AQUÍ ENCONTRARÁS, ARTÍCULOS FOTOS Y VÍDEOS SOBRE LA FE CATÓLICA APOSTÓLICA Y ROMANA, DOCTRINA SOCIAL DE LA IGLESIA, COMENTARIOS DE ENCÍCLICAS, PENSAMIENTOS Y TEXTOS DE SANTOS DIGNIDAD HUMANA, DERECHOS HUMANOS, HISTORIA, EDUCACIÓN VIDEOS MUSICALES CLÁSICOS Y DE TODAS LAS ÉPOCAS.

"Soy un hombre de armas, un guerrero, scout. Paradójicamente, al único de mi especie que admiro, empuñó solamente la palabra, su técnica fue la humildad, su táctica la paciencia y la estrategia que le dio su mayor victoria fue dejarse clavar en una cruz por aquellos que amaba".

“Espíritu Santo, inspírame lo que debo pensar, lo que debo decir, lo que debo callar, lo que debo escribir, lo que debo hacer, como debo obrar, para el bien de los hombres, de la iglesia y el triunfo de Jesucristo”.

Desde La Trinchera Del Buen Combate en Argentina. Un Abrazo en Dios y La Patria.

5 de abril de 2017

EL VALOR DE LA SEÑAL DE LA CRUZ. DIFERENCIA ENTRE SANTIGUARSE, SIGNARSE Y PERSIGNARSE.

