AQUÍ ENCONTRARÁS, ARTÍCULOS FOTOS Y VÍDEOS SOBRE LA FE CATÓLICA APOSTÓLICA Y ROMANA, DOCTRINA SOCIAL DE LA IGLESIA, COMENTARIOS DE ENCÍCLICAS, PENSAMIENTOS Y TEXTOS DE SANTOS, DIGNIDAD HUMANA, DERECHOS HUMANOS, HISTORIA, EDUCACIÓN, VIDEOS MUSICALES CLÁSICOS Y DE TODAS LAS ÉPOCAS.

"Soy un hombre de armas, un guerrero, scout. Paradójicamente, al único de mi especie que admiro, empuñó solamente la palabra, su técnica fue la humildad, su táctica la paciencia y la estrategia que le dio su mayor victoria fue dejarse clavar en una cruz por aquellos que amaba".

“Espíritu Santo, inspírame lo que debo pensar, lo que debo decir, lo que debo callar, lo que debo escribir, lo que debo hacer, como debo obrar, para el bien de los hombres, de la iglesia y el triunfo de Jesucristo”.

Desde La Trinchera Del Buen Combate en Argentina. Un Abrazo en Dios y La Patria.

27 de enero de 2012

FELICIDAD

Periodista 
Un ranking difundido por la encuestadora Gallup y realizado con la opinión de 53.000 personas de 58 países indica que el lugar más feliz del mundo es la isla de Fiji. En tanto, la Argentina se posiciona en el puesto número 14 de la lista, solo superada, en Latinoamérica, por Colombia y Brasil, en el 5° y 11° lugar, respectivamente. 

En Fiji, un país insular de Oceanía, situado en el Océano Pacífico, que encabeza el ranking de felicidad, el 89% de los habitantes encuestados aseguró estar contento de vivir allí, contra un 4% que no lo está. 

Detrás de la isla de Fiji, se ubican Nigeria y Holanda, lo que parece demostrar que el dinero no proporciona felicidad, ya que mientras el primero mantiene un ingreso anual per cápita de 4510 dólares, el tercero alcanza los 41.900 dólares. 

El estudio descubrió, además, que Afganistán y los Estados Unidos presentan un porcentaje de “felicidad” similar: 53%. Entre los países más infelices, se hallan Rumania, Georgia y Egipto. 

Por otro lado, España (que ocupa el lugar 19), Japón, Nigeria, Alemania y Canadá se unen a la lista de aquellos con más esperanza en cuanto al futuro económico. De acuerdo con la investigación, "los desempleados y los jubilados son los más desdichados, y la felicidad decrece con la edad". 

Resulta una paradoja que países con carencias económicas fuertes estén bastante arriba en el ranking; no obstante, la idiosincrasia de cada territorio es determinante al definir el estado de felicidad. 

Considerando los datos de la encuesta, podemos preguntarnos: ¿el dinero hace a la felicidad? Pese a que muchos de nosotros intente convencerse de que el tan pronunciado refrán "contigo pan y cebolla" es LA PREMISA, según distintos relevamientos, la satisfacción financiera constituye uno de los pilares de la felicidad, pero también se menciona la salud, la religiosidad y el no perder la pareja, como cruciales para nuestro bienestar. 

Michael W. Fordyce, en su libro Educación para la felicidad, expone "rasgos" que caracterizan a las personas felices, con la convicción de que esta actitud se puede enseñar. 

"Ser más activo y permanecer ocupado": En numerosos estudios, afirma Fordyce, se muestra que "la gente feliz se encuentra activamente implicada en la vida. Según esas investigaciones, las personas felices llenan sus vidas de actividad y pasan mucho más tiempo que la mayoría de las demás personas realizando tareas agradables y entretenidas". 

Un dato sólidamente establecido en las investigaciones efectuadas sobre la felicidad y la satisfacción de vivir es el de la importancia que adquieren los vínculos sociales en la felicidad personal. En efecto, la mayoría de los estudios transmiten que una vida social satisfactoria es el mayor contribuyente en el logro de la felicidad. 

Por otro lado, en la investigación que expone, "la felicidad y la satisfacción de vivir se asocian a menudo con un trabajo destacado y una actividad productiva. Dado que la mayoría de la gente que trabaja en las sociedades industriales dedica el 80% de su tiempo de vigilia a trabajar, la elección de una carrera es fundamental para la felicidad de toda una vida. Solemos llamar insistentemente la atención de los jóvenes estudiantes sobre la elección de una carrera, advirtiéndoles que se tratará de una de las decisiones más importantes que tomarán respecto a su felicidad". 

Otro consejo para obtener la felicidad es "dejar de agobiarse y adecuar correctamente las expectativas y las aspiraciones", conforme al autor. La gente feliz logra lo que quiere porque quiere aquello que es capaz de lograr. La evidencia muestra que la gente más feliz es aquella que tiende a escoger objetivos a su alcance, consiguiendo así éxito tras éxito. La gente infeliz tiene ambiciones imposibles de concretar y percibe su vida como una serie de fracasos. La felicidad parece asociada más a triunfos en la consecución de objetivos que se pueden cumplir, que a fracasos sufridos por perseguir imposibles. 

Otras condiciones básicas son "trabajar en busca de una personalidad sana" y "ser uno mismo". Las investigaciones de la personalidad relacionadas con la gente feliz muestran que las personas felices suelen ser ellas mismas. Términos como "natural", "espontáneo", "auténtico", "sincero", "a gusto", "honesto", "expresivo", "franco", "real", "abierto", etcétera, se registran con frecuencia en la documentación científica. 

Lo esencial es "APRECIAR LA FELICIDAD". Generalmente, "las personas felices estiman su felicidad como la mayor preocupación en la vida, mientras que la gente infeliz apenas hace caso a la felicidad. Además, la gente feliz parece haber reflexionado mucho sobre la felicidad, tal y como testifica su capacidad para dar definiciones más adecuadas. Poseen una intuición más penetrante sobre las fuentes elementales de la felicidad, una mayor sensibilidad para con las emociones felices y una mejor apreciación de estas en su vida. El núcleo reside aquí en que el logro de la felicidad puede estar estrechamente ligado a la importancia del deseo de ser feliz y al valor que cada cual le atribuye". 

Celia Cruz ya lo proponía en su tan optimista canción La vida es un carnaval: "Todo aquel que piense que la vida siempre es cruel tiene que saber que no es así, que tan solo hay momentos malos, y todo pasa. Todo aquel que piense que esto nunca va a cambiar tiene que saber que no es así, que al mal tiempo buena cara, y todo pasa (...).
http://www.san-pablo.com.ar/rol/?seccion=articulos&id=3787&utm_source=envialosimple.com&utm_admin=3506&utm_medium=email&utm_campaign=79944

No hay comentarios.:

Publicar un comentario