AQUÍ ENCONTRARÁS, ARTÍCULOS FOTOS Y VÍDEOS SOBRE LA FE CATÓLICA APOSTÓLICA Y ROMANA, DOCTRINA SOCIAL DE LA IGLESIA, COMENTARIOS DE ENCÍCLICAS, PENSAMIENTOS Y TEXTOS DE SANTOS DIGNIDAD HUMANA, DERECHOS HUMANOS, HISTORIA, EDUCACIÓN VIDEOS MUSICALES CLÁSICOS Y DE TODAS LAS ÉPOCAS.

"Soy un hombre de armas, un guerrero, scout. Paradójicamente, al único de mi especie que admiro, empuñó solamente la palabra, su técnica fue la humildad, su táctica la paciencia y la estrategia que le dio su mayor victoria fue dejarse clavar en una cruz por aquellos que amaba".

“Espíritu Santo, inspírame lo que debo pensar, lo que debo decir, lo que debo callar, lo que debo escribir, lo que debo hacer, como debo obrar, para el bien de los hombres, de la iglesia y el triunfo de Jesucristo”.

Desde La Trinchera Del Buen Combate en Argentina. Un Abrazo en Dios y La Patria.

1 de mayo de 2017

SAN JOSÉ OBRERO. PATRONO DE LOS TRABAJADORES. Fiesta 01 de Mayo.

SAN JOSÉ OBRERO
El 1ro de mayo, celebra la Iglesia Católica una nueva festividad referida al que fuera padre putativo de Jesús en la tierra, San José, bajo la advocación, en esta ocasión, de San José obrero. Momento más que adecuado para preguntarse por la historia de la fiesta.
SAN JOSÉ OBRERO
Pues bien, la verdad es que la fiesta es bastante moderna, instituída, como lo fue, por el Papa Pío XII, que lo hace el 1 de mayo del año 1955 mediante un discurso que pronuncia ante los obreros reunidos aquel día en la Plaza de San Pedro de Roma. 
Venerable Pío XII
Papa de la Iglesia católica
2 de marzo de 1939-9 de octubre de 1958
Pio XII Pacelli.jpg
Ordenación2 de abril de 1899
por Francesco di Paola Cassetta
Consagración episcopal13 de mayo de 1917
por Benedicto XV
Proclamación cardenalicia16 de diciembre de 1929
por Pío XI
PredecesorPío XI
SucesorJuan XXIII
Cardenales creadosVéase categoría
Información personal
Nombre secularEugenio Maria Giuseppe Giovanni Pacelli
TítulosVenerable
NacimientoBandera de Italia RomaItalia
2 de marzo de 1876
FallecimientoBandera de Italia Castel GandolfoItalia
9 de octubre de 1958 (82 años)

FirmaFirma de Venerable Pío XII
Pius 12 coa.svg
Opus iustitiae pax
Ficha en catholic-hierarchy.org
El discurso es el siguiente:
  • “Aquí, en este día 1 de mayo, que el mundo del trabajo se ha adjudicado como fiesta propia, Nos, Vicario de Jesucristo, queremos afirmar de nuevo solemnemente este deber y compromiso, con la atención de que todos reconozcan la dignidad del trabajo y que ella inspire la vida social y las leyes fundadas sobre la equitativa repartición de derechos y de deberes. Tomado en este sentido por los obreros cristianos el 1 de mayo, recibiendo así, en cierto modo, su consagración cristiana, lejos de ser fomento de discordias, de odios y de violencias, es y será una invitación constante a la sociedad moderna a completar lo que aún falta a la paz social. Fiesta cristiana por tanto, es decir, día de júbilo para el triunfo concreto y progresivo de los ideales cristianos de la gran familia del trabajo. A fin de que os quede grabado este significado nos place anunciaros nuestra determinación de instituir, como de hecho lo hacemos, la fiesta litúrgica de San José Obrero, señalando para ella precisamente el día uno de mayo ¿Os agrada, amados obreros, este nuestro don? Estamos seguros que sí, porque el humilde obrero de Nazaret no solo encarna, delante de Dios y de la Iglesia, la dignidad del obrero manual, sino que es también el próvido guardián de vosotros y de vuestras familias”.
SAN JOSÉ OBRERO
A nadie se le oculta que la principal razón de la fiesta en cuestión, dentro del espíritu sincrético que siempre ha animado la evangelización, no es otra que dotar de un sentido cristiano una fiesta pre-existente, la del 1º de mayo que celebraban, ya entonces, todos los obreros del mundo. Al propio pontífice no se le caen los anillos por reconocerlo: 
  • “Tomado en este sentido por los obreros cristianos el 1 de mayo […], es y será una invitación constante a la sociedad moderna a completar lo que aún falta a la paz social. Fiesta cristiana por tanto […] de la gran familia del trabajo”.
SAN JOSÉ OBRERO
Ante lo cual, sólo nos queda formularnos una pregunta: ¿por qué el 1 de mayo es precisamente la fiesta de los trabajadores?
SAN JOSÉ OBRERO
Pues bien, desde tal punto de vista estrictamente “laico”, el 1 de mayo no empieza a celebrarse sino en 1890, por acuerdo de la Segunda Internacional celebrada en París, si bien los hechos que dan lugar a él son algo anteriores, y datan del 1 de mayo de 1886, fecha en la que en la ciudad norteamericana de Chicago tiene lugar la que se da en llamar la Revuelta del Haymarket, en la que los trabajadores norteamericanos reivindicaban la jornada laboral de 8 horas. 
Placa conmemorativa del gobierno de Chicago dedicada a los trabajadores involucrados en el incidente de Haymarket, los mártires de Chicago. En rotulador,"Primero tomaron vuestras vidas, ahora explotan vuestra memoria".
Lo cierto es que mientras la policía intentaba disolver la manifestación, fue lanzada una bomba. Detenidos ocho obreros, cinco de ellos fueron condenados a muerte y ejecutados, mientras los otros tres recibían penas de reclusión.
El 1 de mayo de 1886  y la revuelta de Haymarket
 LA VOCACIÓN DE SAN JOSÉ
A pesar de su dolor, José decide abandonar secretamente a María para no dañar su fama; es entonces cuando el Señor, por medio del ángel, le da a conocer su vocación.
Siendo como era justo, y no queriendo infamarla, deliberó dejarla secretamente. (Mt1, 19)
Oratorio del Centro "Las Barrancas del Opus Dei en Argentina
l. EL SUEÑO DE JOSÉ
Ha pasado muchas noches de insomnio. Y ésta ha sido de sueño difícil: le ha costado mucho dormirse. Con frecuencia se ha despertado presa de una idea que le persigue: soñaba que los hombres de la plaza se reían de él.
Ahora ha logrado conciliar el sueño sobre su humilde lecho, después de pensar y pensar.
SAN JOSÉ OBRERO
Ocurre que José está ante una tremenda disyuntiva: sabe que María va a ser madre, no lo puede dudar; y sabe también que es pura y sin mancha, no lo puede dudar. Y José ha suspendido el juicio.
María permanece silenciosa. Heroica, prefiere sufrir la sospecha y la deshonra antes que descubrir el secreto.
SAN JOSÉ OBRERO
Él sabe con certeza que su esposa va a ser madre, se lo dijeron las amigas al principio, cuando vinieron a felicitarlo y él quedó con una amarga espina clavada en el corazón. Se lo dice la gente del pueblo, que lo comenta. Se lo dicen sus ojos. Calla también, sufre… y no juzga mal.
San José de Nazaret
Chapelle Saint-Joseph Amiens 110608 02.jpg
Estatua de San José por los hermanos Duthoit (siglo XIX).Capilla de San José (1832), Catedral de Notre Dame de Amiens
Patriarca - Padre - Casto - Confesor - Primero de entre todos los Santos - Hombre justo - Obrero

Apodo
El santo silencioso
Nacimiento

Fecha desconocida
Belén de Judá
Fallecimiento

Antes del inicio de la vida pública de Jesús
Nazaret de Galilea
Venerado en

Iglesia católicaIglesia ortodoxa
Festividad

19 de marzo Romano
Domingo siguiente a la Navidad Bizantino
3 de enero Mozárabe
1 de mayo San José Obrero (fiesta del trabajo)
Atributos

Por antonomasia, con el niño Jesús en brazos.
Vara florida, con azucena o nardo.
Cayado.
Serrucho de carpintero.

Iglesia universal (declarado por el papa Pío IX en 1870)
Patronazgo
PaísesAustriaBélgicaCanadá,Corea del SurItaliaMéxico,Nueva CaledoniaPanamáPerú,Vietnam
Ciudades y municipiosSan JoséTurínMunicipio Antolín del Campo
Personas: carpinteros, emigrantes, viajeros, niños por nacer
Por antonomasia, es el «patrono de la buena muerte» por atribuírsele haber muerto en brazos de Jesús y María. También es patrono de la Acción Católica Argentina, y se lo considera protector de la familia cristiana
SAN JOSÉ OBRERO
Está seguro de la pureza inmaculada de la Niña Virgen, se lo dicen sus ojos limpios, su bondad, su dulzura, su recia personalidad. Hay algo en ella que se impone, tan fuerte, tan decisivo, tan sobrenatural, que detiene la conclusión de la verdad que los ojos enseñan. Para los dos es una gran prueba.
Pavorosa lucha interior que las gentes no advierten. Angustiosas tormentas que los hombres vulgares no comprenden. 
SAN JOSÉ OBRERO
Pelea por mantenerse fiel cuando todas las razones empujan a lo contrario. La santidad exige la prueba.
Todos creen que él es el padre. Y él sabe que no. Sufre ante el misterio, y respeta la situación.
La ley manda apedrear a las mujeres adúlteras. ¡Es tan grande el pecado! Pero ella no puede estar en ese caso. Sin embargo, José no se lo explica. Y su espíritu lucha entre esos dos extremos que lo ahogan: la pureza de María que se impone, y el hecho de que va a ser madre. Y José suspende el juicio.
San José carpintero, deGeorges de La Tour. Óleo sobre lienzo pintado en la década de 1640. Museo del Louvre, París.
II
Lo hace así porque es justo, aunque él sólo tenga razones para sentirse gravemente ofendido. Y no aplica el recurso legal de darle el acta del divorcio, que traería consigo la reprobación pública de la repudiada, sino quesigue la insinuación de la caridad, prefiriendo dejarla secretamente, para no dañar su fama.
San José de la Hermandad de los Desamparados (San Fernando, España). En la imagen se observa la vara florida, uno de los símbolos de José de Nazaret a partir del siglo V.
Y nosotros, tan veloces en concluir… condenando. Preferimos pensar mal para no engañarnos; pero es mejor engañarse muchas veces pensando bien de hombres malos, que equivocarse alguna vez teniendo mal concepto de una persona buena, pues en este caso hay injuria, cosa que no ocurre en el primero.
Detalle de José de Nazaret en el Descanso en la huida a Egipto(1517), óleo sobre lienzo deAntonio Allegri da Correggio.
Es preciso saber detener el juicio, y más aún la lengua, aunque sea su conclusión lo más lógico, lo más natural. Muchas veces son inocentes aquellos contra los que se dirigen nuestras pruebas, pues en todo caso ignoraremos motivos personales de su actuación, que pueden justificarles plenamente.
San José, retratado como un hombre joven, con una vara florida. Oratorio del Hospital Universitario Austral, Pilar, Argentina.
Pensar bien trae consigo, además, una gran paz del alma y nos ahorra muchas amarguras.
SAN JOSÉ OBRERO
José detiene el juicio respecto a María, aunque le asaltan clarísimas razones, aunque esa situación le producehonda herida.
SAN JOSÉ OBRERO
III
Decide hacer lo que cree que es mejor. Es el juicio que formula respecto a su personal conducta ante aquella situación. Ya tiene su propio criterio, después de pensar y pensar. Y su juicio es un juicio santo.
Oratorio del Centro "Las Barrancas del Opus Dei en Argentina
Un ángel del Señor se le aparece:
-José, hijo de David, no tengas recelo en recibir a María, tu esposa, porque lo que se ha engendrado en su vientre es obra del Espíritu Santo…
Le ordena el nombre que le ha de poner, y le comunica su misión. José cae en la cuenta de que esos hechos cumplen la profecía.
Guido Reni, José de Nazaret.
A veces se nos pide, además, el rendimiento del propio juicio, aunque haya sido formulado con toda rectitud.
José había amasado su decisión con lágrimas, caridad y justicia. Llegó a esa conclusión por un camino penoso y Santo. Ahora le piden que rinda su criterio, que lo someta. Su juicio es lo mejor que se puede hacer humanamente, pero no es lo mejor para los planes de Dios.
San José. Foto: Vassil (CC-BY-3.0)
Rendir el juicio, hazaña propia de los mejores. ¡Es que mi idea está elaborada con toda rectitud y cuidado! ¡Es que no es ni vulgar ni imprudente! Te contesto: Tampoco lo era la de José.
Lienzo cuzqueño que representa a San José con el Niño Jesús. Perú es uno de los países de los cuales José de Nazaret fue proclamado santo patrón.
¡Es que a él le avisó un ángel! El ángel también es una criatura, y Dios tiene muchos medios de avisar, para enseñarnos que nuestras razones no tienen razón. José rindió su juicio sin dilación, y, al despertarse, hizo lo que le mandó el ángel del Señor.
J.A. González Lobato - “Caminando con Jesús”,
SAN JOSÉ OBRERO
Fuente:
http://www.religionenlibertad.com/de-la-fiesta-de-san-jose-obrero-que-celebramos-hoy-una-42147.htm
http://www.primeroscristianos.com/index.php/santo-del-dia/santoral/item/1079-san-jose-obrero-1-de-mayo

No hay comentarios.:

Publicar un comentario