¿CUANDO TE DESPIERTAS, TE HACES LA “SEÑAL DE LA CRUZ”? ¿Y ANTES DE COMER? ¿Y CUANDO TE VAS A DORMIR? ¿AL MENOS UNA VEZ AL DÍA?
Si supieras la importancia de esta oración, te garantizo que la pondrías más en práctica. Por Juventude OA
Por la señal de la Santa Cruz
de nuestros enemigos,
líbranos Señor, Dios nuestro
en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén
Muchas personas, al no entender la importancia de esa oración, la hacen de forma displicente, haciendo apenas el gesto, sin la efectiva invocación a la Santísima Trinidad.
LA “SEÑAL DE LA CRUZ”
NO ES UN GESTO RITUALISTA, SINO UNA VERDADERA Y PODEROSA ORACIÓN. ES LA SEÑAL DE LOS CRISTIANOS. POR MEDIO DE ELLA MUCHOS SANTOS INVOCABAN LA PROTECCIÓN DEL ALTÍSIMO, A TRAVÉS DE ELLA PEDIMOS A DIOS QUE, POR LOS MÉRITOS DE LA SANTA CRUZ DE SU HIJO, NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO, ÉL NOS LIBRE DE NUESTROS ENEMIGOS, Y DE TODAS LAS TRAMPAS DEL MAL, QUE ATENTAN CONTRA NUESTRA SALUD FÍSICA Y ESPIRITUAL.
Pero ¿sabes hacer “la señal de la Cruz”?
De forma solemne, sin prisa, y con la mayor devoción y respeto:
LA “SEÑAL DE LA CRUZ”
https://www.youtube.com/watch?v=qKVJTIOGyjs
Por la señal de la Santa Cruz (en la cabeza)
Pedimos a Dios que nos dé buenos pensamientos, nobles y puros. Y que Él aleje de nosotros los pensamientos malos, que sólo nos causan mal.
De nuestros enemigos (sobre la boca)
Pedimos a Dios que de nuestros labios sólo salgan alabanzas. Que nuestro hablar sea siempre para la edificación del Reino de Dios y para el bienestar del prójimo.
Líbranos Señor, Dios nuestro (sobre el corazón)
Para que en nuestro corazón sólo reine el amor a la ley del Señor, alejándonos de todos los malos sentimientos, como el odio, la avaricia, la lujuria… Haciéndonos verdaderos adoradores.
En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén – 
Es el acto liberador y debe ser realizado con la mayor reverencia, consciencia, fe y amor, pues expresa nuestra fe en el Misterio de la Santísima Trinidad, núcleo de nuestra fe cristiana, Dios en sí mismo. Debe hacerse con la mano derecha, llevándola de la cabeza a la barriga, y del hombro izquierdo al derecho.
AHORA QUE SABES LA IMPORTANCIA DE LA “SEÑAL DE LA CRUZ”
  • hazla antes de salir de casa
  • antes de cualquier trabajo
  • en los momentos difíciles
  • y en los momentos de alegría también.
Hazla sobre ti y, siempre que sea posible, en la cabeza de tu hijo, de tu esposo, de tu esposa, de tu hermano, de tu sobrino,…
Pide a Dios, siempre, que Él te libre y a los tuyos, de todos los males, con el objetivo de hacerlo todo -despertar, comer, estudiar, trabajar, dormir, viajar…- en el nombre del Padre, del Hijo, y del Espíritu Santo, Amén.
HACERNOS LA SEÑAL DE LA CRUZ ES UN GESTO SIMPLE PERO A LA VEZ UNA PROFUNDA EXPRESIÓN DE FE PARA LOS CATÓLICOS Y CRISTIANOS ORTODOXOS. (Fuentes citadas: La Señal de la Cruz, de Bert Ghezzi y Señales de Vida, de Scott Hahn)
Hacernos la Señal de la Cruz es un gesto simple pero a la vez una profunda expresión de fe tanto de los Católicos como de los Cristianos Ortodoxos. Como católicos, es algo que hacemos cuando entramos en una iglesia, luego de recibir la comunión, antes de comer y cada vez que oramos. 
PERO, ¿QUÉ ES REALMENTE LO QUE HACEMOS CUANDO NOS SANTIGUAMOS?
1) ORAR
Comenzamos y finalizamos nuestras oraciones con el Signo de la Cruz, tal vez no comprendiendo que el signo de la cruz es en sí mismo una oración. Si la oración es en esencia “la elevación de nuestra mente a Dios” como lo dice San Juan Damasceno, entonces el Signo de la Cruz califica perfectamente como tal. “No es un gesto vacío, el signo de la cruz es una potente oración que conecta al Espíritu Santo como nuestro Divino Intercesor y generador de una exitosa vida cristiana” escribe Bert Ghezzi.
2) ABRIRNOS A LA GRACIA
Como un sacramental, el Signo de la Cruz nos prepara para recibir la bendición de Dios y nos dispone para cooperar con Su gracia, de acuerdo a Ghezzi.
3) SANTIFICAR EL DÍA
Como un acto que realizamos repetidas veces a lo largo del día, la Señal de la Cruz santifica nuestro día. “En todos nuestros viajes y movimientos, en todas nuestras salidas y llegadas, al ponernos nuestros zapatos, al tomar un baño, en la mesa, al prender nuestras velas, al acostarnos, al sentarnos, en cualquiera de las tareas en que nos ocupemos, marcamos nuestras frentes con el signo de la cruz.”, escribió Tertuliano.
4) CONSAGRAR TODO NUESTRO SER A CRISTO
En el movimiento de nuestras manos, desde nuestra frente a nuestro pecho y luego hacia ambos hombros, le estamos pidiendo a Dios su bendición para nuestra mente, nuestras pasiones y deseos, nuestros propios cuerpos. En otras palabras, la Señal de la Cruz nos consagra en cuerpo y alma, mente y corazón a Cristo. “Deja que tome todo tu ser –cuerpo, alma, mente, voluntad, pensamientos, sentimientos, tus acciones y omisiones- y sellándolos con la cruz, fortalécelo y conságralo todo con la fuerza de Cristo, en el nombre de la Divina Trinidad” decía el teólogo del siglo XX, Romano Guardini.
5) RECORDAMOS LA ENCARNACIÓN
Nuestro movimiento es hacia abajo, desde nuestra frente a nuestro pecho “porque Cristo descendió de los cielos a la tierra”, escribía el Papa Inocente III en sus instrucciones para hacer la Señal de la Cruz. Sosteniendo dos dedos juntos- ya sea el pulgar con el anular o el índice- también representan las dos naturalezas (humana y divina) de Cristo.
6) RECORDAMOS LA PASIÓN DE NUESTRO SEÑOR
Fundamentalmente, al trazar las líneas de la cruz sobre nosotros, estamos recordando la crucifixión de Cristo. Esta remembranza se ve profundizada si mantenemos nuestra mano derecha abierta, usando los cinco dedos para hacer la señal- correspondiente a las cinco heridas que sufrió Cristo.
7) AFIRMAR LA TRINIDAD
Al invocar el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, estamos afirmando nuestra creencia en un Dios Trino. Esto también se refuerza si usamos los tres dedos para hacer la señal, de acuerdo al Papa Inocente III.
8) ENFOCAR NUESTRA ORACIÓN EN DIOS
Una de las tentaciones cuando oramos, es dirigirnos a Dios con nuestra concepción personal de El- El hombre de arriba, nuestro amigo, una especie de genio cósmico, etc. Pero cuando esto sucede, nuestras oraciones se tratan más de nosotros que de un encuentro con el Dios viviente. La Señal de la Cruz inmediatamente nos enfoca en el Dios verdadero, de acuerdo a Ghezzi: “Cuando invocamos la Santísima Trinidad, ponemos nuestra atención en el Dios que nos creó, no en el Dios que nosotros hemos creado. Dejamos de un lado esas imágenes y dirigimos nuestras oraciones a Dios que se ha revelado a sí mismo como: Padre, Hijo y Espíritu Santo”.
9) AFIRMAR LA PROCEDENCIA DEL HIJO Y EL ESPÍRITU
Al levantar primero nuestra mano a la frente recordamos que El Padre es La Primera Persona de la Trinidad. Al bajar nuestra mano nosotros “expresamos que El Hijo procede de El Padre”. Y, al finalizar con El Espíritu Santo, aseguramos que El Espíritu procede del Padre y del Hijo, como lo dice San Francisco de Sales.
10) CONFESAR NUESTRA FE
Al afirmar nuestra creencia en la Encarnación, crucifixión y en la Trinidad, estamos haciendo una mini confesión de fe en palabras y gestos, proclamando las verdades fundamentales de nuestro credo.
11) INVOCAR EL PODER DEL NOMBRE DE DIOS
