AQUÍ ENCONTRARÁS, ARTÍCULOS FOTOS Y VÍDEOS SOBRE LA FE CATÓLICA APOSTÓLICA Y ROMANA, DOCTRINA SOCIAL DE LA IGLESIA, COMENTARIOS DE ENCÍCLICAS, PENSAMIENTOS Y TEXTOS DE SANTOS DIGNIDAD HUMANA, DERECHOS HUMANOS, HISTORIA, EDUCACIÓN VIDEOS MUSICALES CLÁSICOS Y DE TODAS LAS ÉPOCAS.

"Soy un hombre de armas, un guerrero, scout. Paradójicamente, al único de mi especie que admiro, empuñó solamente la palabra, su técnica fue la humildad, su táctica la paciencia y la estrategia que le dio su mayor victoria fue dejarse clavar en una cruz por aquellos que amaba".

“Espíritu Santo, inspírame lo que debo pensar, lo que debo decir, lo que debo callar, lo que debo escribir, lo que debo hacer, como debo obrar, para el bien de los hombres, de la iglesia y el triunfo de Jesucristo”.

Desde La Trinchera Del Buen Combate en Argentina. Un Abrazo en Dios y La Patria.

5 de octubre de 2015

SÓLO EMPUJA TU ROCA!

Un hombre dormía en su cabaña cuando de repente una luz iluminó la habitación y apareció Dios.

El Señor le dijo que tenía un trabajo para él y le enseñó una gran roca frente a la cabaña.
Le explicó que debía empujar la piedra con todas sus fuerzas. El hombre hizo lo que el Señor le pidió.
Durante años, día a día, desde que salía el sol hasta el ocaso, el hombre empujaba la fría piedra con todas sus fuerzas... y ésta no se movía.
Todas las noches el hombre regresaba a su cabaña muy cansado y sintiendo que todos sus esfuerzos eran en vano.

"He estado empujando esa roca mucho tiempo, y no se ha movido"

El hombre empezó a sentirse frustrado. El hombre tenía la impresión de que la tarea que le había sido encomendada era imposible de realizar y que él era un fracaso.
Estos pensamientos incrementaron su sentimiento de frustración y desilusión.

"¿Por qué esforzarme todo el día en esta tarea imposible?"

"Señor, he trabajado duro. He empleado toda mi fuerza para conseguir lo que me pediste pero, aún así, no he podido mover la roca ni un milímetro, ¿Qué pasa? ¿Por qué he fracasado? "

El Señor le respondió con compasión y ternura:
"Querido amigo, te dije que tu tarea era empujar la roca con todas tus fuerzas, y lo has hecho.
Nunca dije que esperaba que la movieras movieras.
Tu tarea era empujar.
Ahora vienes a mí sin fuerzas a decirme que has fracasado, pero, ¿en realidad fracasaste?

Mírate ahora, tus brazos y tus piernas están fuertes y musculosos, tu espalda fuerte y bronceada, tus manos callosas por la constante presión,

“A pesar de la adversidad has crecido mucho y tus habilidades ahora son mayores.

Cierto, no has movido la roca, pero tu misión era empujar y confiar en mí.
Eso lo has conseguido. Ahora, querido amigo, yo moveré la roca"

Algunas veces, cuando escuchamos la palabra del Señor, tratamos de utilizar nuestra inteligencia para descifrar su voluntad, cuando en realidad Dios sólo nos pide confianza en Él. Debemos ejercitar nuestra fe que mueve montañas, conscientes que es Dios quien al final logra moverlas.
Cuando todo parezca ir mal ...
¡ SÓLO EMPUJA !

Cuando estés agotado por el trabajo ...
¡ SÓLO EMPUJA !

Cuando la gente no se comporte como crees que debería ...
¡ SÓLO EMPUJA !

Cuando tienes dificultades...
¡ SÓLO EMPUJA !


Cuando la gente simplemente no te comprende ...
¡ SÓLO EMPUJA !

Cuando te sientas agotado y sin fuerzas ...
¡ SÓLO EMPUJA !

Entrega tus miedos a Jesús, Él siempre te ayuda y acompaña en el camino.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario