AQUÍ ENCONTRARÁS, ARTÍCULOS, FOTOS Y VÍDEOS SOBRE LA FE CATÓLICA APOSTÓLICA Y ROMANA, DOCTRINA SOCIAL DE LA IGLESIA, COMENTARIOS DE ENCÍCLICAS, PENSAMIENTOS Y TEXTOS DE SANTOS, DIGNIDAD HUMANA, DERECHOS HUMANOS, HISTORIA, EDUCACIÓN, VIDEOS MUSICALES CLÁSICOS Y DE TODAS LAS ÉPOCAS.

"Soy un hombre de armas, un soldado, scout. Paradójicamente, al único de mi especie que admiro, empuñó solamente la palabra, su técnica fue la humildad, su táctica la paciencia y la estrategia que le dio su mayor victoria fue dejarse clavar en una cruz por aquellos que amaba".

“Espíritu Santo, inspírame lo que debo pensar, lo que debo decir, lo que debo callar, lo que debo escribir, lo que debo hacer, como debo obrar, para el bien de los hombres, de la iglesia y el triunfo de Jesucristo”.

Desde La Trinchera Del Buen Combate en Argentina. Un Abrazo en Dios y La Patria.

15 de mayo de 2017

VIRGEN DE FÁTIMA. Fiesta 13 de Mayo. (Incluye Videos).

Virgen de Fátima 

La Virgen de Fátima - la Virgen Peregrina- recorre la Isla en 1954 hasta llegar a El Paso, donde se venera en la actualidad. En la foto, procesión desde El Salvador en su visita a Santa Cruz de La Palma, donde llegó el 28 de mayo de 1954 | publicada por: jrodriguez
El 13 de mayo de 1917, según la tradición católica, en Fátima, Portugal, se aparece la Virgen María a tres niños pastores.
La Virgen de Fátima
https://www.youtube.com/watch?v=ZUJO4bSose8
Lucía dos Santos (centro de la fotografía), y sus primos, Francisco Marto (derecha) y Jacinta Marto (izquierda).
El domingo 13 de mayo de 1917, los tres niños fueron a pastorear sus ovejas como de costumbre, a un lugar conocido como Cova da Iria, cerca de su pueblo natal de Fátima en Portugal. Lucía describió haber visto, en una encina, a una mujer «más brillante que el sol», vestida de blanco, con un manto con bordes dorados y con un rosario en las manos, que les pidió que retornaran el mismo día y a la misma hora durante cinco meses consecutivos, encomendándoles el rezo del rosario.
Lucía dos Santos (izquierda de la fotografía), y sus primos, Francisco Marto (centro) y Jacinta Marto (derecha).
Francisco declaró no escuchar ni hablar con la Señora, sino solo verla. Asombrados, corrieron de regreso a su pueblo y lo dijeron a todos, pero muchos de sus habitantes incluyendo los padres de Lucía no les dieron crédito. En cambio, los padres de Jacinta y Francisco les creyeron y resguardaron en todo momento.
Fátima es un centro de devoción mariana famoso en todo el mundo.
Según la tradición aquí es donde se le apareció la Virgen María a tres pastorcillos el 13 de mayo de 1917.
Los niños informaron más apariciones que tuvieron lugar el día trece de los meses de junio y julio. Desde la segunda aparición en junio, declararon que se les habría anunciado las prontas muertes de Jacinta y Francisco, las que de hecho sucedieron en menos de tres años.
Virgen de Fátima 
En los mensajes que los niños transmitían, la Virgen exhortaba al arrepentimiento, a la conversión y a la práctica de la oración y la penitencia como camino de reparación por los pecados de la Humanidad. Paulatinamente, los niños experimentaron una transformación profunda, basada en la práctica de la oración y de ejercicios de piedad. Como forma de disciplinarse, los niños comenzaron a llevar cordones apretados alrededor de la cintura y a realizar distintas obras de penitencia o mortificación.
Virgen de Fátima 

Estatuilla de Fátima, en la iglesia de peregrinación ubicada en la cima del monte Freuden, en la comunidad de Moosburg, estado de Carintia, Austria.
Los niños informaron más apariciones que tuvieron lugar el día trece de los meses de junio y julio. Desde la segunda aparición en junio, declararon que se les habría anunciado las prontas muertes de Jacinta y Francisco, las que de hecho sucedieron en menos de tres años. En los mensajes que los niños transmitían, la Virgen exhortaba al arrepentimiento, a la conversión y a la práctica de la oración y la penitencia como camino de reparación por los pecados de la Humanidad. Paulatinamente, los niños experimentaron una transformación profunda, basada en la práctica de la oración y de ejercicios de piedad. Como forma de disciplinarse, los niños comenzaron a llevar cordones apretados alrededor de la cintura y a realizar distintas obras de penitencia o mortificación.

Jacinta Marto, Lúcia dos Santos y Francisco Marto
Algunos de los mensajes transmitidos por los niños presagiaban guerras y calamidades en el mundo. Según el relato de Lucía, el 13 de julio de 1917 en la Cueva de Iria-Fátima les fue confiado a los niños el llamado «secreto de Fátima», dado a conocer en su totalidad por la Santa Sede durante el pontificado de Juan Pablo II. Después del relato de la tercera aparición que incluyó la revelación del «secreto de Fátima», los niños fueron secuestrados por mandato del alcalde de Vila Nova de Ourém y sometidos a castigos físicos con el objetivo de que revelaran el contenido de ese mensaje.
En posteriores retornos los niños fueron seguidos por miles de personas que se concentraban en el lugar. Entre las recomendaciones, según los testimonios de los niños, la Virgen hizo hincapié en la importancia del rezo del Rosario para la conversión de los pecadores y del mundo entero. La Virgen también habría pedido la construcción de una capilla en el lugar, capilla que fue el germen del actual santuario.
Fátima es un centro de devoción mariana famoso en todo el mundo.
Según la tradición aquí es donde se le apareció la Virgen María a tres pastorcillos el 13 de mayo de 1917.
El 13 de mayo de 1981, festividad de la Virgen de Fátima, el Papa Juan Pablo II sufrió un atentado en Roma. Desde entonces la imagen de la Virgen de Fátima tiene en su corona la bala que fue extraída del vientre de Juan Pablo II. El 13 de junio de 1994 el Papa, reunido en Roma con los Cardenales de todo el mundo, dijo: «A mí se me ha dado comprender, de modo especial, el mensaje de la Virgen de Fátima; la primera vez el 13 de mayo de 1981 en el momento del atentado a la vida del Papa, y después de nuevo hacia final de la década de los ochenta con ocasión del hundimiento del comunismo en los países del bloque soviético. Pienso que se trata de una experiencia bastante transparente para todos».
Interior de la Basílica del Santuario de Fátima.
SE CUMPLEN LAS PROFECIAS
Hemos contemplado estos últimos años el desmantelamiento imprevisto del marxismo en los países del Este europeo, sojuzgados por él durante 73 años. Se ha cumplido hasta el último ápice la profecía de la Señora de Fátima: Rusia se convertirá. Por fin mi Corazón Inmaculado triunfará. Hay que entender la conversión de Rusia, en su carácter de atea y beligerante contra Dios y la religión, no en una conversión individual de cada persona, que esa no se da ni en Roma.
Sor Lucía, la última vidente de Fátima
El caso es que aparte de la apertura de los templos y catedrales, hay datos significativos como el de la felicitación de Vladimir Putin, recién elegido Presidente de Rusia, al archimandrita Ioann Krestyankin, quien el 11 de abril de 2000, se encontró con la sorpresa de recibir una expresiva carta del presidente, en su noventa cumpleaños. El archimandrita Ioann, monje en el Monasterio de las Cuevas Pskov, cercano a la frontera con Estonia, atrae la devoción de muchos ortodoxos que lo consideran un monje que ha recibido el don del discernimiento espiritual.
Juan Pablo II y Sor Lucía
«Su vida -dice el presidente Putin en su carta- es un ejemplo de una gran y auténtica actividad y un sincero servicio a la Iglesia Ortodoxa Rusa, de un esfuerzo por reforzar la fe y el espíritu de nuestro pueblo». «Todos los rusos ortodoxos-añade- le conocen y le aman. Seguramente gracias a maestros como usted, Rusia está retornando a sus raíces espirituales y morales». El ha sobrevivido a la represión comunista contra la Iglesia y a los rigores de la vida ascética, como subraya Putin. Es la primera vez en su vida que los medios de comunicación rusos se ocupan de él.
El mensaje de felicitacón de Putin es un hecho extraordinario, pues desde el zar Alejandro III y Nicolás II, que felicitaron al santo Ioann de Kronshtadt, que murió en 1908, ningún «starets» había recibido una felicitación oficial. El monasterio del archimandrita Joann, ha sido el centro espiritual de la vida ortodoxa no oficial en la URSS. Hasta su anexión a la Unión Soviética, en 1940, pertenecía al territorio de Estonia, y permaneció abierto durante el período comunista. El archimandrita Ioann dio su bendición a todos aquellos que preferían la tortura, la privación y los campos de trabajos forzados, a la sumisión a las autoridades ateas.
Tres pastorcillos
RUSIA. EL MARXISMO
Iglesia de la Santísima Trinidad , es la cuarta iglesia católica más grande en el mundo
En el año 1917 se implantó en Rusia la dictadura del marxismo materialista y ateo de carácter estatal. Lenín y Trostki pensaban y ambicionaban dominar el mundo formando un supremo estado totalitario y ateo. Caída Rusia en sus garras, su plan se dirigía a conquistar España y Portugal para, desde allí, dominar toda Europa.
El año anterior, 1916, Dios comenzó también a trazar su estrategia. Y así como para la Encarnación envió a un ángel, para anunciar este plan envió a Aljustrel, en Fátima, al Ángel de Portugal, para preparar a los instrumentos de sus planes, que eran tres humildes pastorcitos, Jacinta, Francisco y Lucía, de 7, 8, y 10 años. Cuando nació Jesús, ¿a qué reyes famosos suscitó el Señor, para que le adorasen? Es el mismo Evangelio quien nos responde: «Había en la región unos pastores...» (Lc 2, 8).
PAPA Francisco en Fátima 13 de Mayo de 2017
LOS PEQUEÑOS
Fátima, 1917. Cristo quiere enviar a su Madre para dar un mensaje al mundo. ¿Quién lo recibirá? El plan de Dios sobre los hombres no ha variado:
«Yo te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque ocultaste estas cosas a los sabios y discretos y las revelaste a los pequeñuelos» (Mt 11,25). Lucía, la mayor, diez años, es la última de los seis hijos de Antonio y Maria Rosa dos Santos. Francisco, primo de Lucía, nueve años, es hijo de Pedro Marto y Olimpia de Jesús. Jacinta, siete años, hermana de Francisco, son los más pequeños de once hermanos. No son santos de leyenda: en su nacimiento ni hubo voces ni señales misteriosas, ni amor a la soledad, ni seriedad impropia de la niñez.
Fotografía del 13 de octubre de 1917, durante el llamado «milagro del sol».
Niños sanos y robustos, crecidos en el campo, eran poco inclinados a visiones enfermizas. Tímidos y alegres, como hijos del pueblo humilde. Ninguno de los tres sabía leer ni escribir. Carecen de malicia, son puros y sencillos de corazón. Con la franqueza y la confianza de la niñez: «¿De qué país es usted?», le preguntarán a la visión celeste. Obedientes y amantes de sus padres: sólo una fuerza sobrenatural podrá atraer a Lucía hacia el prado de las apariciones, contra la prohibición de su madre.
PAPA Francisco en Fátima 13 de Mayo de 2017
Tienen sus defectos. Como todos los niños, son naturalmente inclinados al egoísmo y a la comodidad. Ninguno de ellos ha nacido santo. Francisco revela siempre un carácter varonil, muy fuerte, en ocasiones violento. Jacinta, la pequeña de la casa, está acostumbrada a los mimos y pequeños caprichos de niña consentida.

Nuestra Señora de Fátima
Virgen de Fátima.JPG
Imagen de Nuestra Señora de Fátima en un pedestal de la Capilla de las Apariciones que marca el sitio exacto donde estaba la encina sobre la cual los tres pastorcitos dicen haber visto a laBienaventurada Virgen María.
Venerada enIglesia católica
TemploSantuario de Fátima
Festividad13 de mayo
Virgen de Fátima
RELATO DE SOR LUCÍA AL OBISPO DE LEIRÍA
Entrevistaron a Sor Lucía dos Cardenales y le preguntaron: —Hay muchos libros sobre Fátima. ¿Cuál recomienda como el más auténtico? ¿Sus propias memorias?—Sí, hay muchos libros. Yo no los tengo todos: Mis memorias continúan siendo el libro más correcto, a pesar de contener algunos errores de fechas y lugares, porque original­mente, no tenía la intención de que las memorias fueran publicadas. Voy a seguir pues el relato de Lucía, que después de muertos los dos videntes más niños, Lucía, carmelita ya en Coimbra, presentó a petición del Obispo de Leiría, Don Alberto Cosme do Ameral, una Relación. Las memorias de Sor Lucía son el relato más correcto y auténtico de las apariciones de Fátima:
Lucía dos Santos (izquierda de la fotografía), y sus primos, Francisco Marto(centro) y Jacinta Marto (derecha)
UN ANGEL PRECURSOR PREPARA A LOS TRES PASTORCITOS.
Primera aparición: «Soy el Ángel de la Paz».
En el verano de 1916, en la semicueva del Cabeço. «Soy el Ángel de la Paz», les saludó, y después rezó con ellos: «Dios mió, creo, adoro, espero y te amo. Te pido perdón por los que no creen, no adoran, no esperan, no te aman».
LOS PASTORCITOS QUE VIERON A LA VIRGEN DE FÁTIMA.
Me parece, dice Lucía, que el ángel se nos apareció por primera vez, en la primavera de 1916, en nuestra Loca de Cabeço. Subimos la pendiente en busca de abrigo, y después de merendar y rezar allí, comenzamos viendo sobre los árboles que se extendían en dirección al oriente, una luz más blanca que la nieve, en forma de un joven transparente más brillante que un cristal herido por los rayos del sol. 
Un imagen de la Virgen de Fátima con al Papa
Estábamos sorprendidos y medio absortos. No decíamos ni una sola palabra. Al llegar junto a nosotros, dijo:—¡No temáis! Soy el Ángel de la paz. Orad conmigo. Y arrodillándose en tierra inclinó la frente hasta el suelo. Le imitamos y repetimos las palabras que le oímos pronunciar: —Dios mío, yo creo, adoro, espero y te amo. 
Desde el 13 de mayo de 1917 la Sma. Virgen María se apareció por seis veces en Fátima (Portugal) a tres pastorcitos: Lucía, Francisco y Jacinta.
Te pido perdón por los que no creen, no adoran no esperan y no te aman. Después de repetir esto por tres veces, se levantó y dijo: — ¡Orad así! Los Corazones de Jesús y de María están atentos a la voz de vuestras súplicas. Y desapareció. La atmósfera de lo sobrenatural que nos envolvía, era tan intensa que casi no nos dábamos cuenta de la propia existencia, permaneciendo en la posición en que el ángel nos había dejado, repitiendo siempre la misma oración. La presencia de Dios se sentía tan inmensa e íntima que no nos atrevíamos a hablar. El día siguiente todavía sen­tíamos el espíritu envuelto en esa atmósfera que sólo muy lentamente fue desapareciendo.
La Capilla de las Apariciones (en Fátima).
ERA UNA SEÑORA MÁS BRILLANTE QUE EL SOL.
15. Día 13 de mayo de 1917. Primera aparición de la Virgen.
En Cova de Iría, a tres kilómetros de Fátima, el 13 de mayo de 1917. La Señora parecía tener entre 15 y 18 años; llevaba un vestido blanco hasta los pies, cerrado el cuello con un cordón de oro; un manto blanco la cubría desde la cabeza; las manos juntas y un rosario entre ellas...«Ni triste, ni alegre, sino seria».
Tres pastorcitos: Lucía, Francisco y Jacinta.
La Señora busca víctimas. Una vez prometido el cielo a los tres pequeños, les dijo: « ¿Queréis ofreceros a Dios para soportar todo el sufrimiento que a El plazca enviaros como un acto de reparación, por todos los pecados con los que El es ofendido y para pedir por la conversión de los pecadores?». —Sí, queremos.
Francisco y Jacinta.
Cuenta Lucía: Estando jugando con Jacinta y Francisco, en lo alto de la pendiente de Cova de Iría, haciendo una pared alrededor de una mata, vimos de repente algo como un relámpago. —Es mejor que nos vayamos a casa —dije a mis primos—, está relampagueando; puede haber tormenta. —Pues, si. Y comenzamos a bajar la cuesta, llevando las ovejas hacia la carretera.
Copia fotostática de la página 353 del semanario Ilustração Portugueza nº 610, del 29 de septiembre de 1917, que presenta un artículo titulado: Carta a alguien que pide un testimonio insospechado (Carta a alguem que pede um testemunho insuspeito), ilustrado por fotografías de la multitud contemplando el llamado «milagro del sol», el día 12 de septiembre de ese año.
Al llegar a la mitad de la pendiente, muy cerca de una encina grande, vi­mos otro relámpago, y habiendo dado algunos pasos adelante, vimos sobre una encina una Señora, vestida toda de blanco, más brillante que el sol, esparciendo luz más clara e intensa que un vaso de cristal lleno de agua cristalina, atravesado por los rayos del sol más ardiente.
Nos paramos sorprendidos por la Aparición. Estuvimos tan cerca que nos quedamos dentro de la luz que la rodeaba o que Ella esparcía. Tal vez a metro y medio de distancia, más o menos. Entonces Nuestra Señora nos dijo: —1No tengáis miedo! No os quiero hacer ningún mal.—¿De dónde es Vd? —le pregunté.—Soy del Cielo. —¿Y qué es lo Vd. quiere?—Vengo a pediros que vengáis aquí seis meses seguidos, el día 13, a esta misma hora. Después os diré quién soy y qué quiero. Después volveré aquí otra vez.—Y ¿yo también iré al Cielo?—Sí, irás. —Y ¿Jacinta? -También.—Y ¿Francisco? También; pero tiene que rezar muchos rosarios.
¿QUERÉIS OFRECEROS A DIOS PARA SUFRIR LO QUE OS ENVIE?
Un primer plano de los peregrinos cristianos durante el Milagro del Sol , en 13 de octubre 1917
En reparación de los pecados con que El es ofendido y de súplica por la conversión de los pecadores?—Sí, queremos. -Tendréis que sufrir mucho, pero la gracia de Dios os dará fuerza. Al decir estas últimas palabras abrió por primera vez las manos comunicándoles una luz tan intensa como reflejo que de ellas despedía, que penetraba en el pecho y en lo más íntimo del alma, haciéndonos vernos a nosotros mismos en Dios, más claramente que nos vemos en el mejor de los espejos. 
Procesión Virgen de Fatima en Calle Real Año 1950
Entonces por impulso íntimo, caímos de rodillas y repetíamos íntimamente: “Oh Santísima Trinidad, yo te adoro, Dios mío; yo te amo en el Santísimo Sacramento. Pasados los primeros momentos, Nuestra Señora añadió: —Rezad el Rosario todos los días para alcanzar la paz en el mundo y el fin de la guerra. En seguida comenzó a elevarse serenamente, hasta desaparecer en la inmensidad del espacio. La luz que la circundaba parecía que abría el camino a través de los astros. Los relámpagos no eran propiamente relámpagos, sino el reflejo de una luz que se aproximaba. Al ver esta luz decíamos a veces que veíamos venir a Nuestra Señora; pero a Nuestra Señora propiamente sólo la distinguíamos en esa luz cuando estaba ya sobre la encina.
LA VISIÓN DEL INFIERNO
Francisco y Jacinta tuvieron sendas visiones sobre el Papa. Francisco le vio llorando y a la multitud tirándole piedras e insultándole. Jacinta, rezando con mucha gente ante una imagen del Corazón de María.
Hasta 25 años más tarde no se conoció el contenido de la aparición con la visión del infierno. La Señora abrió las manos como en los meses pasados. El reflejo parecía penetrar en la tierra, y vimos como un mar de fuego: sumergidos en este fuego a los demonios y a las almas, como si fuesen brasas transparentes y negras o bronceadas, con forma humana, que fluctuaban en el incendio, llevadas por las llamas que salían de las mismas juntamente con nubes de humo, cayendo hacia todos los lados, seme­jante al caer de pavesas en los grandes incendios, sin peso ni equilibrio, entre gritos y gemidos de dolor y desesperación, que horrorizaban y hacían estremecer de pavor.
Vista panorámica del Santuario de Nuestra Señora de Fátima (con la Capilla de las Apariciones y la Basílica de Nuestra Señora del Rosario)
A la vista de esto di aquel “ay”, que dicen haberme oído. Los de­monios se distinguían por sus formas horribles y asquerosas de animales espantosos y desconocidos, pero transparentes como ne­gros carbones en brasa. Asustados y como para pedir socorro, levantamos la vista ha­cia Nuestra Señora que nos dijo entre bondad y tristeza:—Habéis visto el infierno, adonde van las almas de los po­bres pecadores. Para salvarlas, Dios quiere establecer en el mun­do la devoción a mi Inmaculado Corazón. Si hacéis lo que os digo se salvarán muchas almas y habrá paz. 
Virgen de Fatima
La guerra va a terminar. Pero si no dejan de ofender a Dios, en el pontificado de Pío XI comenzará otra peor. Cuando viereis una noche iluminada por una luz desconocida, sabed que es la señal que Dios os da de que va a castigar al mundo por sus crímenes por medio de la guerra, del hambre y de persecuciones de la Iglesia y del Santo Padre.—Para impedirlo, vendré a pedir la consagración de Rusia a mi Inmaculado Corazón y la comunión reparadora de los prime­ros sábados. Si se atienden mis peticiones, Rusia se convertirá y habrá paz. Si no, esparcirá sus errores por el mundo, promo­viendo guerras y persecuciones de la Iglesia. Los buenos serán martirizados; el Santo Padre tendrá que sufrir mucho; varias naciones serán aniquiladas. El Santo Padre me consagrará Rusia, que se convertirá y será concedido al mundo algún tiempo de paz. Esto no lo digáis a nadie. A Francisco sí, se lo podéis decir
Una imagen de la multitud durante la última aparición en la Cova da Iria
LA SEÑAL CELESTIAL.
Día 13 de octubre de 1917. 70.000 personas venidas desde todos los puntos de Portugal
Salimos de casa temprano. Había masas de gente. Caía una lluvia torrencial. Mi madre, temiendo que fuese aquel el último día de mi vida, con el corazón partido por la incertidumbre de lo que iba a suceder, quiso acompañarme. Por el camino se repetían las escenas del mes pasado, más numerosas y conmovedoras. Ni el lodo en los caminos im­pedía a esa gente arrodillarse en la actitud más humilde y supli­cante. Pedí a la gente que cerrase los paraguas para rezar el rosario.
Virgen de Fatima
Poco después vimos el reflejo de la luz y en seguida a Nuestra Señora sobre la encina.—¿Qué es lo que usted quiere?—Quiero decirte que hagan aquí una capilla en honor mío; que soy la Señora del Rosario; que continúen siempre rezando el rosario todos los días. La guerra va a acabar, y los militares volverán en breve a sus casas. Es necesario que se enmienden; que pidan perdón de sus pecados; —y tomando un aspecto más tris­te—, No ofendan más a Dios Nuestro Señor que está ya muy ofendido. Y abriendo las manos, las hizo reflejarse en el sol. Y mientras se elevaba, continuaba el reflejo de su propia luz proyectándose en el sol.
Francisco, uno de los pastorcillos de Fatima
LA DANZA DEL SOL
El sol giró rápidamente como una gigantesca rueda de fuego. Se detuvo un momento, y giró de nuevo con una velocidad vertiginosa, irradiando haces de llamas rojo sangre. Finalmen­te, la esfera ígnea, pareció temblar, estremecerse y después arrojarse preci­pitadamente en ingente zigzag hacia la multitud. Al principio se oyó un tremendo grito de terror: “¡Señor, sálvanos!”. Cuando el sol se normalizó, resonó otra exclamación de asombro y alegría: ¡Milagro!... He aquí a María, enfrentada con el poder de las tinieblas, en una lucha cuyos triunfos y derrotas están condicionadas a nuestra conversión y arrepentimiento.
Juan Pablo II y la Virgen de Fátima
He aquí, señor Obispo, la Historia de las Apariciones de Nuestra Señora en Cova de Iría en 1917. "¿Quién es ésta que se asoma como el alba, hermosa como la luna y límpida como el sol, terrible como escuadrón a banderas desplegadas? Cantares 6,10. "Arrepentíos, que ya llega el reinado de Dios" Mateo 3,2."Velad y orad para no caer en la tentación. El espíritu está pronto, pero la carne es débil" Mateo 26,41
María opta por almas pobres y desprovistas, de tal modo de resaltar la magnitud de su Presencia, buscando solo pureza y humildad en sus instrumentos elegidos.
Esta foto muestra la continua lluvia acontecida durante el día y la noche anterior. Es por esto último, que casi todos llevaban consigo paraguas, precavidamente.
Los niños sufrieron persecución política durante las apariciones, siendo secuestrados por la autoridad política más cercana (Portugal sufría una dictadura en esa época), y recibieron la amenaza de ser hervidos en un caldero de aceite, en caso de no confesar los mensajes secretos que les entregara la Virgen.
Fátima
Ante la valiente negativa de los niños, durante tres largos días, fueron liberados y enviados nuevamente a sus hogares.
En la primera aparición, María anuncia que Jacinta y Francisco se irían rápidamente con ella al Cielo (ambos fallecieron poco tiempo después, luego de sufrir penosas enfermedades), mientras Lucía iba a permanecer “un tiempo más”, para difundir la devoción al Corazón Inmaculado de María en todo el mundo. Lucía falleció finalmente el 13 de febrero de 2005, a los 97 años de edad, corroborando una vez más que los tiempos de Dios no son nuestros tiempos.
Milagro del Sol - 13 de octubre de 1917 en Fátima. Arriba: dos fotografías de la asombrada multitud en Fátima el 13 de octubre de 1917 presenciando
FRANCISCO Y JACINTA
Francisco era de carácter dócil y condescendiente. Le gustaba pasar el tiempo ayudando al necesitado. Todos lo reconocían como un muchacho sincero, justo, obediente y diligente.
Las palabras del Ángel en su tercera aparición: “Consolad a vuestro Dios”, hicieron profunda impresión en el alma del pequeño pastorcito. El deseaba consolar a Nuestro Señor y a la Virgen, que le había parecido estaban tan tristes.
En su enfermedad, Francisco confió a su prima: “¿Nuestro Señor aún estará triste? Tengo tanta pena de que El este así. Le ofrezco cuanto sacrificio yo puedo.”
En esta otra foto, se puede apreciar (seguramente era la intención del fotógrafo) a dos niños y a una mujer descalzos. Nótese que la mujer y uno de los niños descalzos, si tienen paraguas. No es que fueran tan pobres como para no poder comprarse unos zapatos, sino que, es posible que los llevaran en bolsas (Almeida cuenta esto) para no estropearlos con el barro. En cualquier caso, en apariencia en las fotos, la mayoría de la gente, se ve gente humilde y sencilla, como igualmente lo eran los padres de Jacinta y Francisco.
En la víspera de su muerte se confesó y comulgó con los más santos sentimientos. Después de 5 meses de casi continuo sufrimiento, el 4 de abril de 1919, primer viernes, a las 10:00 a.m., murió santamente el consolador de Jesús.
Jacinta era de clara inteligencia; ligera y alegre.
Papa Francisco y La Virgen de Fátima
Siempre estaba corriendo, saltando o bailando. Vivía apasionada por el ideal de convertir pecadores, a fin de arrebatarlos del suplicio del infierno, cuya pavorosa visión tanto le impresionó.
Una vez exclamó: ¡Qué pena tengo de los pecadores! !Si yo pudiera mostrarles el infierno!
Murió santamente el 20 de febrero, de 1920. Su cuerpo reposa junto con el del Beato Francisco, en el crucero de la Basílica, en Fátima.
Quizás la foto más interesante, es la siguiente, en la que se ve a Jacinta que es llevada en brazos, por un chofer. En esta foto (que se supone ya ha pasado todo, pues los paraguas están cerrados) se aprecia como la niña está abrumada o absorta por la intensidad del momento (solo tenía 7 años).
Jacinta y Francisco siguieron su vida normal después de las apariciones. Lucia empezó a ir a la escuela tal como la Virgen se lo había pedido, y Jacinta y Francisco iban también para acompañarla.Cuando llegaban al colegio, pasaban primero por la Iglesia para saludar al Señor. Mas cuando era tiempo de empezar las clases, Francisco, conociendo que no habría de vivir mucho en la tierra, le decía a Lucia,“Vayan ustedes al colegio, yo me quedaré aquí con Jesús Escondido. ¿Qué provecho me hará aprender a leer si pronto estaré en el Cielo?”Dicho esto, Francisco se iba tan cerca como era posible del Tabernáculo.
A través de la gracia que había recibido y con la ayuda de la Virgen, Jacinta, tan ferviente en su amor a Dios y su deseo de las almas, fue consumida por una sed insaciable de salvar a las pobres almas en peligro del infierno. La gloria de Dios, la salvación de las almas, la importancia del Papa y de los sacerdotes, la necesidad y el amor por los sacramentos – todo esto era de primer orden en su vida.
Jacinta tenía una devoción muy profunda que la llevo a estar muy cerca del Corazón Inmaculado de María.
Papa Francisco y La Virgen de Fátima
Este amor la dirigía siempre y de una manera profunda al Sagrado Corazón de Jesús. Jacinta asistía a la Santa Misa diariamente y tenía un gran deseo de recibir a Jesús en la Santa Comunión en reparación por los pobres pecadores.
Desde la primera aparición, los niños buscaban como multiplicar sus mortificaciones. No se cansaban de buscar nuevas maneras de ofrecer sacrificios por los pecadores.
Virgen de Fátima
Un día, poco después de la cuarta aparición, mientras que caminaban, Jacinta encontró una cuerda y propuso el ceñir la cuerda a la cintura como sacrificio. Estando de acuerdo, cortaron la cuerda en tres pedazos y se la ataron a la cintura sobre la carne. Lucia cuenta después que este fue un sacrificio que los hacia sufrir terriblemente, tanto así que Jacinta apenas podía contener las lágrimas.
Fátima
Freguesia de Portugal
Bandera de Fátima (Portugal)
Bandera
Escudo de Fátima (Portugal)
Escudo
Fátima
Fátima
Localización de Fátima en Portugal
Coordenadas39°37′43″N 8°39′55″O


