AQUÍ ENCONTRARÁS, ARTÍCULOS FOTOS Y VÍDEOS SOBRE LA FE CATÓLICA APOSTÓLICA Y ROMANA, DOCTRINA SOCIAL DE LA IGLESIA, COMENTARIOS DE ENCÍCLICAS, PENSAMIENTOS Y TEXTOS DE SANTOS DIGNIDAD HUMANA, DERECHOS HUMANOS, HISTORIA, EDUCACIÓN VIDEOS MUSICALES CLÁSICOS Y DE TODAS LAS ÉPOCAS.

"Soy un hombre de armas, un guerrero, scout. Paradójicamente, al único de mi especie que admiro, empuñó solamente la palabra, su técnica fue la humildad, su táctica la paciencia y la estrategia que le dio su mayor victoria fue dejarse clavar en una cruz por aquellos que amaba".

“Espíritu Santo, inspírame lo que debo pensar, lo que debo decir, lo que debo callar, lo que debo escribir, lo que debo hacer, como debo obrar, para el bien de los hombres, de la iglesia y el triunfo de Jesucristo”.

Desde La Trinchera Del Buen Combate en Argentina. Un Abrazo en Dios y La Patria.

20 de mayo de 2012

LA ORACIÓN BENEDICTO XVI EN EL MURO DE LAS LAMENTACIONES. 12 DE MAYO DE 2009

Paz para Tierra Santa, paz para todo el mundo.

El Papa Benedicto XVI ha visitado el muro occidental del antiguo templo de Jerusalén a las 9 de la mañana de este martes 12 de mayo. La explanada del muro quedó vacía para la visita del Santo Padre. Antes de acercarse al muro y orar en ante él ha escrito en una carta una plegaria, que después a introducido en una de las hendiduras o aberturas en la roca del muro como hacen desde décadas los judíos y peregrinos de otras religiones, como hizo hace nueve años el Papa Juan Pablo II.

Este es el texto escrito por el Papa en su visita y plegaria en el muro de las lamentaciones: 


“Dios de todos los tiempos,
en mi visita a Jerusalén, la Ciudad de la Paz,
morada espiritual para hebreos, cristianos y musulmanes,
llevo ante Ti los gozos, las esperanzas y las aspiraciones,
las angustias, los sufrimientos y las penas de todo Tu pueblo disperso por el mundo.
Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob,
escucha el grito de los afligidos, de los que tienen miedo, de los desesperados,
manda tu Paz sobre esta Tierra Santa, sobre Medio Oriente, 

sobre la entera familia humana; ilumina el corazón de todos aquellos que invocan tu nombre a fin de que quieran caminar humildemente sobre el camino de la justicia y la piedad. Bueno es el Señor con el que espera en Él, con el alma que lo busca ( Lam 3,25)”.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario