AQUÍ ENCONTRARÁS, ARTÍCULOS FOTOS Y VÍDEOS SOBRE LA FE CATÓLICA APOSTÓLICA Y ROMANA, DOCTRINA SOCIAL DE LA IGLESIA, COMENTARIOS DE ENCÍCLICAS, PENSAMIENTOS Y TEXTOS DE SANTOS DIGNIDAD HUMANA, DERECHOS HUMANOS, HISTORIA, EDUCACIÓN VIDEOS MUSICALES CLÁSICOS Y DE TODAS LAS ÉPOCAS.

"Soy un hombre de armas, un guerrero, scout. Paradójicamente, al único de mi especie que admiro, empuñó solamente la palabra, su técnica fue la humildad, su táctica la paciencia y la estrategia que le dio su mayor victoria fue dejarse clavar en una cruz por aquellos que amaba".

“Espíritu Santo, inspírame lo que debo pensar, lo que debo decir, lo que debo callar, lo que debo escribir, lo que debo hacer, como debo obrar, para el bien de los hombres, de la iglesia y el triunfo de Jesucristo”.

Desde La Trinchera Del Buen Combate en Argentina. Un Abrazo en Dios y La Patria.

23 de agosto de 2012

OJALA SEAS COMO UN VIEJO SILLAR OCULTO

No quieras ser como aquella veleta dorada del gran edificio: por mucho que brille y por alta que esté, no importa para la solidez de la obra. –Ojalá seas como un viejo sillar oculto en los cimientos, bajo tierra, donde nadie te vea: por ti no se derrumbará la casa. (Camino, 590) 


Déjame que te recuerde, entre otras, algunas señales evidentes de falta de humildad: 

  • pensar que lo que haces o dices está mejor hecho o dicho que lo de los demás; 
  • querer salirte siempre con la tuya; 
  • disputar sin razón o –cuando la tienes– insistir con tozudez y de mala manera; 
  • dar tu parecer sin que te lo pidan, ni lo exija la caridad; —despreciar el punto de vista de los demás;
  • no mirar todos tus dones y cualidades como prestados;
  • no reconocer que eres indigno de toda honra y estima, incluso de la tierra que pisas y de las cosas que posees; —citarte a ti mismo como ejemplo en las conversaciones;
  • hablar mal de ti mismo, para que formen un buen juicio de ti o te contradigan; —excusarte cuando se te reprende;
  • encubrir al Director algunas faltas humillantes, para que no pierda el concepto que de ti tiene; —oír con complacencia que te alaben, o alegrarte de que hayan hablado bien de ti; 
  • dolerte de que otros sean más estimados que tú;
  • negarte a desempeñar oficios inferiores;
  • buscar o desear singularizarte;
  • insinuar en la conversación palabras de alabanza propia o que dan a entender tu honradez, tu ingenio o destreza, tu prestigio profesional...; 
  • avergonzarte porque careces de ciertos bienes... (Surco, 263)
                 http://www.opusdei.es/art.php?p=12442

No hay comentarios.:

Publicar un comentario