En la escritura, el nombre de Dios tiene poder. San Pablo nos dice que “ante que al Nombre de Jesús se doble toda rodilla en los cielos, en la tierra y entre los muertos” (Filipenses 2,10). Y Jesús mismo dijo “Todo lo que pidan en mi Nombre lo haré, de manera que el Padre sea glorificado en su Hijo. Y también haré lo que me pidan invocando mi Nombre” (Juan 14,13-14)
12) CRUCIFICARNOS PERSONALMENTE CON CRISTO
Todo el que quiera seguir a Jesús debe “negarse a sí mismo, tomar su cruz y seguirlo” como dijo Jesús a sus discípulos en Mateo 16,24. “He sido crucificado con Cristo”, escribe San Pablo a los Gálatas en el capítulo 2,19. “Proclamar la Señal de la Cruz es proclamar nuestro si a la condición de discípulos de Cristo”, escribe Ghezzi.
13) PEDIR APOYO EN NUESTRO SUFRIMIENTO
Al cruzar sobre nuestros hombros le pedimos a Dios “que nos dé apoyo- nos meta el hombro- en nuestro sufrimiento”, escribe Ghezzi.
14) REAFIRMAR NUESTRO BAUTISMO
Al usar las mismas palabras con las que hemos sido bautizados, la Señal de la Cruz es un “resumen y aceptación de nuestro bautismo” de acuerdo al Cardinal Joseph Ratzinger.
15) REVERTIR LA MALDICIÓN
La Señal de la Cruz recuerda el perdón de nuestros pecados y da vuelta a nuestra caída pasando “del lado izquierdo de la maldición al derecho de la bendición” de acuerdo a De Sales. El movimiento de izquierda a derecha también significa nuestro futuro paso de la miseria del presente a la gloria futura, como Cristo ha “cruzado de la muerte a la vida y del infierno al Cielo”, escribió el Papa Inocente II.
16) REHACERNOS A IMAGEN DE CRISTO
En Colosenses 3, San Pablo usa la imagen de la vestimenta para describir como nuestra naturaleza pecadora se transforma en Cristo. Debemos tomar nuestro ser viejo y ponerlo en el ser “que está siendo renovado… a imagen de su creador”, nos dice Pablo. Los Padres de la Iglesia veían una conexión entre este verso y el desnudar a Cristo en la cruz, “nos muestra que debemos despojarnos de nuestra vieja naturaleza en el bautismo y ponernos una nueva como participación de nuestra desnudez con Cristo en Su crucifixión”, escribía Ghezzi. Él concluye que podemos ver la Señal de la Cruz como “nuestra forma de participar en la desnudez de Cristo en la Crucifixión y ser vestidos con la gloria de Su resurrección”. Así que al hacer la Señal de la Cruz, estamos identificando radicalmente con todo el evento de la crucifixión- no solo con esas partes que podemos aceptar o que podemos procesar sin dañar nuestras sensibilidades.
17) MARCARNOS A NOSOTROS MISMOS POR CRISTO
En la Antigua Grecia, la palabra para señal era “sphragis”, que también era una señal de propiedad, de acuerdo a Ghezzi. “Por ejemplo, un pastor marcaba sus ovejas como su propiedad con una marca que llamaban sphragis” escribe Ghezzi. Al hacer la Señal de la Cruz, nos marcábamos como pertenencia de Cristo, nuestro verdadero Pastor.
18) SER SOLDADOS PARA CRISTO
El “sphragis” era también un término para el nombre de un general que era tatuado en sus soldados de acuerdo a Ghezzi. Esto también es una metáfora de la vida cristiana: mientras podemos ser comparados a ovejas en el sentido que seguimos a Cristo como nuestro pastor, no debemos ser tímidos o mansos. Más bien somos llamados a ser soldados para Cristo como lo escribe San Pablo en Efesios 6 “Por eso pónganse la armadura de Dios, para que en el día malo puedan resistir y mantenerse en la fila valiéndose de todas sus armas. Tomen la verdad como cinturón, la justicia como coraza; tengan buen calzado, estando listos para propagar el Evangelio de la paz. Tengan siempre en la mano el escudo de la fe, y así podrán atajar las flechas incendiarias del demonio. Por último, usen el casco de la salvación y la espada del Espíritu, o sea, la Palabra de Dios”.
19) CUSTODIA CONTRA EL DEMONIO
La Señal de la Cruz es una de las muchas armas que usamos en la batalla con el demonio. Como decía un predicador del medievo llamado Aelfric, “Un hombre puede mover sus brazos maravillosamente sin crear ninguna bendición hasta que hace la Señal de la Cruz. Pero, si lo hace, el enemigo pronto sentirá temor a cuenta de la victoria ya reclamada”. En otra afirmación, atribuida a San Juan Crisóstomo, se dice que los demonios “vuelan lejos” ante la Señal de la Cruz “temiéndola como un bastón con el que están siendo abatidos”. (Fuente: Enciclopedia Católica).
20) SELLARNOS CON EL ESPÍRITU
En el Nuevo Testamento, la palabra “sphragis”, mencionada antes, es a veces traducida como sello, como en 2ª Corintios 1,22, donde San Pablo escribe que “Y Dios es el que nos da fuerza, a nosotros y a ustedes, para Cristo; él nos ha ungido y nos ha marcado con su propio sello al depositar en nosotros los primeros dones del Espíritu”. Al hacer la Señal de la Cruz, estamos nuevamente sellándonos en el Espíritu, invocando Su poderosa intervención en nuestras vidas.
21) SER TESTIGOS PARA OTROS
Como un gesto que a menudo hacemos en público, la Señal de la Cruz es una simple forma de testificar nuestra fe para otros. “No nos sintamos avergonzados de confesar al Crucificado. Que la Cruz sea nuestro sello hecho con valentía por nuestros dedos en nuestra frente, y en todo; sobre el pan que comemos, en las copas que bebemos; en nuestras entradas y salidas; antes de dormir, cuando nos acostamos y cuando nos levantamos; cuando estamos en camino y cuando estamos quietos” escribió San Cirilo de Jerusalén.
SIGNARNOS
¿QUÉ DIFERENCIA HAY ENTRE SANTIGUARSE, SIGNARSE Y PERSIGNARSE?
¿Qué significa la signación antes de la proclamación del Evangelio?
“Pues Dios tuvo a bien hace residir en él (en Cristo) toda la plenitud, y reconciliar por él y para él todas las cosas, las de la tierra y las de los cielos haciendo la paz mediante la sangre de su cruz” (Col 1, 19-20).
LA INSIGNIA DEL CRISTIANO ES LA CRUZ YA QUE JESUCRISTO CRUCIFICADO EN ELLA NOS REDIMIÓ Y PAGÓ POR NUESTROS PECADOS. LLEVAR LA CRUZ Y LLEVAR UNA CRUZ EN EL PECHO CON DIGNIDAD DEBE SER LO MÁS NATURAL DEL CRISTIANO.
HACER LA SEÑAL DE LA CRUZ ES UN ACTO DE LA VIRTUD DE RELIGIÓN, QUE DEBEMOS HACER CON TODA DEVOCIÓN Y DECORO Y NO DE CUALQUIER MANERA. DE LA MANERA COMO HAGAMOS NUESTRA SEÑAL DE LA FE DECIMOS QUÉ TAN GRANDE ES NUESTRA FE Y QUÉ TANTO HEMOS ENTENDIDO DEL MISTERIO DE LA CRUZ.
Muchas veces parece que algunas personas hacen una mueca en lugar de evocar el signo sagrado de nuestra salvación; es como si se avergonzaran de que los vieran y trataran de disimular.
Santiguarse
LA SEÑAL DE LA CRUZ SE HACE DE DOS MANERAS: SANTIGUÁNDONOS Y SIGNÁNDONOS.
¿QUÉ ES SANTIGUARSE?
Es una oración haciendo la señal de la cruz en la frente, en el pecho, en el hombro izquierdo y luego en el hombro derecho.
Diciendo:
En el nombre del Padre, del hijo y del Espíritu Santo. Y luego Amén.
Cuando se hace la señal de la cruz después de tocar el agua bendita se puede decir primero, al sumergir los dedos en ella: "Que esta agua bendita nos sea salvación y vida".
Hay quienes acostumbran al final besar el dedo pulgar extendido sobre el índice formando una cruz, como reverencia y devoción al signo de nuestra redención. Sin embargo, por piadosa que sea, esta práctica no forma parte del acto de santiguarse.
SANTIGUARSE
¿QUÉ ES SIGNARNOS?
Es una oración haciendo una pequeña cruz con el dedo pulgar en la frente, luego otra en la boca y luego otra en el pecho. 
Diciendo:
Por la señal de la santa cruz, de nuestros enemigos, líbranos Señor Dios nuestro.
SIGNARNOS

