AQUÍ ENCONTRARÁS, ARTÍCULOS FOTOS Y VÍDEOS SOBRE LA FE CATÓLICA APOSTÓLICA Y ROMANA, DOCTRINA SOCIAL DE LA IGLESIA, COMENTARIOS DE ENCÍCLICAS, PENSAMIENTOS Y TEXTOS DE SANTOS DIGNIDAD HUMANA, DERECHOS HUMANOS, HISTORIA, EDUCACIÓN VIDEOS MUSICALES CLÁSICOS Y DE TODAS LAS ÉPOCAS.

"Soy un hombre de armas, un guerrero, scout. Paradójicamente, al único de mi especie que admiro, empuñó solamente la palabra, su técnica fue la humildad, su táctica la paciencia y la estrategia que le dio su mayor victoria fue dejarse clavar en una cruz por aquellos que amaba".

“Espíritu Santo, inspírame lo que debo pensar, lo que debo decir, lo que debo callar, lo que debo escribir, lo que debo hacer, como debo obrar, para el bien de los hombres, de la iglesia y el triunfo de Jesucristo”.

Desde La Trinchera Del Buen Combate en Argentina. Un Abrazo en Dios y La Patria.

22 de junio de 2012

PRINCIPIOS QUE DEBE CONSIDERAR UN CATÓLICO ANTES DE VOTAR

http://www.youtube.com/watch?v=6_NCnJ-Ul8U&feature=player_embedded
Monseñor Javier Del Río recuerda, en esta homilía del año pasado, algunos principios universales que debe analizar en conciencia, antes de votar, todo católico en cualquier país. Los valores que señala no son, pues, privativos para sus fieles o su patria peruana, ni para una época o momento; sino para todo católico en cualquier circunstancia y cualquier nación.Católicos no deben votar jamás por candidatos que apoyen aborto: Arzobispo de Arequipa (Perú)

Así, como recordó el Arzobispado de México el pasado 12 de febrero (2012)*, al católico le está moralmente vedado votar por candidatos o partidos que tengan entre sus políticas, por ejemplo, la implantación del asesinato de seres humanos no natos a través del aborto, o la eliminación de enfermos o ancianos por medio de la eutanasia, o el establecimiento de dizque el "matrimonio" entre personas del mismo sexo. Todo esto no puede ser ni impuesto en las leyes ni propuesto a futura votación, pues la voluntad de la mayoría -sea ésta cual fuere- no tiene el derecho para violar la Ley natural. Deberá evitar el voto por quienes de algún modo violen esta Ley o sea previsible que sus políticas contraríen las normas morales o, también, sean opuestas a los principios católicos del elector. Votar por quien o quienes no respetan ni creen que la Ley natural existe y que todos debemos someternos a ella buscando el bien común, implica votar por quien por propia iniciativa, por programa partidista o por sujetar estas decisiones a la opinión mayoritaria, impondrá estas políticas contrarias a las normas morales. Votar por alguien así, nos hace responsables del mal previsto que llegue a cometer ese gobernante una vez electo. Este acto constituye un pecado grave por el daño que causa al bien común de la nación y es una cooperación formal al mal.

Quienes tienen el derecho de sufragio, están obligados en conciencia a recurrir a las urnas buscando votar por quien busque el bien común de la sociedad excluyendo, incluso, sus propios intereses personales que pudiesen estar fincados en determinado candidato(a). Por todo ello, deben estudiarse bien los candidatos(as), su historial, los partidos -y su trayectoria- de donde vienen, sus programas de gobierno, su ideología, etc. Quien no se sienta con los suficientes conocimientos para elegir, deberá tomar consejo de personas que sepan tomarán en cuenta todos estos principios. Un(a) candidato(a) que defiende a la persona humana y su dignidad, sin importarle su tamaño o circunstancia, es una buena elección. Como ha enfatizado la Iglesia: la negación del derecho a la vida en principio, asienta las bases para que se nieguen todos los demás derechos.

Excluyendo a candidatos(as) contrarios a la Ley natural, debe votarse por la mejor opción, o -en su defecto- por la menos mala.

Para VOTAR como CATÓLICO hay que:
1. Decidirse a VOTAR y participar activamente en el proceso electoral.

2. Decidirse a dejar que la fe ilumine mis opciones políticas.

3. Informarse de la postura de los a candidatos.

4. Elegir primero según los 5 puntos “no negociables” de la Doctrina católica:
a) NO al aborto. SÍ A LA VIDA.
b) NO a la eutanasia, SÍ al AMOR para con nuestros ENFERMOS.
c) SÍ al matrimonio exclusivamente como la unión entre un hombre y una mujer.
d) NO a la manipulación genética que significa el sacrificio de un embrión humano.
e) NO a la clonación humana, sí al reconocimiento de la dignidad de la persona. Somos: únicos, irrepetibles e irremplazables.

5. Optar por un candidato que promueva políticas que alienten la justicia, la creación y distribución del bienestar de manera concreta y realista.

6. Optar por un candidato que respete las raíces católicas de nuestra cultura mexicana.

7. Optar por un candidato que promueva una sana coexistencia y cooperación entre la Iglesia y el Estado.

8. Optar por un candidato que se preocupe por la difusión de las virtudes.

9. No decidas tu voto de acuerdo con la apariencia, personalidad, o “fuerza mediática” del candidato. Algunos candidatos atractivos, carismáticos y que “suenan capaces” no son necesariamente buenos y no deben ser elegidos, mientras que otros candidatos, que podrían no ser atractivos o poco inspiradores, y poco carismáticos ante las cámaras, podrían promover y generar leyes que estén de acuerdo con los principios cristianos básicos.

10. No decidas tu voto por un candidato preguntándote “¿Qué gano yo?” o si quedarás colocado bien política o laboralmente. Decide de acuerdo con la capacidad de los candidatos para promover el bien común, incluso si no te beneficias directa o inmediatamente con las leyes que proponen.

11. No premies con tu voto a candidatos que están en lo correcto en temas no muy importantes pero que están equivocados en temas morales fundamentales. Un candidato puede tener un récord de apoyo a leyes exactamente igual a lo que buscas, y al mismo tiempo haber votado a favor, por ejemplo, de la eutanasia. Ese candidato no se merece tu voto. Los candidatos tienen que aprender que al estar equivocados incluso en uno solo de los valores o principios no negociables es suficiente para excluirlos de nuestra consideración.

12. Desecha a algún candidato que rehuya definirse personalmente en los temas básicos. En tal caso, analiza la trayectoria e ideología del partido que lo postula.
http://catolicidad-catolicidad.blogspot.com.ar/2012/06/principios-que-debe-considerar-un.html

No hay comentarios.:

Publicar un comentario