AQUÍ ENCONTRARÁS, ARTÍCULOS FOTOS Y VÍDEOS SOBRE LA FE CATÓLICA APOSTÓLICA Y ROMANA, DOCTRINA SOCIAL DE LA IGLESIA, COMENTARIOS DE ENCÍCLICAS, PENSAMIENTOS Y TEXTOS DE SANTOS DIGNIDAD HUMANA, DERECHOS HUMANOS, HISTORIA, EDUCACIÓN VIDEOS MUSICALES CLÁSICOS Y DE TODAS LAS ÉPOCAS.

"Soy un hombre de armas, un guerrero, scout. Paradójicamente, al único de mi especie que admiro, empuñó solamente la palabra, su técnica fue la humildad, su táctica la paciencia y la estrategia que le dio su mayor victoria fue dejarse clavar en una cruz por aquellos que amaba".

“Espíritu Santo, inspírame lo que debo pensar, lo que debo decir, lo que debo callar, lo que debo escribir, lo que debo hacer, como debo obrar, para el bien de los hombres, de la iglesia y el triunfo de Jesucristo”.

Desde La Trinchera Del Buen Combate en Argentina. Un Abrazo en Dios y La Patria.

26 de noviembre de 2016

CORONA DE ADVIENTO, ES EL PRIMER ANUNCIO DE NAVIDAD, del 30 de noviembre al 24 de Diciembre

5 DETALLES QUE TAL VEZ NO CONOCÍAS DE LA CORONA DE ADVIENTO
(ACI).- La Iglesia se prepara a iniciar el tiempo de Adviento este domingo 27 de noviembre y como es tradición los fieles se reunirán para rezar y encender la primera vela.
AQUÍ 5 COSAS QUE TODO CRISTIANO DEBE SABER DE LA FAMOSA CORONA DE ADVIENTO.
1. ES EJEMPLO DE LA CRISTIANIZACIÓN DE LA CULTURA
La Corona de Adviento tiene su origen en una tradición pagana europea que consistía en prender velas durante el invierno para representar el fuego del dios sol y pedirle que regresara con su luz y calor.
Los primeros misioneros aprovecharon esta tradición para evangelizar a las personas y les enseñaron que debían aprovechar esta Corona de Adviento como medio para esperar a Cristo, celebrar su natividad y rogarle que infunda su luz en sus almas.
2. SU FORMA CIRCULAR ES SIGNO DEL AMOR DE DIOS
El círculo es una figura geométrica que no tiene ni principio ni fin. La Corona de Adviento recuerda que Dios tampoco tiene principio ni fin, por lo que refleja su unidad y eternidad. Es señal del amor que se debe tener hacia el Señor y al prójimo, que debe renovarse constantemente y nunca detenerse.
3. LAS RAMAS VERDES REPRESENTAN AL CRISTO VIVO
Verde es el color de la esperanza y la vida. Las ramas representan que Cristo está vivo entre nosotros, y el color verde recuerda la vida de gracia, el crecimiento espiritual y la esperanza que debemos cultivar durante el Adviento. El anhelo más importante debe ser el llegar a una unión más estrecha con Dios, nuestro Padre, así como el árbol y sus ramas.
4. LAS CUATROS VELAS REPRESENTAN CADA DOMINGO DE ADVIENTO
Las velas permiten reflexionar en la obscuridad provocada por el pecado que ciega al hombre y lo aleja de Dios. Después de la primera caída del hombre, Dios fue dando poco a poco una esperanza de salvación que iluminó todo el universo, como las velas de la Corona.
En este sentido, así como las tinieblas se disipan con cada vela que encendemos, los siglos se fueron iluminando cada vez más con la cercana llegada de Cristo al mundo.
Las cuatro velas que se colocan en la Corona de Adviento se van prendiendo semana a semana, en los cuatro domingos de adviento, y con una oración especial.
5. UNA DE LAS VELAS ES ROSADA
Tradicionalmente las velas de la Corona de Adviento son tres moradas y una rosada que se enciende el Tercer Domingo de Adviento. El color morado representa el espíritu de vigilia, penitencia y sacrificio que debemos tener para prepararnos adecuadamente para la llegada de Cristo. Mientras que la rosada representa el gozo que sentimos ante la cercanía del nacimiento del Señor.
En algunos lugares, todas las velas de la Corona se sustituyen por velas rojas y en la Noche de Navidad, en el centro, se coloca una vela blanca o sirio simbolizando a Cristo como centro de todo cuanto existe.
Corona de Adviento
SUGERENCIAS
a)Ármala o decórala en familia y motiva a los niños a vivir el Adviento explicándoles esta costumbre y su significado.

b) Colócala en un sitio especial del hogar, de preferencia en un lugar fijo donde la puedan ver los miembros de la familiapara recordar la venida de Jesús y la importancia de prepararse para la Navidad.

c) Establece con anticipación el horario en el que se encenderán las velas y usa una liturgia cada semana.

d) Recuerda que así como se prepara la visita de un invitado, con la tradición de la Corona esperamos a Jesús, el invitado más importante que podemos tener en nuestra familia.

e) En las liturgias de Adviento, distribuye las funciones entre los miembros de la familia para que todos participen y se sientan involucrados en la ceremonia.
Estos son algunos roles:
Arreglar y limpiar el lugar donde irá la Corona antes de comenzar la liturgia.
Encender y apagar las velas.
Dirigir el canto o poner la grabadora con algún villancico.
Dirigir las oraciones.
Leer las lecturas.
Es una costumbre que avanza cada vez más en nuestra Iglesia local el encender las velitas de la Corona de Adviento. Se suelen bendecir en las Misas del primer Domingo de Adviento. Pero cada familia las puede usar igual aunque no estén bendecidas.
LA CORONA DE ADVIENTO
La corona o guirnalda de Adviento es el primer anuncio de Navidad. El Adviento inicia el 1° de diciembre.
La palabra ADVIENTO es de origen latín y quiere decir VENIDA. 
Es el tiempo en que los cristianos nos preparamos para la venida de Jesucristo. El tiempo de adviento abarca cuatro semanas antes de Navidad. 
Una costumbre significativa y de gran ayuda para vivir este tiempo es La corona o guirnalda de Adviento, es el primer anuncio de Navidad. 
ORIGEN
La corona de adviento encuentra sus raíces en las costumbres pre-cristianas de los germanos (Alemania). Durante el frío y la oscuridad de diciembre, colectaban coronas de ramas verdes y encendían fuegos como señal de esperanza en la venida de la primavera. Pero la corona de adviento no representa una concesión al paganismo sino, al contrario, es un ejemplo de la cristianización de la cultura. Lo viejo ahora toma un nuevo y pleno contenido en Cristo. El vino para hacer todas las cosas nuevas.
NUEVA REALIDAD
Los cristianos supieron apreciar la enseñanza de Jesús:
  • «Yo soy la luz del mundo; el que me siga no caminará en la oscuridad, sino que tendrá la luz de la vida.». Juan 8,12: 
La luz que prendemos en la oscuridad del invierno nos recuerda a Cristo que vence la oscuridad. Nosotros, unidos a Jesús, también somos luz:
  • "Vosotros sois la luz del mundo. No puede ocultarse una ciudad situada en la cima de un monte". Mateo 5,14 
En el siglo XVI católicos y protestantes alemanes utilizaban este símbolo para celebrar el adviento: Aquellas costumbres primitivas contenían una semilla de verdad que ahora podía expresar la verdad suprema: Jesús es la luz que ha venido, que está con nosotros y que vendrá con gloria. Las velas anticipan la venida de la luz en la Navidad: Jesucristo.
Corona de Adviento. Entre las velas se diferencia una de color rosado, que simboliza el tercer domingo deAdviento, llamado domingo Gaudete odomingo de la alegría.
LA CORONA DE ADVIENTO 
Se hace con follaje verde sobre el que se insertan cuatro velas. Tres velas son violeta, una es rosa. El primer domingo de adviento encendemos la primera vela y cada domingo de adviento encendemos una vela mas hasta llegar a la Navidad. La vela rosa corresponde al tercer domingo y representa el gozo. Mientras se encienden las velas se hace una oración, utilizando algún pasaje de la Biblia y se entonan cantos. 
Esto lo hacemos en las misas de adviento y también es recomendable hacerlo en casa, por ejemplo antes o después de la cena. Si no hay velas de esos colores aun se puede hacer la corona ya que lo mas importante es el significado: la luz que aumenta con la proximidad del nacimiento de Jesús quien es la Luz del Mundo. La corona se puede llevar a la iglesia para ser bendecida por el sacerdote.
LA CORONA DE ADVIENTO ENCIERRA VARIOS SIMBOLISMOS
La forma circular: El círculo no tiene principio ni fin. Es señal del amor de Dios que es eterno, sin principio y sin fin, y también de nuestro amor a Dios y al prójimo que nunca debe de terminar.
Las ramas verdes: Verde es el color de esperanza y vida. Dios quiere que esperemos su gracia, el perdón de los pecados y la gloria eterna al final de nuestras vidas. El anhelo más importante en nuestras vidas debe ser llegar a una unión más estrecha con Dios, nuestro Padre.
Las cuatro velas: Nos hacen pensar en la obscuridad provocada por el pecado que ciega al hombre y lo aleja de Dios. Después de la primera caída del hombre, Dios fue dando poco a poco una esperanza de salvación que iluminó todo el universo como las velas la corona. Así como las tinieblas se disipan con cada vela que encendemos, los siglos se fueron iluminando con la cada vez más cercana llegada de Cristo a nuestro mundo. Son cuatro velas las que se ponen en la corona y se prenden de una en una, durante los cuatro domingos de adviento al hacer la oración en familia.
Las manzanas rojas que adornan la corona: Representan los frutos del jardín del Edén con Adán y Eva que trajeron el pecado al mundo pero recibieron también la promesa del Salvador Universal.
El listón rojo: Representa nuestro amor a Dios y el amor de Dios que nos envuelve.
BENDICIÓN DE LA CORONA DE ADVIENTO
En algunas parroquias o colegios se hace la bendición de las Coronas de Adviento. Si no se puede asistir a estas celebraciones, se puede hacer la bendición en familia con la siguiente oración:

  • Señor Dios, bendice con tu poder nuestra corona de adviento para que, al encenderla, despierte en nosotros el deseo de esperar la venida de Cristo practicando las buenas obras, y para que así, cuando Él llegue, seamos admitidos al Reino de los Cielos. Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor. Todos: Amén. La bendición de Dios, Padre, Hijo y Espíritu Santo descienda sobre esta Corona y sobre todos los que con ella queremos preparar la venida de Jesús.
Las hay de todas las formas y colores, artificiales y naturales, grandes y chicas… Así que no les puedo dar el formato concreto de cómo debe ser. 
Solamente les digo que su esencia es una corona de material verde con cuatro velas. El resto… creatividad y materiales que se tiene a mano al momento de armarla.
Esta corona, con su particularidad de una vela que se enciende cada domingo durante el almuerzo familiar, expresa un aspecto de la espiritualidad propia de este tiempo litúrgico.
ADVIENTO ES TIEMPO DE:
EL SENTIDO ESPIRITUAL
Por eso, como tal, es tiempo de preparación:
  • Del corazón
  • De la vida. 
La lectura de San Pablo (1 Tes 3,12-4,2) que se lee en la Liturgia marca el rumbo. Este tiempo está dedicado a quienes ya conocemos y vivimos nuestra fe: “de hecho, ustedes ya viven así: hagan mayores progresos todavía” (4,1).

Esta invitación es, en primer lugar, no a crecer en las obras sino a dejar que el Señor obre en y desde nosotros.
Pablo nos recomienda la apertura para
  • “Que el Señor los haga crecer cada vez más” (3,12)
Y así
  • “Él fortalezca sus corazones en la santidad y los haga irreprochables delante de Dios, nuestro Padre” (3,13)
UNA INVITACIÓN A LA VIDA INTERIOR. DOS ESCOLLOS QUE SORTEAR
El primero, el ambiente climático.
Parece chiste, pero no lo es. Estamos a las puertas del verano, al contrario del hemisferio norte que ya disfrutan de las primicias del frío invernal.
El invierno nos mete dentro de la intimidad de nuestras casas. El verano, al contrario, nos saca: por lo menos al patio a tomarnos una cerveza mientras nos hacemos viento para morigerar la temperatura.
Algo de esto influye en nuestra vida de oración. El calor nos hace perder un poco la intensidad del encuentro personal con el Señor.
Por eso en este tiempo la oración se puede transformar en un verdadero “combate” (como dice el Catecismo).
Corremos el riesgo de aflojar en nuestra vida de oración, con la excusa de que el calor no nos permite rezar como quisiéramos.
El segundo escollo es el ambiente cultural.
Las fiestas que se acercan se han paganizado bastante, de la mano de Papá Noel y su comercialización.
Y, así, nos vemos atropellado por una cultura del poseer cosas materiales, materializando nuestros criterios. Corremos el riesgo de banalizar la gratuidad de la Redención, del Amor que se manifestó en el Pesebre.
LA CORONA DE ADVIENTO NOS RECUERDA
  • Que debemos dejar que el Señor nos ilumine progresivamente. Comenzando por la Vida interior, hasta “crecer cada vez más en el amor mutuo y hacia los demás” (3,12). “Comportarse para agradar a Dios” (4,1) es el camino de santidad. 
  • “Crecer cada vez más” es la invitación para este tiempo, de esperanza y preparación.
RITO DE LA ILUMINACIÓN DE LA CORONA EN LA FAMILIA
El encender, semana tras semana, los cuatro cirios de la corona significa nuestra progresiva preparación para recibir la luz de la Navidad.
La luz que emana de cada vela encendida nos recordará
  • Que Jesucristo es la luz del mundo y que quién está fuera de Él habita en las tinieblas. 
El color verde predominante significa
  • La vida y la esperanza que Jesús Resucitado nos regala y de la cual ya somos herederos por el bautismo.
Los invito a que se reúnan cada domingo, antes de bendecir el almuerzo, y hagan este pequeño rito de iluminación.
Sería muy bueno que lo hiciera la madre de familia (o la mayor de las mujeres presentes) como doble signo de la Iglesia como Madre que nos ilumina y del Espíritu Santo (la Ruaj Santa, el eterno femenino) que fecunda la Vida del Señor resucitado y nos ilumina la inteligencia.
En el nombre del Padre +, del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén
Oremos.
La tierra, Señor, se alegra en estos días,
y tu Iglesia desborda de gozo ante tu Hijo el Señor,
que se acerca como luz esplendorosa,
para iluminar a los que estamos en las tinieblas
de la ignorancia, del dolor y del pecado.
Lleno de esperanza en su venida,
tu pueblo ha preparado esta corona,
y la ha adornado con luces.
Ahora que vamos a empezar
el tiempo de preparación para la venida de tu Hijo,
te pedimos, Señor, que
mientras se acrecienta cada día
el esplendor de esta corona con nuevas luces,
a nosotros nos ilumines con el esplendor de Aquel
que, por ser la luz del mundo,
iluminará todas las oscuridades.
Él que vive y reina por los siglos de los siglos.
Amén.
A continuación se enciende el cirio que corresponda, según la semana de Adviento en la cual esté. 
Puede ser acompañado por un canto navideño, un villancico o el Padre Nuestro.
Fuente:
http://es.catholic.net/celebraciones/120/301/articulo.php?id=1816
http://padrefabian.com.ar/la-corona-de-adviento/
https://www.aciprensa.com/noticias/5-detalles-que-tal-vez-no-conocias-de-la-corona-de-adviento-18726/

No hay comentarios.:

Publicar un comentario