CUANDO NOS SIGNAMOS Y LUEGO INMEDIATAMENTE NOS SANTIGUAMOS, ENTONCES NOS ESTAMOS PERSIGNANDO.
HAY ORACIONES Y MOMENTOS EN QUE NOS SANTIGUAMOS
Por ejemplo al inicio de la misa, al iniciar el día, al pasar al frente de una iglesia, etc.. 

HAY ORACIONES Y MOMENTOS EN QUE NOS SIGNAMOS
Antes de proclamar el evangelio 

HAY ORACIONES Y MOMENTOS PARA PERSIGNARNOS 
Por ejemplo al inicio del Santo rosario, el viacrucis, las novenas, etc...
Uno de los momentos en que nos signamos, como se decía antes, es antes de la proclamación del evangelio en la misa.El sacerdote con las manos juntas dice: El Señor esté con vosotros o con ustedes; y el pueblo responde: Y con tu espíritu; y en seguida dice: Lectura del Santo Evangelio según San…., signando con el pulgar el libro y a sí mismo en la frente, en la boca y en el pecho, lo cual hacen también todos los demás.El pueblo aclama diciendo: Gloria a Ti, Señor. En seguida proclama el Evangelio y al final dice la aclamación Palabra del Señor, y todos responden: Gloria a Ti, Señor Jesús.
Foto: ChurchPOP / José Castro.
¿QUÉ SIGNIFICA SIGNARSE?
Signarnos la frente es pedirle a Dios que bendiga nuestra mente y nos libre de pensamientos y deseos indebidos
Signarnos la boca es pedirle a Dios que bendiga nuestros labios y nos ayude a evitar palabras ociosas.
Signarnos en el pecho es para pedirle a Dios que bendiga nuestro corazón y evitar las malas acciones.
Cuando nos signamos antes del evangelio es para predisponer nuestra mente a la escucha atenta del mismo, en la boca para que sepamos anunciar el evangelio y en el pecho para ser custodiado con amor y fe. 
Todo de cara a permitir que el evangelio que se proclama se haga vida en nosotros y dé los debidos frutos.
¿POR QUÉ NOS SANTIGUAMOS?. 
Por el Padre Oscar Pezzarini - Superior Provincial de la Obra Don Orione en Argentina, Paraguay, Uruguay y México. Fuente: www.feliceslosninos.org
Al hacer la señal de la cruz estamos identificándonos con Cristo y debemos tratar de vivir de acuerdo a ello.
Es común ver a mucha gente realizar lo que llamamos “santiguarse”, es decir hacer la señal de la cruz, que es la señal del cristiano, es decir de aquel que cree en Jesús y en lo que Él nos ha revelado.
Esta señal la hacemos cada vez que comenzamos una Oración, quizás al comienzo y al final del día, pero también vemos que muchos la realizan ante determinados momentos importantes que están por vivir, o antes de comenzar alguna actividad. Ahora, pregunto: 
¿SABEN REALMENTE LO QUE ESTÁN HACIENDO, SABEN LO QUE SIGNIFICA?
El realizar esta acción no es otra cosa que invocar a Dios en su realidad, tal como nos la ha revelado Jesús y que además constituye el gran “misterio de nuestra fe” y lo que nos identifica.
  • ¿Al realizar la señal de la cruz, sabemos y somos conscientes de que con este signo de la cruz sobre nuestro cuerpo, manifestamos nuestra fe en la obra redentora de Jesús?
  • ¿Al realizar la señal de la cruz, sabemos que este acto de fe en la Santísima Trinidad nos compromete no sólo a creer en ella, sino a tratar de vivir de acuerdo con su voluntad?
  • ¿Todos los que realizamos la señal de la cruz sobre nuestra persona, estamos de acuerdo en el compromiso que significa el creer en Dios y en su realidad más íntima y profunda, y que por lo tanto eso nos compromete de una manera especial en nuestra vida?
LA SEÑAL DE LA CRUZ ES LA SEÑAL DEL CRISTIANO, POR LO TANTO, AL HACERLA ESTAMOS IDENTIFICÁNDONOS CON CRISTO, CON SU VIDA, SUS PALABRAS Y SUS ENSEÑANZAS, Y DEBEMOS TRATAR DE VIVIR DE ACUERDO CON ELLO. ¿SOMOS CONSCIENTES DE ESO?
Me pregunto si muchas veces quienes nos proclamamos cristianos no estamos realizando gestos (como el de la señal de la cruz) por una simple costumbre, a veces con una gran mezcla de “superstición”, quizás creyendo que la “protección” del Señor es casi como algo “mágico” que nos vendrá sólo por un simple gesto que podamos realizar, y nos olvidamos que nuestro seguimiento de Jesús implica un compromiso de toda nuestra vida y que por lo tanto nuestros actos deben reflejar esa fe que tenemos siguiendo el camino que Él nos ha señalado.
para santiguarse con agua bendita
EL REALIZAR EL GESTO DE LA SEÑAL DE LA CRUZ
Sin dudas que no es suficiente si no va acompañado de otros gestos que tiene que ver con nuestra condición de creyentes. 
  • Gestos de acercamiento al que sufre
  • Gestos de amor con quien está necesitado
  • Gestos que signifique respeto a la vida de los demás, ya que Jesús nos enseñó que para ser sus discípulos y que así los demás puedan identificarnos como seguidores suyos, debemos “amarnos los unos a los otros”, y no quedarnos “simplemente tranquilos” porque realizamos determinados gestos, pero que sin el compromiso con los demás, quedarán vacíos.
DIFERENCIA ENTRE SANTIGUARSE, SIGNARSE Y PERSIGNARSE
https://www.youtube.com/watch?v=AR6ImRKLL-I
¿QUÉ SIGNIFICA LA SEÑAL DE LA SANTA CRUZ? ¿CUANDO DEBE HACERSE?.
LA SEÑAL DE LA SANTA CRUZ
La señal de la Cruz es un gesto precioso por su historia, por su significado y por su poder. Es el gesto más noble y el más frecuente y elocuente. No es un garabato, que termina besándose uno el dedo pulgar ¡Esta no es la señal de la Santa Cruz! La señal de la Cruz es en sí misma fuente de grandes gracias. Es la mejor preparación a la oración, pero ya es en sí misma una oración, y de las más impresionantes. Es una bendición

¿CÓMO DEBE HACERSE?
Con plena conciencia: dándole todo el sentido que tiene. Como todo gesto religioso, debe hacerse con fe y convicción para que sea un acto de oración. Por ejemplo, al entrar en una iglesia y santiguarse con agua bendita, puede ser toda una renovación de las promesas bautismales. 
Con calma y reverencia; con sencillez y a la vez con cierta solemnidad. Cuando no se hace así, es comprensible que nos resulte ridículo el garabato que algunas personas hacen con vergüenza al iniciar un viaje en avión, por ejemplo.

¿QUÉ SIGNIFICA HACERSE LA SEÑAL DE LA CRUZ?
Primero venerar la cruz redentora de Cristo. Segundo, sellar con ella nuestra persona cristiana y así fortalecerla para hacer el bien y evitar el mal. Es la señal de mi fe; muestra quién soy y lo que creo. Es el resumen del Credo. Es la señal de mi agradecimiento. Tengo que hacer con amor y emoción este gesto que me recuerda que Jesús ha muerto por mí. Es la señal de mi intención de obrar, no para la tierra, sino para el Cielo.

ESTE SIGNO ES LA SEÑAL DE LA CONSAGRACIÓN DE TODA MI PERSONA
Al tocar mi frente: Le pido a Dios que ocupe todos mis pensamientos.
Al tocar mi boca: Le pido a Dios que cuide mis palabras. 
Al tocar mi pecho: consagro a Dios todos los sentimientos de mi corazón. Miro a Cristo crucificado y le digo: Te amo con todo mi corazón, gracias por estar dentro de mí desde la última vez que comulgué. 
Al tocar mi hombro izquierdo: le ofrezco todas mis penas y preocupaciones. 
Al tocar mi hombro derecho: le consagro todas mis acciones.

LA SEÑAL DE LA CRUZ SIRVE PARA

  • Hacer un acto de oración, contemplando por unos segundos a Cristo Redentor y así avivar nuestra fe en Jesucristo, como quien alimenta la hoguera echando leña al fuego: “Mirarán al que traspasaron” (Jn 19,37) “Cuando haya sido levantado de la tierra, atraeré a todos a mí” (Jn 12,32) 
  • Recordar que Cristo murió por nosotros, hacer memoria del gran amor que Dios nos ha tenido y que lo llevó al extremo con su muerte en la cruz (Jn 13,1) “Pues la prueba de que Dios nos ama es que Cristo, siendo nosotros todavía pecadores, murió por nosotros”. (Rom 5, 8) “Cristo nos amó y se entregó por nosotros” (Ef 5,2) “Se rebajó a sí mismo haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz” (Fil 2,8) 
  • Hacer un acto de conversión interior y decirle a Jesús: soy tu discípulo, quiero vivir como a ti te agrada, quiero cargar con mi propia cruz: “Si alguno quiere venir en pos de mí. niéguese a sí mismo, cargue con su cruz y sígame.” (Mt 16,24) 
  • Dar testimonio de nuestra fe, declarar que somos cristianos, miembros de su cuerpo místico, seguidores del que dio su vida por nosotros en una cruz y resucitó de entre los muertos. “En cuanto a mí, no quiero sentirme orgulloso más que de la cruz de Cristo Jesús, nuestro Señor. Por él el mundo ha sido crucificado para mí, y yo para el mundo.” Gál 6,14. 
  • Predicar que Cristo es Salvador y que hay que morir para tener vida. Alabar al Hijo de Dios: “Para que al nombre de Jesús toda rodilla se doble en los cielos, en la tierra y en los abismos, y toda lengua confiese que Cristo Jesús es Señor para gloria de Dios Padre” (Filipenses 2, 11).
  • Pedir la protección de Cristo en medio de las tentaciones, los retos, los peligros, las dificultades y las asechanzas del demonio. Jesucristo venció el pecado con su muerte en la cruz. 
  • Tomar fuerza: “Fijaos en aquel que soportó tal contradicción de parte de los pecadores, para que no desfallezcáis faltos de ánimo.” (Hebreos 12,2-3) “Poned los ojos en el Crucificado y se os hará todo poco” (Santa Teresa de Jesús). 
  • Ofrecer a Dios nuestro ser, nuestras pertenencias y nuestras actividades, como Cristo ofreció su vida al Padre por nuestra salvación. Hacer la señal de la cruz es decirle: Jesús, quiero hacer esto contigo y por amor a ti. 
  • Ofrecer nuestros sufrimientos y renuncias a Jesucristo, abrazar nuestra cruz con amor: “El que no toma su cruz y me sigue no es digno de mí” (Mt 10,38) “La cruz abrazada es la menos pesada” (Santa Teresa) 
  • Agradecer las bendiciones de Dios y las abundantes y continuas muestras de su amor. 
  • Celebrar la victoria del perdón y la misericordia, como quien alza un estandarte como signo de victoria: “Y como Moisés levantó la serpiente en el desierto, así tiene que ser levantado el Hijo del hombre, para que todo el que crea tenga por él vida eterna” (Juan 3, 14-15) 
  • Bendecir: cuando hacemos sobre otro la señal de la cruz le estamos diciendo: que Dios Padre Creador esté contigo, que Dios Hijo Redentor te salve, que Dios Espíritu Santo Consolador te santifique. 
SEÑAL DE LA CRUZ
¿CUÁNDO HACER LA SEÑAL DE LA CRUZ?
Tertuliano (160 a 220 d.C.) escribió: 
“En todos nuestros viajes y movimientos, en todas nuestras salidas y llegadas, al ponernos nuestros zapatos, al tomar un baño, en la mesa, al prender nuestras velas, al acostarnos, al sentarnos, en cualquiera de las tareas en que nos ocupemos, marcamos nuestras frentes con el signo de la cruz.”
CUALQUIER MOMENTO ES BUEN MOMENTO PARA HACER LA SEÑAL DE LA CRUZ. DEPENDIENDO DEL MOMENTO EN QUE HAGAS LA SEÑAL DE LA CRUZ, PUEDES DARLE UN SENTIDO ESPECIAL A CADA MOMENTO DEL GESTO.
Por ejemplo: 
  • Los sacramentos y los actos de oración comienzan y terminan con la señal de la cruz
  • También es buena costumbre persignarse antes de escuchar la Sagrada Escritura. Esto es lo que hacemos durante la liturgia de la santa misa, antes de la proclamación del Evangelio.
  • Al ofrecer el día, al levantarte o cualquier actividad: una reunión, un proyecto, un partido. 
  • Al agradecer a Dios un beneficio, la jornada que comienza, los alimentos, la primera venta del día, el salario, la cosecha, la conquista de la cumbre, una entrevista exitosa, un examen con buenos resultados, un diagnóstico favorable. 
  • Al encomendarse y ponerse en manos de Dios: cuando emprendes un viaje, cuando comienzas un partido de fútbol o un baño en el mar, cuando recibes una noticia difícil de digerir, antes de una empresa compleja, de una cita importante, de entrar a una cirugía o de pronunciar unas palabras en público. 
  • Al bendecir a Dios y reconocer su presencia en un templo, en un acontecimiento, en una persona o un hermoso espectáculo de la naturaleza. 
  • Al pedir la protección de la Trinidad ante el peligro, las tentaciones y las dificultades.
Señal de la cruz
LA INSIGNIA DEL CRISTIANO ES LA CRUZ YA QUE JESUCRISTO CRUCIFICADO EN ELLA NOS REDIMIÓ Y PAGÓ POR NUESTROS PECADOS. LLEVAR LA CRUZ Y LLEVAR UNA CRUZ EN EL PECHO CON DIGNIDAD DEBE SER LO MÁS NATURAL DEL CRISTIANO. Por: P. Evaristo Sada LC | Fuente: la-oracion.com
“Pues Dios tuvo a bien hace residir en él (en Cristo) toda la plenitud, y reconciliar por él y para él todas las cosas, las de la tierra y las de los cielos haciendo la paz mediante la sangre de su cruz” (Col 1, 19-20).
HACER LA SEÑAL DE LA CRUZ
Es un acto de la virtud de religión, que debemos hacer con toda devoción y decoro y no de cualquier manera. De la manera como hagamos nuestra señal de la fe decimos qué tan grande es nuestra fe y qué tanto hemos entendido del misterio de la cruz. 
Muchas veces parece que algunas personas hacen una mueca en lugar de evocar el signo sagrado de nuestra salvación; es como si se avergonzaran de que los vieran y trataran de disimular.
LA SEÑAL DE LA CRUZ ES EL INICIO DE TODA ORACIÓN
La señal de la cruz se hace de dos maneras: Santiguándonos y signándonos.
CHAGALL'S WHITE CRUCIFIXION - CRUCIFIXION BLANCA CHAGALL'S
¿QUÉ ES SANTIGUARSE?
Es una oración haciendo la señal de la cruz en la frente, en el pecho, en el hombro izquierdo y luego en el hombro derecho. Diciendo: En el nombre del Padre, del hijo y del Espíritu Santo. Y luego Amén.
Cuando se hace la señal de la cruz después de tocar el agua bendita se puede decir primero, al sumergir los dedos en ella: "Que esta agua bendita nos sea salvación y vida".
Hay quienes acostumbran al final besar el dedo pulgar extendido sobre el índice formando una cruz, como reverencia y devoción al signo de nuestra redención. Sin embargo, por piadosa que sea, esta práctica no forma parte del acto de santiguarse.
¿QUÉ ES SIGNARNOS?
Es una oración haciendo una pequeña cruz con el dedo pulgar en la frente, luego otra en la boca y luego otra en el pecho. Diciendo: Por la señal de la santa cruz, de nuestros enemigos, líbranos Señor Dios nuestro.
Cuando nos signamos y luego inmediatamente nos santiguamos, entonces nos estamos persignando.
Hay oraciones y momentos en que nos santiguamos (por ejemplo al inicio de la misa, al iniciar el día, al pasar al frente de una iglesia, etc..)
Hay oraciones y momentos en que nos signamos (antes de proclamar el evangelio)
Hay oraciones y momentos para persignarnos (por ejemplo al inicio del Santo rosario, el viacrucis, las novenas, etc..).
Uno de los momentos en que nos signamos, como se decía antes, es antes de la proclamación del evangelio en la misa.
El sacerdote con las manos juntas dice: El Señor esté con vosotros o con ustedes; y el pueblo responde: Y con tu espíritu; y en seguida dice: Lectura del Santo Evangelio según San…., signando con el pulgar el libro y a sí mismo en la frente, en la boca y en el pecho, lo cual hacen también todos los demás.
El pueblo aclama diciendo: Gloria a Ti, Señor. En seguida proclama el Evangelio y al final dice la aclamación Palabra del Señor, y todos responden: Gloria a Ti, Señor Jesús.
Signarnos
¿QUÉ SIGNIFICA SIGNARSE?
Signarnos la frente es pedirle a Dios que bendiga nuestra mente y nos libre de pensamientos y deseos indebidos
Signarnos la boca es pedirle a Dios que bendiga nuestros labios y nos ayude a evitar palabras ociosas 
Signarnos en el pecho es para pedirle a Dios que bendiga nuestro corazón y evitar las malas acciones.
Cuando nos signamos antes del evangelio es para predisponer nuestra mente a la escucha atenta del mismo, en la boca para que sepamos anunciar el evangelio y en el pecho para ser custodiado con amor y fe. 
Todo de cara a permitir que el evangelio que se proclama se haga vida en nosotros y dé los debidos frutos.
¿PARA QUÉ HACER LA SEÑAL DE LA CRUZ?
Cuando hacemos la señal de la cruz, estamos diciendo: que Dios Padre Creador esté conmigo.
Cristo crucificado, hacia 1632. Óleo sobre lienzo, 248 cm x 169 cm. Madrid, Museo del Prado.
PARA QUE SIRVE LA SEÑAL DE LA CRUZ
1. HACER UN ACTO DE ORACIÓN
Contemplando por unos segundos a Cristo Redentor y así avivar nuestra fe en Jesucristo, como quien alimenta la hoguera echando leña al fuego: 
  • "Mirarán al que traspasaron" (Jn 19,37) 
  • "Cuando haya sido levantado de la tierra, atraeré a todos a mí" (Jn 12,32)
2. RECORDAR QUE CRISTO MURIÓ POR NOSOTROS
  • Hacer memoria del gran amor que Dios nos ha tenido y que lo llevó al extremo con su muerte en la cruz (Jn 13,1) 
  • "Pues la prueba de que Dios nos ama es que Cristo, siendo nosotros todavía pecadores, murió por nosotros". (Rom 5, 8) 
  • "Cristo nos amó y se entregó por nosotros" (Ef 5,2) 
  • "Se rebajó a sí mismo haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz" (Fil 2,8)
3. HACER UN ACTO DE CONVERSIÓN INTERIOR
Decirle a Jesús: soy tu discípulo, quiero vivir como a ti te agrada, quiero cargar con mi propia cruz: 
  • "Si alguno quiere venir en pos de mí. niéguese a sí mismo, cargue con su cruz y sígame." (Mt 16,24)
4. DAR TESTIMONIO DE NUESTRA FE
Declarar que somos cristianos, miembros de su cuerpo místico, seguidores del que dio su vida por nosotros en una cruz y resucitó de entre los muertos. 
  • "En cuanto a mí, no quiero sentirme orgulloso más que de la cruz de Cristo Jesús, nuestro Señor. Por él el mundo ha sido crucificado para mí, y yo para el mundo." Gál 6,14.
5. PREDICAR QUE CRISTO ES SALVADOR Y QUE HAY QUE MORIR PARA TENER VIDA.
6. ALABAR AL HIJO DE DIOS
  • "Para que al nombre de Jesús toda rodilla se doble en los cielos, en la tierra y en los abismos, y toda lengua confiese que Cristo Jesús es Señor para gloria de Dios Padre" (Filipenses 2, 11)
7. PEDIR LA PROTECCIÓN DE CRISTO
En medio de las tentaciones, los retos, los peligros, las dificultades y las asechanzas del demonio. Jesucristo venció el pecado con su muerte en la cruz.

