. Su único “crimen” fue ser católico y moralmente íntegro, coherente.
Tenemos que hacerle entender a los laicistas que si a ellos no les gusta nuestra opción de creencias y valores, en plena igualdad tenemos el mismo derecho de que su opción de creencias y valores tampoco nos guste. Se trata de apenas dos opciones distintas en pie de igualdad; ninguna es más o mejor que la otra, apenas son distintas. Ellos no pueden quejarse de que les impongamos nuestra fe ni que hagamos campañas para que crean, pero se creen en el derecho de someternos a lo suyo. A eso se le llama prepotencia.
Cada uno a lo suyo.
Típicamente ellos atacan y nosotros nos defendemos
Quien ha perdido con el cambio ha sido Europa, por pasota; basta ver en qué resultó la ocupación de la silla que él iría ocupar… Hemos dejado que las cosas lleguen a las rayas de lo absurdo.
Ese éxito fácil de los lobbies laicistas en las más altas esferas políticas resultó en una señal verde para seguir en frente y de inmediato empezaron a mover sus hilos¡Cristianismo solo dentro de las iglesias! ¡Fuera con los crucifijos! ¡La Iglesia fuera de la política!
Creo que no había nada que pudiésemos hacer en el justo momento que ocurrieron esos hechos.
¿Alguna organización llevó el caso de discriminación flagrante a los tribunales?
¿Porque las convicciones religiosas de Buttiglione no valen y las opuestas si?
Nuestro voto era lo único que podría parar ese tipo de abusos y nos hemos quedado de brazos cruzados
Muy poca gente parece ser consciente de que si tenemos libertades y derechos asegurados por una Ley laica es porque en occidente esas leyes laicas fueron antes usos y costumbres populares en los cuales se basaron y que, a su vez, esos usos y costumbres se fundamentaron en los valores del cristianismo.
Si hoy matar, robar, difamar y tantas otras transgresiones son cosa ilegal en los países de herencia cristiana es porque eso vino del Decálogo. No surgió de la nada, pues toda esa salvajada era lo normal antes de la llegada del cristianismo.
Solo existen leyes que permiten el azote, la amputación, la decapitación, el tráfico humano y la esclavitud, la pedofilia, la negación de derechos humanos, imposición y/o persecución religiosa, la lapidación, crucifixión y otras barbaridades en países sin la herencia cristiana o en donde esta ha sido exterminada.
La misma realidad vista desde otra perspectiva es que –sin excepción- jamás en toda la historia y en la geografía alguna nación o cultura no-cristianizada ha tenido el mismo conjunto de leyes con valores de fundamento cristiano que vivimos y nos aseguran: la democracia, la libertad de religión y de no creencia, la libertad de expresión, la igualdad entre la mujer y el hombre, los derechos del menor, y además constituyendo protección contra los barbarismos anteriormente citados.
Antes de que se utilice mi condición de católico para acusarme de lo que sea, que quede claro que me he limitado a exponer la realidad, tal como lo demuestran los hechos a través de la historia. Si yo fuese de otra religión o hereje las cosas no cambiarían.
Leo Moulin tiene razón. Desconociendo nuestro pasado difícilmente podremos evaluar el riesgo que corremos de una vuelta a los mismos horrores que hemos sufrido hasta conquistar el nivel de civilización y libertad al cual llegamos. Del mismo modo que difícilmente conseguiremos estar alertas para identificar los momentos en que hay que dejar de darle nuestro voto al partido político de nuestra preferencia cuando este pase a actuar contra nuestros valores, sino seria traicionar nuestra propia fe y una forma de flagelo para nosotros y nuestros hijos.
No es lo mismo “hinchar” por un club de futbol o ser fan de un campeón del deporte que votarle a un partido político o candidato solo por una cuestión de mayor simpatía personal, porque en el primer caso sea cual fuere el resultado de un juego eso no afectará nuestras vidas, pero en el segundo puede acarrear consecuencias gravosas e irreversibles. Ya advierte el dicho popular que “cada pueblo tiene el gobierno que se merece” (por habérsele creído las promesas y votado a él).
Nuestra seguridad jurídica, libertad religiosa y propio futuro dependen fundamentalmente de nuestro voto, el cual es un arma poderosísima, máxime mientras los cristianos (todavía) somos la mayoría aplastante. Solo hace falta estar conscientes, informados y  movilizarnos.
Poniéndolo de un modo simple, nuestra acción u omisión en el presente hará diferencia para la Iglesia, para nuestros hermanos del futuro y, como consecuencia, para la civilización con los valores cristianos que conocemos. Nuestros hijos y nietos inclusive.
Al menos yo, no me siento con vocación para integrar el “cuarto grupo” de cristianos.
Que Dios te bendiga+++
R. ‘Deoduce’
(*1) Frank Morera – Es un apologista de primer orden, dirige e imparte clases en el ministerio “Apologética Siloé”, además tiene programas en la televisión católica EWTN;en la web de EWTN lleva una sección permanente para responder a preguntas sobre la fe. En la página web de su ministerio se puede bajar abundante material escrito, audios y videos con contenidos de extrema calidad (todo 100% acorde con el Magisterio de la Iglesia).

(*2) Puede parecer asombroso pero es cierto; he visto el video clip de un muchacho que da como excusa haber apostatado la fe católica porque, a diferencia de cuando en su condición católica, ahora como musulmán ¡se puede poner sobre su tapetito y rezar unas cinco veces al día apuntando a  la Meca! (SIC). Por lo visto abandonó la Iglesia antes de haber oído hablar en Liturgia de las Horas u Oficio Divino. Si hubiese querido aprender algo más sobre su propia fe antes de despreciarla ¡hubiera descubierto oraciones para los más variados horarios del día! El Magnificat al medio dia; las LaudesVísperaslas Completas; ¡hubiera poder estar disfrutando hasta de las Maitines por las madrugadas!
(*4) A los tres grupos cristianos  tradicionales ahora se ha "colado" uno más. Este articulo publicado en Catholic.net nos hace reflexionar: El Cuarto Grupo Cristiano
(*5) Para descargar gratis: Catecismo y Biblia
(*7) Vittorio Messori –periodista, escritor, vaticanista y doctor en Ciencias Políticas
(*8) Alejandro Bermúdez Rosell es licenciado en Ciencias de la Comunicación, Director de ACI Prensa.
(*9) Parlamento Europeo contra Rocco Buttiglione:

http://tuespetrus.catolico.ws/documents/precio_valor_y_coherencia.pdf
http://tuespetrus.catolico.ws/documents/mas_importante_que_un_asiento.pdf
Fuente: http://www.tuespetrus.catolico.ws/Como-reaccionas.php

No hay comentarios.:

Publicar un comentario