Coordenadas39°37′43″N 8°39′55″O
EntidadFreguesia
 • PaísBandera de Portugal Portugal
 • ConcelhoOurém
Eventos históricos
 • Fundación1568
Superficie
 • Total71,29 km²
Población (2001)
 • Total10 302 hab.
 • Densidad144,5 hab/km²
Santo patrónNossa Senhora dos Prazeres
Sitio web oficial
Inmaculado Corazón de María
Jacinta sentía además una gran necesidad de ofrecer sacrificios por el Santo Padre. A ella se le había concedido el ver en una visión los sufrimientos tan duros del Sumo Pontífice. Ella cuenta: “Yo lo he visto en una casa muy grande, arrodillado, con el rostro entre las manos, y lloraba. Afuera había mucha gente; algunos tiraban piedras, otros decían imprecaciones y palabrotas.” Desde estos acontecimientos, los niños llevaban en sus corazones al Santo Padre, y rezaban constantemente por el. Incluso, tomaron la costumbre de ofrecer tres Ave Marías por él después de cada rosario que rezaban.
La Virgen María no dejaba de escuchar los ferviente súplicas de estos niños, respondiéndoles a menudo de manera visiblemente.
VIRGEN DE FATIMA
El 23 de diciembre de 1918, Francisco y Jacinta cayeron gravemente enfermos por la terrible epidemia de bronco-neumonía. Pero a pesar de que se encontraban enfermos, no disminuyeron en nada el fervor en hacer sacrificios.
Hacia el final de febrero de 1919, Francisco desmejoró visiblemente y del lecho en que se vio postrado no volvió a levantarse. Sufrió con íntima alegría su enfermedad y sus grandísimos dolores, en sacrificio a Dios. Como Lucía le preguntaba si sufría. Respondía: “Bastante, pero no me importa. Sufro para consolar a Nuestro Señor y en breve iré al cielo.”
VIRGEN DE FATIMA
El día 2 de abril, su estado era tal que se creyó conveniente llamar al párroco. No había hecho todavía la Primera Comunión y temía no poder recibir al Señor antes de morir. Habiéndose confesado en la tarde, quiso guardar ayuno hasta recibir la comunión. El siguiente día, recibió la comunión con gran lucidez de espíritu y piedad, y apenas hubo salido el sacerdote cuando preguntó a su madre si no podía recibir al Señor nuevamente. Después de esto, pidió perdón a todos por cualquier disgusto que les hubiese ocasionado. A Lucia y Jacinta les añadió: “Yo me voy al Paraíso; pero desde allí pediré mucho a Jesús y a la Virgen para que os lleve también pronto allá arriba.” Al día siguiente, el 4 de abril, con una sonrisa angelical, sin agonía, sin un gemido, expiró dulcemente. No tenía aún once años.
Jacinta sufrió mucho por la muerte de su hermano. Poco después de esto, como resultado de la bronconeumonía, se le declaró una pleuresía purulenta, acompañada por otras complicaciones. Un día le declara a Lucia: “La Virgen ha venido a verme y me preguntó si quería seguir convirtiendo pecadores. 
1960s la virgen de fatima visita quinto
Respondí que si y Ella añadió que iré pronto a un hospital y que sufriré mucho, pero que lo padezca todo por la conversión de los pecadores, en reparación de las ofensas cometidas contra Su Corazón y por amor de Jesús. Dijo que mamá me acompañará, pero que luego me quedaré sola.” Y así fue.
Por orden del médico fue llevada al hospital de Vila Nova donde fue sometida a un tratamiento por dos meses. Al regresar a su casa, volvió como había partido pero con una gran llaga en el pecho que necesitaba ser medicada diariamente. Mas, por falta de higiene, le sobrevino a la llaga una infección progresiva que le resultó a Jacinta un tormento.
Durante su enfermedad confió a su prima: “Sufro mucho; pero ofrezco todo por la conversión de los pecadores y para desagraviar al Corazón Inmaculado de María”.
Al despedirse de Lucía le hace estas recomendaciones: “Ya falta poco para irme al cielo. Tu quedas aquí para decir que Dios quiere establecer en el mundo la devoción al I.C. de María. Cuando vayas a decirlo, no te escondas. Di a toda la gente que Dios nos concede las gracias por medio del I.C. de María. Que las pidan a Ella, que el Corazón de Jesús quiere que a su lado se venere el I.C. de María, que pidan la paz al Inmaculado Corazón, que Dios la confió a Ella. Si yo pudiese meter en el corazón de toda la gente la luz que tengo aquí dentro en el pecho, que me está abrazando y me hace gustar tanto del Corazón de Jesús y del Corazón de María.”
Tres días antes de morir le dice a la enfermera, “la Santísima Virgen se me ha aparecido asegurándome que pronto vendría a buscarme, y desde aquel momento me ha quitado los dolores”. El 20 de febrero de 1920, hacia las seis de la tarde ella declaró que se encontraba mal y pidió los últimos Sacramentos. Esa noche hizo su ultima confesión y rogó que le llevaran pronto el Viático porque moriría muy pronto. El sacerdote no vio la urgencia y prometió llevársela al día siguiente. Pero poco después, murió. Tenía diez años.
Antes de morir, Nuestra Señora se dignó aparecérsele varias veces. He aquí lo que ha dictado a su madrina.
Sobre los pecados:
-Los pecados que llevan mas almas al infierno son los de la carne.
-Si los hombres supiesen lo que es la eternidad harían todo por cambiar de vida. Los hombres se pierden porque no piensan en la muerte, ni hacen penitencia.
Lucía dos Santos (izquierda de la fotografía), y sus primos, Francisco Marto(centro) y Jacinta Marto (derecha)
Sobre las guerras:
-Las guerras son consecuencia del pecado del mundo.
-Es preciso hacer penitencia para que se detengan las guerras.
Sobre las virtudes cristianas:
-No debemos andar rodeados de lujos
-Ser amigos del silencio
-No hablar mal de nadie y huir de quien habla mal.
-Tener mucha paciencia, porque la paciencia nos lleva al cielo
-La mortificación y el sacrificio agradan mucho al Señor.
VIRGEN DE FATIMA
Tanto Jacinta como Francisco fueron trasladados al Santuario de Fátima. Los milagros que fueron parte de sus vidas, también lo fueron de su muerte. Cuando abrieron el sepulcro de Francisco, encontraron que el rosario que le habían colocado sobre su pecho, estaba enredado entre los dedos de su manos. Y a Jacinta, cuando 15 años después de su muerte, la iban a trasladar hacia el Santuario, encontraron que su cuerpo estaba incorrupto.
El 18 de abril de 1989, el Santo Padre, Juan Pablo II, declaró a Francisco y Jacinta Venerables. El 13 de Mayo del 2000, el Santo Padre JPII los declaró beatos en su visita a Fátima, siendo los primeros niños no mártires en ser beatificados.
LUCÍA DOS SANTOS
Lucía Dos Santos nació el 22 de marzo de 1907 en Ajutrel, caserío junto a Fátima. Cuando tenía nueve años fue enviada con sus primos, los beatos Francisco y Jacinta Matos a pastorear ovejas como de costumbre. Fue entonces que recibieron la visita de la Virgen en la Cova de Iría.
Lucía ingresó en 1921 con las Hermanas Doroteas. Estuvo con ellas en Tui y Pontevedra, España. En ambas ciudades tuvo importantes visitas de Jesús y de la Virgen. Recibió la Promesa de los Primeros Sábados, la Visión de la Trinidad, la petición de la consagración de Rusia.
VIRGEN DE FATIMA
En 1946 regresó Portugal y, dos años después, entró en el Carmelo de Santa Teresa en Coimbra, donde profesó sus votos como carmelita en 1949.
La Virgen dijo a Francisco y Jacinta que pronto irían al cielo pero Lucia debía quedar en la tierra para propagar sus mensajes. Así ocurrió. El Papa beatificó a Francisco y Jacinta Marto durante el año jubilar, 2000, en Cova de Iría, en el santuario de las apariciones.
Murió el 13 de Febrero del 2005, durante la novena de los beatos Francisco y Jacinta, en su querido Carmelo, donde muchos creen que aun era visitada por la Virgen y donde también el Papa Juan Pablo II la visitó.
UNA ENTREVISTA CON SOR LUCÍA
La revista mensual católica portuguesa «Christus» publicó en el número correspondiente al 3 de marzo 98, la primera entrevista que ha concedido en su vida la hermana Lucía.
La conversión de Rusia
Cuando la Santísima Virgen les pidió a los tres pastorcitos rezar por esta intención, ni ella sabía lo que era Rusia: «Nosotros pensábamos que era una mujer muy mala». Con el paso del tiempo, Sor Lucía llegaría a conocer en toda su crudeza la dramática historia de este pueblo.
Sor lucia
Ella misma ha sobrevivido al comunismo y ha podido presenciar la disolución del bloque soviético. ¿No podría interpretarse este hecho como un signo de la conversión de Rusia?. A este respecto, Sor Lucía hizo referencia a aquel hombre en Rusia que «sin saberlo fue un instrumento de Dios para la conversión».
-¿Gorbachov?
-Sí.
El infierno
La Virgen también habló del infierno, un tema que antes obsesionaba y ahora brilla por su ausencia. Sin embargo, las palabras de Sor Lucía fueron claras:«El infierno es una realidad. Es un fuego sobrenatural y no físico, y no puede ser comparado al fuego que arde, de madera o de carbón».
Asimismo ofreció un consejo a los sacerdotes acerca de este tema:«Continúen predicando sobre el infierno porque Nuestro Señor mismo habló del infierno y está en las Sagradas Escrituras. Dios no condena a nadie al infierno. Dios dio a los hombres la libertad de escoger, y Dios respeta esa libertad humana».
LA VIRGEN DE FÁTIMA
https://www.youtube.com/watch?v=ZUJO4bSose8
Ateísmo y materialismo
Sor Lucía reconoce que «el ateísmo es todavía el mayor instrumento utilizado por el demonio en nuestros días, porque es un grave pecado contra Dios, que niega su propia existencia dando paso a la práctica de toda una variedad de actos diabólicos como el aborto».
«Como terminó el comunismo, ahora sigue el materialismo. Antes las personas no podían comprar nada. El materialismo es muy malo…Las personas deberían desear más las cosas de Dios y no querer antes las cosas materiales».
OTRA ENTREVISTA A SOR LUCÍA
El Padre Augustín Fuentes, sacerdote mexicano nombrado vicepostulador, (investigador), en las causas de beatificación de Francisco y Jacinta, tuvo una conversación con Sor Lucía de Jesús el día 26 de diciembre de 1957.
«Padre, la Santísima Virgen está muy triste, porque nadie hace caso a su Mensaje, ni los buenos ni los malos. Los buenos, porque prosiguen su camino de bondad; pero sin hacer caso a este mensaje. Los malos, porque no viendo el castigo de Dios, actualmente sobre ellos, a causa de sus pecados, prosiguen su camino de maldad, sin hacer caso a este Mensaje.»
Hna. Lucía
«Dígales, Padre, que la Santísima Virgen repetidas veces, tanto a mis primos Francisco y Jacinta, como a mí, nos dijo, que muchas naciones de la tierra desaparecerán sobre la faz de la misma, que Rusia sería el instrumento del castigo del Cielo para todo el mundo, si antes no alcanzábamos la conversión de ese pobrecita Nación.» …
«Padre, el demonio está librando una batalla decisiva contra la Virgen; y como sabe qué es lo que más ofende a Dios y lo que, en menos tiempo, le hará ganar mayor número de almas, está tratando de ganar a las almas consagradas a Dios, ya que de esta manera también deja el campo de las almas desamparado, y (el demonio) más fácilmente se apodera de ellas.»
«Dígales también, Padre, que mis primos Francisco y Jacinta se sacrificaron porque vieron siempre a la Santísima Virgen muy triste en todas sus apariciones. Nunca se sonrió con nosotros, y esa tristeza y angustia que notábamos en la Santísima Virgen, a causa de las ofensas a Dios y de los castigos que amenazaban a los pecadores, nos llegaban al alma; y no sabíamos qué idear para encontrar en nuestra imaginación infantil medios para hacer oración y sacrificio. … Lo segundo que santificó a los niños fué la visión del infierno.» …
«Por esto Padre no es mi misión indicarle al mundo los castigos materiales que ciertamente vendrán sobre la tierra, si el mundo antes no hace oración y penitencia, no. Mi misión es indicarles a todos el inminente peligro en que estamos de perder para siempre nuestra alma si seguimos aferrados al pecado.» 
Sierva de Dios Sor Lucía dos Santos (O.C.D.)
Fatima children with rosaries.jpg
Jacinta Marto, Lúcia dos Santos y Francisco Marto
Información personal
Nombre secularLúcia de Jesus dos Santos
Nombre religiosoHermana María Lucía de Jesús y del Inmaculado Corazón
Sor Lucía
Nacimiento22 de marzo de 1907
Flag Portugal (1830).svg AljustrelPortugal
Fallecimiento13 de febrero de 2005 (97 años)
Bandera de Portugal CoímbraPortugal
CongregaciónCarmelitas Descalzas
«Dos son los medios para salvar al mundo – me decía Sor Lucía de Jesús–, la oración y el sacrificio… Y luego, el Santo Rosario. Mire Padre, la Santísima Virgen, en estos Ultimos Tiempos en que estamos viviendo, ha dado una nueva eficacia al rezo del Santo Rosario.
Hna. Lucía
De tal manera que ahora no hay problema, por más difícil que sea, sea temporal o sobre todo espiritual, que se refiera a la vida personal de cada uno de nosotros; o a la vida de nuestras familias, sean familias del mundo o Comunidades Religiosas; o la vida de los pueblos y naciones.»
«Y luego, la devoción al Corazón Inmaculado de María, Santísima Madre, poniéndonosla como sede de la clemencia, de la bondad y el perdón; y como puerta segura para entrar al cielo.»

