AQUÍ ENCONTRARÁS, ARTÍCULOS FOTOS Y VÍDEOS SOBRE LA FE CATÓLICA APOSTÓLICA Y ROMANA, DOCTRINA SOCIAL DE LA IGLESIA, COMENTARIOS DE ENCÍCLICAS, PENSAMIENTOS Y TEXTOS DE SANTOS, DIGNIDAD HUMANA, DERECHOS HUMANOS, HISTORIA, EDUCACIÓN, VIDEOS MUSICALES CLÁSICOS Y DE TODAS LAS ÉPOCAS.

"Soy un hombre de armas, un guerrero, scout. Paradójicamente, al único de mi especie que admiro, empuñó solamente la palabra, su técnica fue la humildad, su táctica la paciencia y la estrategia que le dio su mayor victoria fue dejarse clavar en una cruz por aquellos que amaba".

“Espíritu Santo, inspírame lo que debo pensar, lo que debo decir, lo que debo callar, lo que debo escribir, lo que debo hacer, como debo obrar, para el bien de los hombres, de la iglesia y el triunfo de Jesucristo”.

Desde La Trinchera Del Buen Combate en Argentina. Un Abrazo en Dios y La Patria.

21 de abril de 2012

QUE ES LA ORACIÓN

Dios nos habla en su Palabra. Y nosotros le respondemos en la oración.
“No es otra cosa oración,… sino tratar de amistad” (Vida. 8,5)

Jesús nunca se dispenso de hacer oración. “Su fama se extendía cada vez más, y una numerosa multitud afluía para oírle y ser curados de sus enfermedades. Pero él se retiraba a lugares solitarios para orar” (Lc 5,16).

Se retiraba a orar, no se dispensaba nunca. “Jesús salió hacia la montaña para orar, y paso la noche orando a Dios”. (Lc 6,12).

Si para el Señor, rezar era una necesidad vital, cuanto más para nosotros, para no perder el contacto con Dios y no dejarnos llevar de la esclavitud del pecado.

C.E.C. nº 2744: Orar es una necesidad vital: si no nos dejamos llevar por el Espíritu caemos en la esclavitud del pecado (cf Gal 5, 16-25).

¿Cómo puede el Espíritu Santo ser "vida nuestra", si nuestro corazón esta lejos de él? 
Nada vale como la oración: hace posible lo que es imposible, fácil lo que es difícil. Es imposible que el hombre que ora pueda pecar (San Juan Crisóstomo, Anna 4,5).

Quien ora se salva ciertamente, quien no ora se condena ciertamente (San Alfonso María de Ligorio).

Santa Teresa insiste mucho a los que han comenzado a hacer oración, que no la dejen, por este mismo motivo y a los que no han comenzado, que empiecen, porque se privan de mucho bien. 
Sobre Tener ganas de Orar - San Josemaría Escrivá de Balaguer
San Juan de la Cruz afirma que <<quien huye de la oración, huye de todo lo bueno>> 
(Dichos de luz, 185). 

Quien se acerca a la oración, quien la practica, podemos decir nosotros, como santa Teresa y san Juan de la Cruz se acerca a todo lo bueno, a una fuente de muchas cosas buenas, luz, paz, esperanza, etc. 
Por esto, (que es cosa buena), y que somos conscientes de que la necesitamos, porque son tiempos difíciles para toda la Iglesia, nosotros desde el principio debemos ponernos en actitud de oración. 
Ya en los orígenes del cristianismo, en la primitiva Iglesia “todos perseveraban unánimes en la oración con María, la Madre de Jesús”. (Hech 1,14). 

Y sorprendentemente el resultado de esta oración en común fue la efusión del Espíritu Santo que transformo de un golpe a los apóstoles.

“Dicho esto, sopló sobre ellos y les dijo: “Recibid el Espíritu Santo”. (Jn 20,22). 

Santa Teresa supo por experiencia los resultados de la oración. Sin ella no encontraba la vida, ni camino, ni paz, ni alegría. Es puerta y camino para ir a Dios.

<<La oración es principio para alcanzar todas las virtudes y cosas (en la) que nos va la vida comenzarla todos los cristianos” (Camino de Perfección. 16,3) 
Así se expresa san Buenaventura:
  • Si quieres sufrir con paciencia las adversidades y miserias de esta vida, seas hombre de oración. 
  • Si quieres alcanzar virtud y fortaleza para vencer las tentaciones del enemigo, seas hombre de oración. 
  • Si quieres mortificar tu propia voluntad con todas sus aficiones y apetitos, seas hombre de oración. 
  • Si quieres conocer las astucias de Satanás y defenderte de sus engaños, seas hombre de oración. 
  • Si quieres vivir alegremente y caminar con suavidad por el camino de la penitencia y del trabajo., seas hombre de oración. 
  • Si quieres ojear de tu ánima las moscas importunas de los vanos pensamientos y cuidados, seas hombre de oración. 
  • Si la quieres sustentar con la grosura de la devoción, y traerla siempre llena de buenos pensamientos y deseos, seas hombre de oración. 
  • Si quieres fortalecer y confirmar tu corazón en el camino de Dios, seas hombre de oración. 
  • Finalmente, si quieres desarraigar de tu ánima todos los vicios y plantar en su lugar las virtudes, seas hombre de oración. 
Porque en ella se recibe la unión y gracia del Espíritu Santo, la cual enseña todas las cosas. Y demás de esto, si quieres subir a la alteza de la contemplación y gozar de los abrazos del esposo, ejercítate en la oración, porque éste es el camino por el que sube el ánima a la contemplación y gusto de las cosas celestiales". 
(Libro de la oración y meditación. Fray Luís de Granada. Cap. 1.5)

La oración, según dice la Santa, nos sirve para creer, para ir a Dios, para alcanzar virtudes, para sufrir, para arrancar los vicios, etc. etc. 

<<Para ir a Dios, creedme, y no os engañe nadie en mostraros otro camino sino el de la oración>> (Camino de Perfección. 21,6) 

<<De lo que yo tengo experiencia puedo decir, y es que por muchos pecados que haga quien la ha comenzado (oración), no la deje, pues es el medio por donde puede tornarse a remediar, y sin ella será muy más dificultoso>>. (Vida. 8.5)

<<Y quien no la ha comenzado (la oración), por amor del Señor le ruego yo no carezca de tanto bien. No hay aquí que temer, sino que desear; porque, cuando no fuere adelante y se esforzare a ser perfecto, que merezca los gustos y regalos que a estos da Dios, a poco ganar irá entendiendo el camino para el cielo; y si persevera, espero yo en la misericordia de Dios, que nadie le tomó por amigo que no se lo pagase>>. (Vida. 8,5)
http://www.apostoladosanjose.es/queesoracion.html

No hay comentarios.:

Publicar un comentario