AQUÍ ENCONTRARÁS, ARTÍCULOS FOTOS Y VÍDEOS SOBRE LA FE CATÓLICA APOSTÓLICA Y ROMANA, DOCTRINA SOCIAL DE LA IGLESIA, COMENTARIOS DE ENCÍCLICAS, PENSAMIENTOS Y TEXTOS DE SANTOS DIGNIDAD HUMANA, DERECHOS HUMANOS, HISTORIA, EDUCACIÓN VIDEOS MUSICALES CLÁSICOS Y DE TODAS LAS ÉPOCAS.

"Soy un hombre de armas, un guerrero, scout. Paradójicamente, al único de mi especie que admiro, empuñó solamente la palabra, su técnica fue la humildad, su táctica la paciencia y la estrategia que le dio su mayor victoria fue dejarse clavar en una cruz por aquellos que amaba".

“Espíritu Santo, inspírame lo que debo pensar, lo que debo decir, lo que debo callar, lo que debo escribir, lo que debo hacer, como debo obrar, para el bien de los hombres, de la iglesia y el triunfo de Jesucristo”.

Desde La Trinchera Del Buen Combate en Argentina. Un Abrazo en Dios y La Patria.

2 de septiembre de 2012

NICOLÁS COPÉRNICO. FUE UN SACERDOTE CATÓLICO Y EL ADMINISTRADOR TEMPORARIO DE LA DIÓCESIS DE FRAUENBURG

Parece que el Padre Nicolás debe haber sido tan modesto que al final de sus días no fue considerado lo suficientemente famoso como para merecer una lápida con su nombre. Copérnico no cambió el mundo de la manera en que Cristo lo hizo, pero sí cambió la manera en que miramos al mundo.


El análisis con carbono-14 de una tumba en San Pablo Extramuros, tarea comisionada por el Papa hace unos cuatro años, permite ahora afirmar que se han hallado los restos de San Pablo. 
De manera similar, el análisis computarizado ha permitido la verificación del cuerpo de Mikolaj Kopernik (1473-1543) perdido por tantos años, popularmente conocido como Nicolás Copérnico, que fuera enterrado anónimamente en la catedral de Frombork, Polonia. 
Muestras de ADN de un fémur y un diente corresponden al ADN de una mecha de cabellos encontrada en uno de sus libros en una biblioteca de Suecia. 

La reconstrucción digital del cráneo, hecha en un laboratorio de criminología, permitió reproducir su nariz rota y una cicatriz en la frente.

Copérnico, hijo de madre polaca y padre alemán, fue un sacerdote católico y el administrador temporario de la Diócesis de Frauenburg. 
Fue además un verdadero hombre del Renacimiento y superó a Leonardo Da Vinci en conocimientos, aunque parece que nunca pudo llegar dominar el arte de la pintura. Después de estudiar en la universidad de Cracovia—la misma en la que Juan Pablo II estudió y enseñó—cursó en Bologna, Padua y Ferrara.

Llegó a ser un jurista prominente y también fue matemático. Practicó la medicina por seis años, donando sus servicios a los pobres. 
El gran genio fue también un adelantado en la reforma del sistema monetario que estaba desarrollándose en esos tiempos. Resultó hacerlo tan eficientemente que fue llamado a ser consejero de economía en la corte de Prusia. 

En el poco tiempo libre que le quedaba, tradujo al latín para la posteridad las cartas en griego de Teofilacto.

Estudió suficiente astronomía como para enseñar sobre los planetas en Roma y al poco tiempo antes de su muerte, completó su cosmología heliocéntrica. 

Esta "revolución copernicana" desplazó la concepción de Ptolomeo que tenía a la tierra como centro del universo (quedan por convencer los habitantes de Manhattan) y echó a andar la astronomía moderna, influyendo sobre Galileo que nació apenas 21 años después de la muerte del sacerdote polaco. 
Copérnico fue un teólogo lo suficientemente prudente como para evitar la mezcla de la astronomía con astrología—el error de Galileo—Tampoco insitió, de manera poco científica, que su teoría fuera un hecho indiscutible, como Galileo hizo luego para su mal.Comparte su lugar en la historia con otros científicos católicos como Pascal el matemático, Lavoisier padre de la química moderna, Schrodinger el descubridor de las ondas, Vesalius el anatomista, Fermi el pionero de la física atómica, Malphigi que desarrolló la anatomía microscópica, von Neumann que ideó la teoría del cómputo, el monje Mendel que no tuvo hijos pero fue el padre de la genética, Pasteur cuyo trabajo con los gérmenes salvó millones de vidas y Fleming el descubridor de la penicilina, que ha salvado más vidas que cualquier otro descubrimiento en la historia.


La identificación del cuerpo de Copérnico nos trae a la memoria esa grande y continua tradición de nuestra Iglesia Católica.
Traducido por Carlos Caso-Rosendi

No hay comentarios.:

Publicar un comentario