Papa Francisco y la Virgen de Fátima
FÁTIMA ES QUIZÁS LA APARICIÓN MARIANA MÁS IMPORTANTE DEL SIGLO XX.
Virgen de Fátima

La Virgen María realiza revelaciones sobre castigos divinos que caerán sobre la humanidad si ésta no se arrepiente y convierte.
.
Y anuncia el triunfo final de su Inmaculado Corazón.

Se pueden destacar tres hechos importantes:

El 13 de octubre de 1917, en su última aparición, setenta mil testigos presencian un hecho conocido a partir de allí como “el milagro del sol”.

El 13 de mayo de 1981 el papa Juan Pablo II sufrió un atentado que casi lo mata y él y los demás observadores consideraron que era parte de las profecías de Fátima.
.
Por lo que empieza a intentar Consagrar Rusia al Inmaculado Corazón de María como había pedido la Virgen de Fátima.

Entre el 9 y 10 de noviembre de 1989 cayó el Muro de Berlín y se desintegró el comunismo real, sin disparar un solo tiro.
.
La única vidente viva de las apariciones de Fátima, Sor Lucía, luego dijo que “el cielo había aceptado” la consagración de Juan Pablo II del mundo al Inmaculado Corazón de María del 25 de marzo de 1984, que aunque imperfecta, desató esos acontecimientos.

No puede entenderse Fátima si no se la interpreta como la materialización de lo anunciado en el libro del Apocalipsis, capítulo 12, escrito por San Juan Evangelista. Allí se anuncia que
“en ese tiempo una gran señal aparecerá en el cielo: Una Mujer, vestida del sol, con la luna bajo sus pies y una corona de doce estrellas sobre Su cabeza. Está por dar a luz.”

FÁTIMA Y COVA DE IRÍA

En 1917, en el momento de las apariciones, Fátima era una ciudad desconocida de 2.500 habitantes, situada a 800 metros de altura y a 130 kilómetros al norte de Lisboa, casi en el centro de Portugal.
Hoy Fátima es famosa en todo el mundo y su santuario lo visitan innumerables devotos.
Cova de Iria era un paraje despoblado cuando se apareció la Virgen a los tres niños. Cova de Iria se sitúa a unos tres kilómetros de Fátima y de Aljustrel.
Ya durante los seis meses que duraron las apariciones Cova de Iria se convirtió en la meta de muchas peregrinaciones y comenzaron a fluir multitudes.
Ahí se erigió la capilla de las apariciones, se dispuso una explanada y se construyó una basílica. Alrededor de estas edificaciones ha surgido una población amplia, se han instalado varias comunidades de religiosos y se han levantado hoteles y tiendas.
Actualmente es una ciudad cosmopolita y se escuchan todos los idiomas por sus calles.

Allí, la Virgen se manifestó a niños de corta edad: Lucía, de diez años; Francisco, su primo, de nueve años, un jovencito tranquilo y reflexivo, y Jacinta, hermana menor de Francisco, muy vivaz y afectuosa.
.
Tres niños campesinos muy normales, que no sabían ni leer ni escribir, acostumbrados a llevar a pastar a las ovejas todos los días.
.
Niños buenos, equilibrados, serenos, valientes, con familias atentas.
.
Los tres habían recibido en casa una primera instrucción religiosa, pero sólo Lucía había hecho ya la primera comunión.

Los tres pastorcitos, después de haber sido preparados por el ángel de Portugal, reciben la visita de la Madre del Cielo, María Santísima, quien se da a conocer como la Virgen del Rosario y les muestra su Inmaculado Corazón.
Jacinta Marto, Lúcia dos Santos y Francisco Marto
PORTUGAL Y EL MUNDO EN 1917

En 1917, Portugal estaba al borde del totalitarismo después de la revolución de 1910. La revolución había decretado una aguda separación de la Iglesia y el estado, la propiedad de la iglesia había sido confiscada, y se había ordenado la disolución de las congregaciones religiosas. Las clases pensantes y gobernantes eran antireligiosas y decisivamente anticlericales.
La teoría gobernante estaba basada en que las creencias religiosas tradicionales eran puramente supersticiones y así lo indicaban en los semanarios y diarios que ellos imprimían. Aún las áreas rurales normalmente inmunes a las novedades intelectuales de los centros cosmopolitas, fueron afectadas por el cierre de las iglesias y una cautelosa advertencia contra cualquier expresión externa de creencias religiosas. A pesar de esto, una sólida fe religiosa tomó raíz en los sencillos campesinos de las partes rurales del país.

1917 también es un momento muy especial para la humanidad.
.
Gran parte del mundo civilizado sufre la primera guerra mundial.
.
Mientras el comunismo realiza su primer gran conquista práctica: alcanza el poder en Rusia a partir del éxito de la revolución bolchevique.
.
Si se analiza una vez más Apocalipsis 12, allí también veremos el anuncio de otra señal en la tierra.
.
La llegada de un “gran dragón rojo, que tratará de devorar a su Hijo en cuanto la Mujer diera a luz”.

En varias apariciones María ha aclarado que el dragón rojo es una 
representación Bíblica del comunismo ateo, que arrastra a millones de almas a la negación de Dios, e intenta poner a la humanidad de espaldas a Jesús, en los momentos previos a su retorno en Gloria.
El año 1917 marca entonces un año muy especial por el doble acontecimiento:
-la venida de la Mujer vestida del Sol, en Fátima, y
-la llegada del dragón rojo al mundo, con el comunismo tomando el control de una de las mayores naciones de la tierra.
CRONOLOGÍA RESUMIDA DE FÁTIMA

13 de mayo de 1917 – Primera aparición de las 6 apariciones de la Virgen a los tres pastorcitos en Fátima.

13 de octubre de 1917 – Ultima aparición de la Virgen a los tres pastorcitos y milagro del sol.

28 de abril de 1919 – Se inicia la construcción de la Capillita de las Apariciones.

13 de octubre de 1921 – Se permite por primera vez celebrar la Santa Misa.

13 de octubre de 1930 – El obispo de Leira declara dignas de fe las apariciones y autoriza el culto de Nuestra Señora de Fátima.

13 de mayo de 1931 – Primera consagración de Portugal al Inmaculado Corazón de María, hecha por el Episcopado Portugués, siguiendo el mensaje de Fátima.

31 de octubre de 1942 – Pío XII, hablando en portugués por la radio, consagra el mundo al Inmaculado Corazón de María, haciendo mención velada de Rusia, según pedido por Nuestra Señora.

13 de mayo de 1967 – El Santo Padre Pablo VI viaja a Fátima en el cincuentenario de la primera aparición para pedir la paz del mundo y la unidad de la Iglesia.

13 de mayo de 1982 – El Santo Padre Juan Pablo II viaja a Fátima como peregrino para agradecer el haber salido bien del brutal atentado sufrido exactamente un año antes en la plaza de San Pedro y de rodillas consagra la Iglesia, los hombres y los pueblos, al Inmaculado Corazón de María, haciendo veladamente mención de Rusia, pero no directamente.

25 de marzo de 1984 – En la Plaza de San Pedro, delante de la Imagen de la Virgen, Juan Pablo II consagra una vez más el mundo al Inmaculado Corazón de María, en unión con todos los obispos del mundo que previamente habían sido notificados para que se uniesen con Su Santidad en esta consagración. Mas tarde Lucía confirma que esta consagración satisface la petición hecha por la Virgen.

13 de mayo de 2000 – El Santo Padre Juan Pablo II, en su tercera visita a Fátima y ante mas de 1 millón de peregrinos, beatifica a Francisco y Jacinta. El Papa confirma una vez mas la importancia de los mensajes y de la santidad heroica de los niños videntes. Los presenta como importantísimo ejemplo oración, amor y penitencia. Reconoce la trascendencia los mensajes que la Virgen les comunicó.

26 de junio de 2002 – El Cardenal Bertone, en representación del Vaticano, hace público el mensaje del tercer secreto de Fátima que debía haberse publicado en 1960.

A partir de allí surge una discusión con los “fatimistas” que opinan que no se reveló todo, que hay una parte que no se reveló aún, y que sigue hasta nuestros días.
RESUMEN DE MENSAJES DE LA VIRGEN DE FÁTIMA

Las frases siguientes son los conceptos centrales de la aparición.

“Orad, orad mucho y haced sacrificios por los pecadores. Son muchas almas que van al infierno porque no hay quien se sacrifique y ruegue por ellas” (19 de agosto de 1917)

“Es necesario que se enmienden, que pidan perdón de sus pecados… ¡No ofendan más a Nuestro Señor, que está ya muy ofendido!” (13 de octubre de 1917)

“Para salvar a los pecadores, el Señor quiere establecer en el mundo la devoción a mi Inmaculado Corazón” (13 de julio de 1917)

“A quien abrazare la devoción a mi Inmaculado Corazón, prometo la salvación” (13 de junio de 1917)

“Vendré a pedir la consagración del mundo a mi Inmaculado Corazón y la comunión reparadora en los primeros sábados de mes” (13 de junio de 1917)
LAS CLAVES PARA COMPRENDER FÁTIMA

A lo largo de las seis apariciones, nuestra la Madre Celestial fue entregando una serie de mensajes que cambian el curso de nuestro entendimiento sobre el mundo en que vivimos.
Ante todo hubo varias advertencias al creciente apego al pecado y a la negación de Dios en el mundo moderno.

María advierte sobre la necesidad de orar el Santo Rosario, pedir perdón por los pecados del mundo y orar por la Paz.
.
Nuestra Madre anuncia el fin inminente de la primera guerra mundial.
.
Pero advierte que en caso de no convertirse, el mundo enfrentaría pronto una guerra peor aún (fue la Segunda Guerra Mundial, que se inició en 1939).

María les muestra el infierno a los tres niños, que ante el horror miraron a la Virgen con sus rostros demudados.
Nuestra Madre Celestial les dijo que para evitar que mucha gente pierda su alma y fuera allí, Dios quería instaurar la devoción al Corazón Inmaculado de María, ya que a través de la misma se podrán salvar a muchas almas (primera parte del mensaje).
También advierte sobre el peligro del comunismo ateo, y pide la Consagración de Rusia al Corazón Inmaculado de María, como freno a la difusión del error por el mundo, promoviendo guerras y persecuciones a la Iglesia.
María anuncia mucho sufrimiento al Papa y a la Iglesia.

Finalmente, la Virgen realiza una advertencia.
.
Si los hombres no se convierten y arrepienten, ya no podrá detenerse el castigo de Dios a tanta ofensa y traición a su amor..
Un gran castigo se abatirá sobre la humanidad, varias naciones serán aniquiladas, habrá guerra, hambre y persecuciones a la Iglesia y al Santo Padre (segunda parte del mensaje).

LA MEDIACIÓN UNIVERSAL DE MARÍA SANTÍSIMA

Para entender el conjunto de visiones y comunicaciones con que Lucía, Francisco y Jacinta fueron favorecidos, hay que tener en cuenta, ante todo, la doctrina católica sobre la comunión de los santos. Las oraciones y méritos de una persona pueden beneficiar a otra.
De este modo, es lógico que las oraciones, los sacrificios y el holocausto de la propia vida ofrecidos por los tres niños, máxime después de beneficiados espiritualmente por las apariciones de la Reina de todos los Santos, pueden aprovechar a un gran número de almas e incluso a naciones enteras.

Nuestra Señora vino, pues, a solicitar oraciones y sacrificios a los tres.
.
A Jacinta y Francisco les pidió también el holocausto de la vida, ofreciéndose como víctimas expiatorias por los pecados de los hombres.
.
A Lucía le pidió que se quedara en este mundo para el cumplimiento de una misión de difusión.

NUESTRA SEÑORA NO HABLÓ SOLO PARA PORTUGAL, SINO PARA EL MUNDO ENTERO

Otra noción para la comprensión de los acontecimientos de Fátima es la de la mediación universal de María Santísima.
.
Ella actúa como Medianera suprema y necesaria -por libre voluntad de Dios- entre el Redentor ofendido y la humanidad pecadora.

Por otro lado, es Medianera siempre oída y, como tal, ejerce una verdadera dirección sobre los acontecimientos.
Es Medianera regia, que será glorificada con la victoria de su Corazón maternal, que será la más alta expresión de la victoria del propio Dios.
Hablando a los pequeños pastores, nuestra Señora quiso hablar al mundo entero, exhortando a todos los hombres a la oración, a la penitencia y a la enmienda de vida.
De modo especial habló al Papa y a la Sagrada Jerarquía, pidiéndoles la consagración de Rusia a su Corazón Purísimo.
LA SITUACIÓN ALTAMENTE CALAMITOSA DEL MUNDO EN NUESTROS DÍAS
La Madre de Dios hizo estos pedidos en vista de la situación religiosa en que se encontraba el mundo en la época de las apariciones, es decir, en 1917.

Nuestra Señora señaló dicha situación como altamente calamitosa.
.
La impiedad y la impureza habían dominado la tierra a tal punto que para castigar a los hombres había estallado una verdadera hecatombe, que fue la Primera Guerra Mundial.
.
Esa conflagración terminaría en breve y los pecadores tendrían tiempo para corregirse, atendiendo el pedido de Fátima.

Si ese pedido fuese oído, la humanidad conocería la paz.
En caso de que no fuese oído, vendría otra guerra aun más terrible.
Y, en caso de que el mundo continuase sordo a la voz de su Reina, una suprema hecatombe de raíz ideológica y de proporción universal, implicando una grave persecución religiosa, afligiría a todos los hombres, trayendo grandes sufrimientos para el Romano Pontífice.
Rusia esparcirá sus errores por el mundo, promoviendo guerras y personas contra la Iglesia.
El Santo Padre tendrá mucho que sufrir.


DESPUÉS DE UNA SUPREMA HECATOMBE VENDRÁ EL REINO

Quebrada así, a lo largo de toda una cadena de calamidades, la dura cerviz de la humanidad contemporánea, habrá una gran conversión de almas.
.
Esa conversión será específicamente una victoria del Corazón Purísimo de la Madre de Dios:
.
«Por fin mi Inmaculado Corazón triunfará… »..
Será el reinado de María sobre los hombres.

Con la intención de incitar más eficazmente a la humanidad a acoger ese mensaje, Nuestra Señora hizo ver a sus tres confidentes las almas condenadas al infierno.
Cuadro trágico descrito por ellos de modo admirable, y apropiado para reconducir a la virtud a los pecadores endurecidos.
Esa visión lúgubre muestra bien como se equivocan profundamente quienes afirman que es inadecuada para los hombres de este siglo la meditación sobre los tormentos eternos.

PRUEBAS DE LA AUTENTICIDAD DEL MENSAJE DE FÁTIMA

Con el fin de probar la realidad de las apariciones, y por lo tanto la autenticidad del mensaje, la Virgen dispuso tres tipos de acontecimientos:

La afluencia de una gran número de espectadores en el momento en que Ella hablaba a los videntes.

Aunque sólo ellos fuesen los destinatarios inmediatos del mensaje, los circunstantes, haciendo uso de la penetración psicológica común, podían cerciorarse de que los tres niños no mentían ni eran objeto de una ilusión al afirmar que estaban en contacto con Nuestra Señora, sino que realmente oían y hablaban con un ser invisible para los demás.

El prodigio de las transformaciones cromáticas y de los movimientos del sol.

Ese prodigio se hizo ver en una zona mucho mayor que el lugar de las apariciones, a punto de no poder ser explicado por un fenómeno de sugestión colectiva (sumamente difícil de ocurrir, dicho sea de paso, con las 50 a 70 mil personas que se hallaban en Cova da Iría)

Se confirmó la profecía de que poco después de las apariciones de Fátima la Primera Guerra Mundial acabaría; como se confirmó también la profecía de que, no enmendándose la humanidad, otra guerra mundial estallaría.

La luz extraordinaria que iluminó los cielos de Europa antes de la segunda conflagración fue un hecho observado en varios países y universalmente conocido.

La Señora había prevenido a los videntes de que esa sería la señal del castigo inminente. Y el castigo vino enseguida.

La previsión del castigo supremo, que es la difusión del comunismo, comenzó a realizarse poco después de las apariciones.

Es importante notar que la Santísima Virgen anunció que Rusia esparciría sus errores por el mundo.

Pero cuando esa profecía fue hecha -13 de julio de 1917-, la expresión era más o menos ininteligible.

En efecto, el zarismo apenas acababa de caer, siendo substituido por el régimen burgués de Kerensky, y no se podía saber cuáles serían esos errores rusos.

Pues es evidente que no se trataba de la difusión de la religión greco-cismática, momificada y privada de toda fuerza de expansión.

De este modo, la ascensión de los marxistas al poder en la infeliz Rusia, en el mes de noviembre de 1917, fue, sin duda alguna, el elocuente comienzo de la confirmación de la profecía.

Enseguida, el Partido Comunista ruso inició la propagación mundial de sus errores, lo que acentuó todavía más la coincidencia entre lo que la Virgen había anunciado y el curso de los acontecimientos.

Después de la Segunda Guerra Mundial, la expansión comunista se acentuó mucho más aún, porque numerosas naciones, subyugadas mediante el fraude y la fuerza, cayeron bajo el dominio soviético.

Rusia se convirtió así en un peligro mundial.


APARICIONES APROBADAS POR LA IGLESIA

La Iglesia Católica ha aprobado oficialmente las apariciones de Fátima ya desde 1930.
.
Cinco Papas han reconocido públicamente su aprobación y creencia, y varios han visitado Fátima en peregrinación solemne.

Juan Pablo II atribuyó públicamente a Nuestra Señora de Fátima el haberle salvado del atentado sufrido el 13 de mayo 1981.
Al año siguiente, estando él en Fátima, declaró:

“el Mensaje de Fátima es más relevante y más urgente hoy, que cuando Nuestra Señora se apareció por primera vez.”

La creencia en las apariciones y en el Mensaje de Fátima es hoy en día sinónimo de una adhesión ortodoxa a las doctrinas, ritos, prácticas y enseñanzas tradicionales de la Iglesia Católica Romana.
Aunque muy severo en sus advertencias y avisos de los terribles castigos que pudieran venir a la humanidad, por sus pecados y la desobediencia de los hombres, el de Fátima es un mensaje de afirmación de la vida, de fomento de la fe, de paz y de esperanza para todos los Católicos; y todos aquéllos otros de buena voluntad.
EL SANTUARIO DE COVA DA IRÍA
El Santuario de Fátima, localizado en la Cova da Iria, freguesía de Fátima (Portugal) es uno de los más importantes santuarios marianos del mundo.
El santuario está situado a 25 km de Leiria y a 120 km de Lisboa.

El Santuario está compuesto principalmente por la Capilla de las Apariciones, Recinto de Oración, Basílica de Nuestra Señora del Rosario, Casa de Retiro de Nuestra Señora del Carmen y Rectorado, Casa de Retiro de Nuestra Señora de los Dolores y Albergue para enfermos, Plaza Pío XII, Centro Pastoral Pablo VI y la nueva iglesia de la Santísima Trinidad.

La Azinheira Grande era la encina más grande de la Cova da Iria en 1917 y, por eso, también es parte de la historia de las apariciones. Junto a ella, esperaban los pastorcitos a que apareciera la Virgen.
La Cruz Alta tiene 27 m de altura.
Un módulo de hormigón del muro de Berlín recuerda la intervención de Dios, prometida en Fátima, en la caída del comunismo.
El Presépio es una escena del nacimiento de Jesús, cuyo autor es el escultor José Aurélio y está situado junto al Rectorado.
La Basílica de Nuestra Señora del Rosario, comenzó a ser construida en 1928, en estilo neo-barroco consagrándose el 7 de octubre de 1953. La torre tiene 65 m de altura, estando rematada por una corona de bronce de 7000 kg, encimada por una cruz, iluminada durante la noche.
El día 13 de mayo de 1958, fue inaugurada una gran estatua del Inmaculado Corazón de María.
En junio de 1959 fue colocada en el nicho de la fachada de la Basílica.
Las tumbas de los hermanos Francisco y Jacinta Marto, se encuentran respectivamente en el extremo derecho e izquierdo del transepto.
La Capilla de las Apariciones es el verdadero corazón del Santuario. Fue el primer edificio construido en Cova de Iria, y precisamente en el lugar de las apariciones de Nuestra Señora.
El local está marcado par la columna de mármol sobre la cual está colocada la Imagen de la Virgen.
Convergen por aquí los más de cuatro millones de peregrinos que visitan anualmente este Santuario.
La construcción de la capilla fue como respuesta a la petición de Nuestra Señora: “Quiero que hagan aquí una capilla en mi honor”.
Fue construida en el local de las apariciones en 1919, del 28 de abril al 15 de junio. La primera Misa allí fue celebrada el día 13 de octubre de 1921.
Jacinta y Francisca marto
SAN JOSÉ TAMBIÉN ESTUVO EN EL MILAGRO DEL SOL DE FÁTIMA Y ESTE ES SU SIGNIFICADO.

Milagro del sol (1917) y pintura de San José / Foto: Captura de YouTube y Flickr de LawrenceOP (CC-BY-NC-2.0)
LISBOA, 08 May. 17 / 11:03 am (ACI).- Sobre las apariciones de la Virgen de Fátima en Portugal muchas personas deben haber oído hablar del “Milagro del Sol” de 1917, pero pocos conocen que San José también estuvo presente en la visión de Sor Lucía.
La Sierva de Dios y vidente de Fátima, Sor Lucía, describió la aparición en sus Memorias: “Desaparecida Nuestra Señora en la inmensa lejanía del firmamento, vimos al lado del sol, a San José con el Niño y a Nuestra Señora vestida de blanco, con un manto azul. San José con el Niño parecían bendecir al mundo, con unos gestos que hacían con la mano en forma de cruz”.
“Esto reitera la importancia del papel de San José dentro de la Iglesia. Dice tanto para nuestro mundo de hoy. Es el gigante silencioso, el amigo olvidado que está constantemente presente”, explicó Mike Wick, director ejecutivo del Institute on Religious Life, apostolado que promueve y apoya el crecimiento, desarrollo y renovación de la vida consagrada.
Además, Wick dijo que la presencia de la Sagrada Familia en la última aparición de Fátima es un “recordatorio oportuno” de que la Iglesia debe ser “la familia de Dios”.
“San José, que es jefe de la Sagrada Familia, nos da una gran instrucción sobre el plan de Dios”, añadió.
En ese sentido, Mons. Joseph Cirrincione, estudioso por más de 40 años de las apariciones de Fátima, detalló en su libro “St. Joseph, Fatima and Fatherhood” (1989) que las apariciones definitivamente son un recordatorio de la importancia de la paternidad.
“La paternidad de San José, como con todos los padres humanos, es el reflejo en una criatura de la paternidad de Dios Padre. La visión de San José y del Niño Jesús bendiciendo al mundo, con María al lado del sol, que no ha dejado su lugar, es la seguridad de Dios de que, aunque el hombre pueda rechazarlo, Dios nunca rechazará al hombre”, enfatizó.
Cuando la pacífica escena familiar es interrumpida por los giros del sol durante el Milagro del Sol, Mons. Cirrincione cree que se trata de 
“un presagio siniestro de las consecuencias para el mundo, que seguramente se sentirán si la verdadera paternidad de Dios y el tradicional papel fuerte del padre de la familia son rechazados por la humanidad”.
“El Milagro del Sol representa no tanto una amenaza de males venideros, sino un presagio del destronamiento de Dios Padre y una indicación de las terribles consecuencias que seguirán”, resaltó.
Mons. Cirrincione explicó 
“que la paternidad humana, como reflejo de la paternidad de Dios, fue diseñada para ser el pilar de la familia” y que la “desaparición de la estima por la paternidad ha llevado al colapso de ese pilar y a la desintegración de la familia”.
En el siglo IX, el Papa León XIII consagró el mes de octubre a la Virgen del Rosario –título con el que María se llamaría a sí misma en Fátima–, y en su encíclica Quamquam Pluries (Devoción a San José) de 1889, el Papa pidió 
“que el pueblo cristiano invoque continuamente, con gran piedad y confianza, junto con la Madre de Dios, a su casto esposo San José”.
Debido a que era “de gran importancia la devoción a San José” este Papa escribió y ofreció una oración al Santo Custodio para que fuera recitada después del Rosario durante el mes de octubre.
FÁTIMA, Altar del Mundo. UN REPORTAJE-DOCUMENTAL PARA VIVIR ESTE CENTENARIO DE FÁTIMA .
https://www.youtube.com/watch?v=EGSw0wsWtyY
¡100 AÑOS DE FATIMA! por el padre Salvador Fornieles
Entre los años 1935 y 1941, Sor Lucia escribió las Memorias de Fátima, en cuatro volúmenes. En este libro, da a conocer los mensajes de Fátima, pero no todos, sino los dos primeros. Corresponden a la visión del infierno y al anuncio de la Segunda Guerra mundial, en caso que el hombre no se arrepienta y haga penitencia. 
La visión que tuvo sor Lucia del infierno se puede encontrar en el libro "Después" de Don Federico Suárez, publicado por Rialp en la colección Patmos. Es impresionante.
La nueva guerra sería indicada por una gran luz en el cielo, aparecida en el hemisferio norte el 25 de enero de 1938. Todo el mundo la vio. La guerra no había sido declarada -faltaba un año y medio- pero a los dos meses de la aurora boreal, Alemania invadió Austria, y poco después, Checoslovaquia, pero el signo en el cielo había aparecido. 
Parece ser que las auroras se dan en zonas próximas a los polos: Groenlandia, Laponia, Alaska, la Antártida, algunos de los lugares donde son comunes. En el hemisferio norte las auroras reciben el nombre de ‘boreales’ y ‘australes’ en el sur.
Los dos primeros mensajes, como vimos, fueron escritos cuando ya había comenzado la segunda Guerra Mundial y habían sido divulgados por primera vez en un libro llamado «Las maravillas de Fátima», de 1942. 
Teniendo en cuenta la frágil salud de sor Lucia, el obispo de Leiría teme que pudiera morir sin haber comunicado la tercera parte del Secreto. Y así, al final del verano de 1943 le ordena que fije por escrito también la última parte de la profecía. 
La vidente lo intenta en cuatro ocasiones, pero no logra hacerlo hasta que, en los primeros días de enero de 1944, sor Lucia advierte la presencia de María, y cuenta lo que sucedió en una carta al obispo, entregada junto con el Tercer Secreto. 
El 13 de marzo del 2000, por orden de Juan Pablo II se hace público el secreto y el encargo al Card. Ratzinger de comentarlo.
Dos palabras para terminar este breve comentario vinculado con la fecha: la Virgen advirtió que si no se hacía penitencia y se rezaba por los pecadores, el hombre iba a ser sometido a un castigo mayor: 
"Oh! Jesús mío, perdónanos, libranos del fuego del infierno, lleva todas las almas al cielo y socorre especialmente a las más necesitadas de tu misericordia".
RESUMEN
LOS PASTORCITOS QUE VIERON A LA VIRGEN DE FÁTIMA.
Santos FRANCISCO (1908-1919) y JACINTA MARTO (1910-1920).
Según el testimonio reconocido por la Iglesia, los hermanos FRANCISCO Y JACINTA MARTO fueron testigos de las apariciones de la VIRGEN MARÍA en el BARRIO COVA DA IRÍA entre Mayo y Octubre de 1917 y cuando tenían 9 y 6 años respectivamente, lo que los convierte en los SANTOS más jóvenes no mártires de la historia de la Iglesia Católica.

La Iglesia celebra el 20 de febrero la fiesta litúrgica de los SANTOS FRANCISCO Y JACINTA MARTO, dos de los tres niños que tuvieron la visión de la Virgen en 1917; fecha que coincide con la muerte de SANTA JACINTA MARTO.

FRANCISCO Y JACINTA cuidaban ovejas y cabras junto a su prima mayor, LUCÍA, cuando empezaron a ver y hablar con una "SEÑORA VESTIDA DE BLANCO" que les transmitió hasta el 13 de octubre del mismo año tres mensajes para la humanidad.

FRANCISCO Y JACINTA , que murieron niños, tal como les había anticipado la Virgen, fueron beatificados en el año 2000 por San Juan Pablo II, en presencia de su prima mayor, sor LUCÍA DOS SANTOS, única superviviente de los tres pastorcillos.

En esa misa, se reveló el TERCER SECRETO DE FÁTIMA, considerado LA PREDICCIÓN DEL INTENTO DE ASESINATO DE JUAN PABLO II.

LOS OTROS DOS SECRETOS eran:
- El final de la Primera Guerra Mundial (1914-1918), la muerte prematura de FRANCISCO Y JACINTA,
- La conversión de Rusia, ocurrida con la desintegración de la Unión Soviética.
Santos FRANCISCO (1908-1919) y JACINTA MARTO (1910-1920).
FRANCISCO EN FÁTIMA. 13 de Mayo de 2017.
ANTE MÁS DE UN MILLÓN DE FIELES, EL PAPA FRANCISCO PRONUNCIÓ LA FORMULA CANÓNICA QUE LOS INSCRIBE EN EL REGISTRO DE LOS SANTOS.
LA BEATIFICACIÓN DE LOS DOS PASTORCITOS DE FÁTIMA TAMBIÉN SE CELEBRÓ EN EL SANTUARIO PORTUGUÉS, EL 13 de Mayo de 2000, DURANTE EL GRAN JUBILEO, Y FUE PRESIDIDA POR SAN JUAN PABLO II, ANTE LA PRESENCIA DE SOR LUCIA, QUIEN FALLECIÓ EL 13 de Febrero de 2005, A LOS 98 AÑOS DE EDAD.
13 de Mayo de 2017
EL MILAGRO POR EL QUE LOS PASTORCITOS FRANCISCO Y JACINTA FUERON CANONIZADOS. 
EL PAPA FRANCISCO DECLARÓ SANTOS A DOS DE LOS PASTORES QUE HACE 100 AÑOS VIERON A LA VIRGEN DE FÁTIMA. LA HISTORIA DEL MILAGRO QUE LO PERMITIÓ.
Santos FRANCISCO (1908-1919) y JACINTA MARTO (1910-1920).
La curación total de una grave lesión cerebral que padecía Luca Baptista, un niño brasileño. Esto fue lo que al ser reconocido como milagro por la Iglesia Católica, hizo posible la canonización de este sábado de los hermanos Francisco y Jacinta Marto, dos de los tres pastores que vieron a la Virgen de Fátima hace 100 años.
Francisco (1908-1919) y Jacinta (1910-1920) fueron dos de los tres niños, junto con su prima mayor Lúcia (1907-2005), que aseguraron ver a la Virgen en 1917. La historia que justifica el paso de beatos a santos de los hermanos portugueses, envuelta en secretismo, fue revelada el pasado jueves en Fátima. Los encargados fueron los padres del niño brasileño, João Baptista y Lucila Yuri, procedente del municipio de Juranda, en el estado de Paraná.
Virgen de Fátima
El accidente. Según contó el matrimonio, su hijo Lucas sufrió una grave lesión cerebral al caer por una ventana de una altura de seis metros y medio en marzo de 2013, cuando tenía 5 años. El accidente le provocó un "traumatismo craneal grave" y "pérdida de tejido cerebral en el lóbulo izquierdo". El menor llegó al hospital "en coma, muy grave", declaró el padre a la prensa.
Tras recibir el diagnóstico de que su hijo Luca tenía pocas probabilidades de sobrevivir y si lo hacía tendría problemas cognitivos o quedaría en coma, los padres decidieron rezarle a los pastores. Poco después, se recuperó sin secuelas.
En el centro de salud, el menor "tuvo dos paradas cardíacas y fue operado con urgencia". El pronóstico era de "pocas probabilidades de vivir". Baptista contó que tras algunos días el parte médico varió ligeramente para indicar que si Lucas sobrevivía, lo haría "con grandes deficiencias cognitivas o incluso estado vegetativo".
Francisco y su hermana Jacinta fueron canonizados por el Papa Francisco en su natal Portugal en el aniversario 100 de la primera aparición de la Virgen de Fátima. | Fuente: aciprensa.com
El milagro. La familia, que se declara devota de Fátima, decidió rezar a los pastores y pidió a una comunidad cercana de carmelitas que también lo hicieran. Pocos días después, el pequeño Lucas experimentó una recuperación total, sin ninguna secuela. "Sabemos con toda la fe de nuestro corazón que el milagro fue obrado por los pastorcillos", dijo Baptista. Los padres de Luca hablaron junto a la postuladora de la causa de la canonización, Ângela Coelho.
El abrazo entre el Papa Francisco y el pequeño Luca | Fuente: AFP
Este domingo, Luca estuvo presente en la ceremonia en Fátima en la que el Papa Francisco declaró santos a Francisco y Jacinta. Estuvo acompañado por sus padres y su hermana. Según informó la agencia EFE, el pequeño llevó las ofrendas en la misa, que tuvo medio millón de asistentes, y recibió un abrazo del líder de la Iglesia Católica. (Con información de EFE)
Virgen de Fátima




















  

 CORONA DE LA VIRGEN DE FÁTIMA
La flecha roja, señala dónde está colocada LA BALA QUE FUE EXTRAÍDA DEL CUERPO DEL PAPA Juan Pablo II luego del atentado del 13 de mayo de 1981.
Dentro del cuerpo del PAPA la bala siguió una trayectoria que nadie puede explicar, evitando tocar órganos que, de otra manera, hubiera ocasionado su muerte.
El PAPA atribuyó a la Virgen María haber desviado milagrosamente la bala con su mano maternal.
En señal de agradecimiento, donó la BALA EXTRAÍDA para ser colocada en la CORONA DE LA VIRGEN DE FÁTIMA, donde calzó perfectamente cómo si la CORONA hubiera sido hecha, muchos años antes, para alojar esta bala...
“EL ROSARIO ME HA ACOMPAÑADO EN LOS MOMENTOS DE ALEGRÍA Y EN LOS DE TRIBULACIÓN, A ÉL HE CONFIADO TANTAS PREOCUPACIONES Y EN ÉL SIEMPRE HE ENCONTRADO CONSUELO”. San Juan Pablo II



Nuevo vídeo de ‘May Feelings’ dedicado a las apariciones de Fátima en su centenario
https://www.youtube.com/watch?v=tU8I0gdc4lY

Fuente:
http://es.catholic.net/mariologiatodoacercademaria/572/1428/articulo.php?id=23290
http://forosdelavirgen.org/68/los-videntes-de-fatima-portugal-13-de-mayo/
http://forosdelavirgen.org/67/virgen-de-fatima-portugal-13-de-mayo/
https://www.aciprensa.com/noticias/san-jose-tambien-estuvo-en-el-milagro-del-sol-de-fatima-y-este-es-su-significado-86576/
http://rpp.pe/mundo/actualidad/el-milagro-por-el-que-los-pastorcitos-francisco-y-jacinta-fueron-canonizados-noticia-1050467

No hay comentarios.:

Publicar un comentario