8. TOMAR FUERZA
  • "Fijaos en aquel que soportó tal contradicción de parte de los pecadores, para que no desfallezcáis faltos de ánimo." (Hebreos 12,2-3) 
  • "Poned los ojos en el Crucificado y se os hará todo poco" (Santa Teresa de Jesús).
9. OFRECER A DIOS NUESTRO SER
Nuestras pertenencias y nuestras actividades, como Cristo ofreció su vida al Padre por nuestra salvación. Hacer la señal de la cruz es decirle: Jesús, quiero hacer esto contigo y por amor a ti.
Reproducción: CRUZ DE SAN DAMIÁN (GRANDE), SIGLO XII. BASÍLICA DE SANTA CLARA DE ASÍS. ITALIA.
10. OFRECER NUESTROS SUFRIMIENTOS Y RENUNCIAS A JESUCRISTO, ABRAZAR NUESTRA CRUZ CON AMOR.
  • "El que no toma su cruz y me sigue no es digno de mí" (Mt 10,38) "La cruz abrazada es la menos pesada" (Santa Teresa)
11. AGRADECER LAS BENDICIONES DE DIOS Y LAS ABUNDANTES Y CONTINUAS MUESTRAS DE SU AMOR.

12. CELEBRAR LA VICTORIA DEL PERDÓN Y LA MISERICORDIA
Como quien alza un estandarte como signo de victoria: 
  • "Y como Moisés levantó la serpiente en el desierto, así tiene que ser levantado el Hijo del hombre, para que todo el que crea tenga por él vida eterna" (Juan 3, 14-15)
13. BENDECIR
Cuando hacemos sobre otro la señal de la cruz le estamos diciendo: que Dios Padre Creador esté contigo, que Dios Hijo Redentor te salve, que Dios Espíritu Santo Consolador te santifique.
¿CUÁNDO HACER LA SEÑAL DE LA CRUZ?
Tertuliano (160 a 220 d.C.) escribió: 
"En todos nuestros viajes y movimientos, en todas nuestras salidas y llegadas, al ponernos nuestros zapatos, al tomar un baño, en la mesa, al prender nuestras velas, al acostarnos, al sentarnos, en cualquiera de las tareas en que nos ocupemos, marcamos nuestras frentes con el signo de la cruz."
1. HACER UN ACTO DE CONVERSIÓN INTERIOR
Los sacramentos y los actos de oración comienzan y terminan con la señal de la cruz. También es buena costumbre persignarse antes de escuchar la Sagrada Escritura. Esto es lo que hacemos durante la liturgia de la santa misa, antes de la proclamación del Evangelio, cuando mientras trazamos la señal de la cruz sobre nuestra frente, labios y pecho repetimos en silencio dentro de nuestro corazón: "Por la señal de la santa cruz, de nuestros enemigos, líbranos Señor, Dios nuestro".

2 AL OFRECER EL DÍA
Al levantarte o cualquier actividad: una reunión, un proyecto, un partido.

3. AL AGRADECER A DIOS UN BENEFICIO
La jornada que comienza, los alimentos, la primera venta del día, el salario, la cosecha, la conquista de la cumbre, una entrevista exitosa, un examen con buenos resultados, un diagnóstico favorable.

4. AL ENCOMENDARSE Y PONERSE EN MANOS DE DIOS
Cuando emprendes un viaje, cuando comienzas un partido de fútbol o un baño en el mar, cuando recibes una noticia difícil de digerir, antes de una empresa compleja, de una cita importante, de entrar a una cirugía o de pronunciar unas palabras en público.

5. AL BENDECIR A DIOS Y RECONOCER SU PRESENCIA EN UN TEMPLO
En un acontecimiento, en una persona o un hermoso espectáculo de la naturaleza

6. AL PEDIR LA PROTECCIÓN
De la Trinidad ante el peligro, las tentaciones y las dificultades.
LA SEÑAL DE LA CRUZ
“y verán su rostro y llevarán en la frente su nombre.” Apocalipsis 22:4
Ya dese el Antiguo Testamento se habla referente a un signo en la frente (Ezequiel 9:4), que es el signo de la Tau, que se ordena poner sobre los buenos que era una pequeña cruz o equis de la antigua escritura fenicio-samaritana. La Tau «T» es la última letra del alfabeto hebreo. Decimonona letra del alfabeto griego, que corresponde a la que en el nuestro se llama «te».
Señal de la cruz
También con ocasión del éxodo un signo especial sirvió para proteger a los israelitas contra el ángel exterminador (Éxodo 12:23). Padres de la Iglesia como Tertuliano ya desde el siglo II han visto en esta señal un tipo del carácter bautismal del cristiano, destinado por vocación a la vida eterna.
"En todos nuestros viajes y movimientos, en todas nuestras entradas y salidas, al ponernos nuestros zapatos, en el baño, en la mesa, al prender las velas, al acostarnos, al sentarnos, cualquiera que sea nuestra ocupación, nos marcamos la frente con el signo de la cruz ". (1)
Y después San Cirilo de Jerusalén haciendo eco a Tertuliano también escribía:
“Debemos hacer el signo de la cruz cuando comemos y bebemos, nos sentamos, vamos a la cama, nos levantamos, hablamos, caminamos, en suma: en cada acción (2)
No se sabe exactamente cuando empezaron los cristianos primitivos a signarse con el signo de la Cruz, pero estos testimonios nos dicen que esta es una practica cristiana muy antigua, encontrada también en sarcófagos y pinturas e iconos muy antiguos, y del cual muchos Padres recomendaron este signo en los exorcismos por su eficacia contra todo tipo de molestia demoníaca (3). Por eso satanás odia este signo, y cuando nosotros lo hacemos o el sacerdote lo hace, los demonios huyen. Hacer la señal de la cruz en los momentos de tentación y la confusión es de gran beneficio espiritual.

Este tipo de signo de la cruz se hacia en la frente, y nada mas con el pulgar. Aun vemos esta modo de santiguar cuando en la lectura del Evangelio el sacerdote signado los Evangelios con el pulgar, antes de leer. Luego esta forma de signarse se extendió hacia la boca, y hacia el corazón con algunas variantes en la Iglesia griega y en la Latina, en sus significados, como en el modo acomodar los dedos, pero que en ultima instancia significan lo mismo, i.e., amar a Dios con todo el corazón, alma, mente y fuerza. (Cf. Mat 22:37).

En la práctica ortodoxa en general, se utiliza la mano derecha. El pulgar, índice y dedo medio son llevados a un punto. Entonces se colocan en la frente después de esto se mueve hacia el plexo solar, hacia el hombro derecho y horizontalmente a través de a la izquierda. El pulgar, el dedo índice y el dedo medio son unidos para simbolizar la Santísima Trinidad, mientras que el dedo anular y el meñique se contraen en la palma de la mano para representar las dos naturalezas de Cristo. (4) 
En la costumbre de la Iglesia Latina utilizamos los tres dedos empleamos la mano derecha, colocando los dedos índice doblado detrás del pulgar, para formar una cruz, la cual representa las dos naturalezas de Cristo, y los tres dedos verticales representan a la Santísima Trinidad.

En la cultura latinoamericana acostumbramos besar la cruz que formamos con el pulgar y el índice al decir “Amen” como signo de veneración a la Cruz de Cristo y a la Trinidad. Sin embargo algunos teólogos siguieren que debe ponerse la palma de la mano activa en el pecho, como lo hacen muchos sacerdotes en la Misa. La mano extendida con los cinto dedos representan las cinco llagas de Cristo.
¿QUE SIGNIFICA?
1. Es un sacramental: Se llaman sacramentales los signos sagrados instituidos por la Iglesia (no inventado por ella) cuyo fin es preparar a los hombres para recibir el fruto de los sacramentos y santificar las diversas circunstancias de la vida. (5)

2. Es un signo de nuestra redención, y un emblema del amor de Dios hacia los hombres. (Un signo es algo que nos revela sensorialmente una realidad ulterior).

3. Es un símbolo de pertenencia a Dios por el bautismo. (Un signo “significa” algo, y un símbolo “simboliza” algo. Los signos pueden ser comprendidos por los seres humanos y, algunos, por los animales; los símbolos no. Los signos señalan; son específicos de un cometido o una circunstancia. Los símbolos tienen un significado más amplio y menos concreto como el símbolo de los apóstoles ,“El credo”).

4. Es una arma contra la tentación, y asechanzas del demonio.

5. Al hacer el signo de la cruz estamos profesando nuestra fe al crucificado, (como cuando nos signamos al pasar un templo católico).
“El cristiano comienza su jornada, sus oraciones y sus acciones con la señal de la cruz, "en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén".
El bautizado consagra la jornada a la gloria de Dios e invoca la gracia del Señor que le permite actuar en el Espíritu como hijo del Padre. La señal de la cruz nos fortalece en las tentaciones y en las dificultades.” (6)
QUE NO ES
-No es algo mágico, pese a que es un signo poderoso para ser usado en modo supersticioso.

-No es para usarse en publico, sino en nuestra relación personal con Dios, independientemente de que nos identifique como cristianos católicos.

-No es para hacerse a la carrera, o en garabato.

SANTIGUAR, SIGNAR O PERSIGNAR, ¿CUÁL ES LA DIFERENCIA?
Del catecismo escrito por el P. Gaspar Astete:
P.: ¿Qué cosa es signar?

R: Hacer tres cruces con el dedo pulgar de la mano derecha, la primera en la frente; la segunda, en la boca; la tercera, en los pechos, hablando con Dios nuestro Señor.

P.: Mostrad cómo.
R.: Por la señal de la santa Cruz + de nuestros enemigos + líbranos Señor Dios nuestro +

P.: ¿Por qué os signáis en la frente?
R: Porque nos libre Dios de los malos pensamientos.

P.: ¿Por qué en la boca? 
R: Porque nos libre Dios de las males palabras.

P.: ¿Por qué en el pecho?
R: Porque nos libre Dios de las malas obras y deseos.

P.: ¿Qué cosa es santiguar?
R: Es hacer una cruz con los dos dedos de la mano derecha desde la frente hasta el pecho y desde el hombro izquierdo hasta el derecho invocando a la Santísima Trinidad. (O cuando el sacerdote da la bendición final)

P.: Mostrad cómo.
R: En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amen. (7)

En Latín:
"In nomine Patris" ("En el nombre del Padre")
"et Filii" ("y del Hijo")
"et Spiritus Sancti" ("y del Espíritu Santo").
La señal de la cruz nos da fuerza para rechazar y vencer el mal. Tenemos que hacerlo correctamente, sin apuro, respetuosamente y conscientemente del acto que significa el persignarse.
PERSIGNARSE
Significa hacer una combinación de ambas señales anteriores, es decir de signarse y santiguarse, (como cuando se va a proclamar el Evangelio).

“Por la señal de la Santa Cruz,
de nuestros enemigos,
líbranos Señor Dios nuestro.
En el nombre del Padre
y del Hijo y del Espíritu Santo.
Amén.”

Es como si dijéramos: "atención, en este momento nos va a hablar Cristo Jesús, nuestro Señor, al que pertenecemos desde el Bautismo.

Cuando trazamos la cruz por nuestro cuerpo, hacemos la invocación a nuestro Dios, al Padre, Su Hijo y el Espíritu Santo, es un signo de nuestra de la fe y de la Iglesia; es por tanto un "mini-credo", que afirma nuestra creencia en el Dios uno y trino, y una oración por la que uno Lo invoca. Con las debidas disposiciones, una indulgencia parcial se obtiene.

Este es un gesto sencillo pero lleno de significado y muy poderoso, es un signo de pertenencia. Cuando entramos en los templos católicos, para ira a Misa o para orar, generalmente hay pequeños contenedores con agua bendita, con la cual nos signamos, estos representa nuestra pila bautismal. Al signarnos con esta agua bendita estamos recordando que somos Cristianos, que Cristo es el origen de mi existencia natural y espiritual, y renovamos nuestras promesas bautismales, rechazando al diablo y a sus tentaciones.

El primero que hizo la "señal de la Cruz" fue el mismo. Cristo, que "extendió sus brazos en la cruz".
SEÑAL DE LA CRUZ, O SANTIGUARNOS
¿CUANDO DEBEMOS HACER LA SEÑAL DE LA CRUZ, O SANTIGUARNOS?
Pues como lo ensañaron los primeros cristianos, y los catecismo, es decir, en todo lugar cuando sea necesario hacerlo.
  • Al iniciar el día.
  • Al iniciar nuestras oraciones.
  • Nos santiguamos en los momentos que necesitamos de fortaleza, invocando a la santísima Trinidad.
  • Nos santiguamos para la concientización de nuestra pertenencia a la santísima Trinidad.
  • Nos santiguamos al pasar un templo católico en señal de respeto al la presencia Eucarística de Cristo y en el Altar.
  • Nos santiguamos cuando recibimos la bendición de un sacerdote para manifestar nuestra humildad a la acción del Espíritu Santo, y lo mas adecuado es inclinar la cabeza.
¿COMO SE DEBE HACER LA SEÑAL DE LA CRUZ?
Se debe hacer con todo respeto, reconociendo nuestra finitud ante la majestad divina, no se debe de hacer de un modo mecánico, sin sentido, o apresurado. Tampoco se debe hacer este gesto sin la invocación a la Santísima Trinidad, de lo contrario seria un gesto sin sentido, por tato debe ser hecho este signo de una forma consiente y respetuosa.

¿Haces la Señal de la Cruz?
Hazla bien.

Nada de un gesto desfigurado, apresurado, sin ningún sentido. 
No.

Haz una Señal de la Cruz de verdad, lenta, amplia, de la frente al pecho, de un hombro al otro?
¿Sientes cómo te envuelve ese gesto?
Concéntrate.

Reúne en esa Señal, todos tus pensamientos y tu corazón.
Sentirás entonces, cómo te cautiva, te salva, te santifica.

¿Por qué?
Es la señal del Todo, de la Redención.
En la Cruz, Jesús salva a la humanidad entera.
Por ella, santifica a todos los hombres hasta lo más profundo de su ser.

DE ESA MANERA HACEMOS LA SEÑAL DE LA CRUZ
Antes de la oración, para que, acallando los ruidos
nos prepare y nos embargue por entero:
corazón, imaginación, voluntad.

Después de la oración
para que permanezcan en nosotros las gracias recibidas.
En la tentación, para que nos fortalezca.
En el peligro, para que nos proteja.
Para bendecir, para que, la plenitud de la vida divina penetre nuestra alma,
la fecunde y consagre todas sus potencias.

Piensa en esto cuando haces la Señal de la Cruz.
De todos los símbolos, este es el más santo.

Hazla bien, lenta, amplia, con atención.
Así envolverá todo tu ser, interior y exterior, pensamientos y voluntad, corazón y sentidos, todo.
Lo fortalecerá, lo santiguará, lo santificará, con la fuerza de Cristo, en el nombre de Dios, en tres Personas.
🔺Se hace la señal de la cruz antes y después de las oraciones con el fin de adentrarse en el misterio de la Santísima Trinidad de forma mas digna y con ello sacar mas fruto en nuestro dialogo con Dios travez de la oración. El catecismo nos recuerda en el numeral 1671† "Toda bendición es alabanza de Dios y oración para obtener sus dones. En Cristo, los cristianos son bendecidos por Dios Padre “con toda clase de bendiciones espirituales” (Ef 1:3). Por eso la Iglesia da la bendición invocando el nombre de Jesús y haciendo habitualmente la señal santa de la cruz de Cristo. Catecismo de la Iglesia Católica (p. 361).
Romano Guardini
Bibliografía:
(1). De Corona. 3 
(2). Catequesis, 4, 14 
(3). Lactantius, Inst., IV, 27, P.L., VI, 531 sq.; San Atanasio, De Incarn. Verbi.,n.47, P.G., XXV,180; San Basilio, In Isai., XI,249, P.G., XXX,557, Cirilo de Jerusalén, Cat.,XIII,3 col.773; Gregorio Nazianzen, Carm. Adv.iram,v,415 sq.; P.G., XXXVII, 842 (Enciclopedia católica)
(4). http://orthodoxwiki.org/Sign_of_the_Cross
(5)Catecismo católico #1677
(6). Catecismo católico #2157
(7) http://www.mercaba.org/FICHAS/CEC/catecismo_astete.htm
Francisco hace la señal de la cruz
Fuente.
http://www.aleteia.org/es/religion/articulo/que-diferencia-hay-entre-santiguarse-signarse-y-persignarse-5826180372496384
http://es.catholic.net/op/articulos/54144/cat/568/para-que-hacer-la-senal-de-la-cruz.html
http://es.aleteia.org/2017/03/31/el-valor-de-la-senal-de-la-cruz/
http://es.aleteia.org/2015/01/14/que-diferencia-hay-entre-santiguarse-signarse-y-persignarse/
https://www.pildorasdefe.net/aprender/fe/cosas-que-hacemos-cuando-nos-realizamos-la-senal-de-la-cruz
http://es.catholic.net/op/articulos/20405/cat/130/por-que-nos-santiguamos.html
http://sanjuanapostol.org/articulo/que-significa-la-senal-de-la-santa-cruz-cuando-debe-hacerse/
http://conocetufe.blogspot.com.ar/2011/06/la-senal-de-la-cruz.html

No hay comentarios.:

Publicar un comentario